Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Índice del artículo



                                                           REUNIÓN OPERATIVA MONTEVIDEO

“Los mensajes que os he transmitido por voluntad del Cielo” dice Giorgio al grupo operativo del arca de Montevideo “no son revelaciones para vosotros que conocéis la obra, sino que son una indicación para cumplir esta obra; es por ello que quiero compartir con vosotros y explicar mejor estos conceptos a través de las preguntas que tengáis para hacerme. Como sabéis, en este momento la misión está llegando a un punto muy importante y al mismo tiempo muy delicado, quizás el más delicado de la historia de nuestra obra porque los acontecimientos que estamos viviendo, acontecimientos planetarios, y no solo, incluso a nivel local, en un cierto aspecto nos involucran directamente y a muchas personas más. El tema central de este viaje está dirigido a lograr que nos concentremos mayormente en la visión de las cosas, en la comprensión de quiénes somos, adónde vamos, porqué estamos aquí, cuál es nuestro camino y, por así decirlo, cuál es ‘nuestra iglesia’. Siempre me habéis oído decir que no pertenecemos a ninguna institución y de hecho así es, sin embargo formamos parte de la iglesia espiritual de Cristo pero a esta iglesia siempre la hemos llamado ‘la Iglesia de Juan’, que es diferente de la Iglesia de Pedro. Nunca antes habíamos explicado esta diferencia pero creo que ha llegado el momento de hacerlo. Nosotros formamos parte de la iglesia espiritual de Juan, no de la institución del Vaticano, ni de la de Pedro, que es respetable y que creemos que fue fundada por Cristo, y que tuvo y tiene la misión de salvar a las almas llamándolas a la revelación de Cristo, pero no es la iglesia para aquellos a los que yo defino como ‘Iniciados’.
Ahora, si cometemos errores, si caemos, y pecamos esto es otra cosa, es problema nuestro, nuestras tentaciones, pero eso no quita que hayamos conocido el mensaje del Consolador prometido, Aquel que nos ha revelado todo lo que Cristo nos había profetizado. ‘Os envío al Consolador y a través de él os hablaré de todo, del Espíritu Santo, del pecado del hombre, del Juicio, de las cosas celestes, de las profecías que he dejado escritas hace dos mil años y de las que hoy no os hablo porque no podéis comprender’. Por este motivo seguimos a Giorgio en este momento. Tanto Juan el Bautista como Juan el Apóstol representan una sola cosa. Es por ello que nunca hemos formado parte de la institución católica apostólica romana; hemos participado de algunos rituales, como ir a misa, tomar la comunión, pero sin participación operativa como hacemos con esta obra. El mensaje de la Iglesia de Juan reconoce las señales del Cielo, recibe a todos aquellos que quieran hacer obras a favor de la vida y reconocen y afirman que Cristo salvará también a los ateos si estos hacen obras. Una iglesia cósmica, universal, por lo tanto, una institución que no es una istitución. Parecería ser un juego de palabras, pero no es así. Ha llegado el tiempo en el que tenemos que dejarnos envolver por los acontecimientos, no podemos escapar de ellos, sino que tenemos que vivirlos formando parte de los mismos y explicándolos. Esto significa que pronto, en la última parte de los tiempos que nos separan de la Segunda Venida de Cristo, me refiero a los próximos meses, o pocos años, en los lugares en los que vivimos y en los que representamos a la Iglesia de Juan, nos tocará dar testimonio y dar respuestas precisas a la gente que venga a buscarnos luego de la manifestación de los acontecimientos que ocurrirán y sobre los cuales la Iglesia de Pedro nunca ha hablado. La Iglesia espiritual de Juan es el único, o uno de los pocos grupos espirituales del mundo capaz de decirles la Verdad. Es importante nuestra preparación interior, tenemos que tomar conciencia de quiénes somos, no quiere decir que tenemos que exaltar nuestro ego y volvernos fanáticos de nosotros mismos, porque esto no sirve para nada, nunca ha servido y nunca servirá, no sería más que una pérdida de tiempo, sino por la tarea que pronto tendremos que asumir. Esta preparación, esta comprensión nos sirve para tomar conciencia de una próxima tarea, que muy pronto tendremos que cumplir, que ya ha iniciado y que de hecho yo vivo en primera persona, mientras que por ahora vosotros vivís en forma menor. Hemos sido elegidos por el Cielo para explicar a la gente lo que está ocurriendo, los motivos a nivel espiritual, social, político, científico, aunque en menor medida ya que no somos competentes en este último sector. Sobre todo en el plano espiritual-religioso y social-político. Ya el entrenamiento que hemos hecho a lo largo de estos últimos años algunas veces nos ha llevado a ser protagonistas de estos hechos, a través de denuncias políticas, civiles, etc. Pero si no nos preparamos seriamente, interiormente, e intelectualmente para todo esto, adquiriendo una mayor conciencia, seremos atacados por el miedo y escaparemos. Estamos hablando fundamentalmente de acontecimientos catastróficos que ocurrirán en la Tierra, tanto naturales como políticos, movilizaciones sociales, dictaduras, o aparentes dictaduras disfrazadas de democracia, etc. Precisamente dentro de algunos días haremos una movilización civil en contra de la energía nuclear; es decir, sobre energía nuclear, bombas atómicas, mafia, temas místicos, milagros, señales en el cielo y en la Tierra, miles de naves extraterrestres en nuestros cielos... ¿A quién pensáis que las personas se dirigirán para preguntar sobre todos estos temas? Surgirán preguntas como: ¿Qué está ocurriendo? ¿Porqué las imágenes de la Virgen lloran sangre? ¿Por qué el narcotráfico se ha arraigado en Montevideo cuando antes estaba difundido únicamente en Colombia? ¿Porqué cae la bolsa de Montevideo y todos viven en la miseria?... Todos temas aparentemente lejanos unos de otros, pero nosotros somos los que podemos dar una explicación lógica gracias además a la cultura que nos transmiten hombres como por ejemplo Giulietto Chiesa, estos grandes e importantes periodistas, que nos están explicando cuál es el panorama del futuro en forma más humana, pero que es lo mismo que hace años nos explicaron Eugenio Siragusa y Giorgio con sus mensajes. Todo esto ocurrirá. Muchas personas, miles de ellas, formarán fila para llamar a la puerta de esta casa.
Nuestra rabia, nuestra tristeza, nuestro sufrimiento, no tienen que convertirse en una tentación, sino que tienen que ser un impulso para tener fe en el trabajo que estamos haciendo y en el que haremos en el futuro... nuestros programas de radio, nuestras pequeñas conferencias, las participaciones en las protestas civiles, etc. No tenemos que retirarnos a vivir en las montañas, o en la estancia ‘La Aurora’, ni comprarnos una casa allí, o formar una secta y esperar que las astronaves lleguen y nos salven a todos. No tenemos que conservar la comida porque está por llegar el Apocalípsis y los tres días de oscuridad, y así olvidarnos del mundo. Al contrario, tenemos que mezclarnos con el mundo, vivir y afrontar los problemas sociales pero con nuestro mensaje espiritual, ésta es la clave. Por lo tanto no me quejo de nada, no tengo otras indicaciones para daros. Para mi el camino que estamos recorriendo es el correcto y si hay algo que tengo que hacer es solo tratar de hacer más y seguir haciendo lo que ya estamos haciendo.
El otro mensaje de la Iglesia de Juan es que no podemos retroceder, no tenemos que retroceder. Y repito lo que dije en Argentina: Cristo ya nos ha perdonado los pecados que estamos cometiendo y los que cometeremos pero no nos perdonará si renunciamos. Si mañana tropezamos, caemos, Cristo nos perdona, pero no nos perdona si no nos levantamos. Si alimentamos pensamientos como: ‘El mundo es terrible, nefasto, aquí en Uruguay nunca cambia nada, ya no soporto más, me retiro’. Cristo no nos perdonará porque nosotros somos conscientes de la Verdad de la que Juan el apóstol nos inició, la Verdad de Cristo. Es por ello que nosotros que hemos recibido tanto, hasta incluso la señal de Cristo, visible en el cuerpo de uno de nosotros, no nos lo podemos permitir. Toda la Verdad que nos ha sido revelada en el mensaje del Cielo, de los extraterrestres, de la reencarnación, de los cambios climáticos, de la Madre Tierra que reacciona, de la Segunda Venida de Cristo, se volverá evidente a través de un gran cambio, lento pero inexorable, que nos llevará hacia la nueva era. En todos los sectores en los que estamos trabajando, lo que nos tiene que invadir, inundar como un tsunami es el mensaje de Cristo, el anuncio de Su Segunda Venida y todo lo que ello implica: los extraterrestres, las profecías, la denuncia de los crímenes, de la corrupción, de la mafia, de la energía nuclear, de las guerras, la ayuda a los que sufren y a los hermanos que no tienen nada, porque en el futuro próximo, realmente dentro de muy poco, quizás dentro de uno o dos años, no creo que más, mucha gente comenzará a venir en forma masiva, preocupada por su vida y por su futuro. Pedirán desesperadamente a quienes creen que pueden saber algo en cuanto a lo que está ocurriendo, en cuanto a los gobiernos, los políticos seguirán mintiendo, las televisiones seguirán fracasando o transmitirán programas basados en la mentira, internet confundirá con sus laberintos. Es como el instinto de supervivencia que te lleva a encontrar la comida en el lugar que está, lo mismo ocurre por la supervivencia del espíritu.
Por lo tanto, queridos hermanos tenemos que tener fe y estar preparados para los acontecimientos no como señales, no como espectadores en el cine. Nosotros formaremos parte de los acontecimientos, los viviremos desde adentro, pero creo que todavía no estamos listos, estamos en el camino correcto pero tenemos que fortalecer esta convicción, esta conciencia de lo que ocurrirá, tenemos que combatir hasta el último respiro. Podemos lamentarnos, podemos enojarnos, todo lo que queramos pero no tenemos que abandonar”.  

¿Qué efectos tendrán los acontecimientos a nivel espiritual?

El efecto que tendrán será el de despertar a las almas hasta el último momento antes de que Cristo regrese. Hasta que Cristo no aparezca con gran potencia y gloria nuestra misión será la de despertar a las almas, no la de juzgar, sino de despertar. Es por ello que tenemos que prepararnos. La fuerza de nuestra fe será amplificada por los acontecimientos que ocurrirán.

¿De dónde sacaremos la fuerza para permanecer firmes? Porque en esos momentos pasaremos por pruebas muy difíciles y creo que cualquiera perdería la esperanza.

Tendremos que sacar fuerzas del hecho de pensar que a nosotros nada nos ocurrirá y de eso no tengo ninguna duda. Vivo en una ciudad en la que me pueden matar en cualquier momento y me manejo solo, camino solo, podría desaparecer y nadie se daría cuenta. También se que podría llegar a elevarse el mar de Sicilia y destruír todo, pero tengo fe y se que si servimos al Cielo nada nos faltará, al contrario, contaremos con los medios para ayudar a los demás.

¿Podría ocurrir que durante estos acontecimientos nos encontremos solos en medio de la gente y lejos unos de otros?

Si, podría ocurrir, pero si sabemos que a pesar de estar separados por millones de kilómetros unos de otros, igualmente estaremos juntos, entre nosotros y con el Cielo, y al mismo tiempo tendremos que ayudar a los demás, ayudarlos a conocer, a saber, porque la gente estará como ciega y no sabrá a dónde ir. Se producirá un gran despertar entre la gente y nosotros incluso podríamos tener que dar la vida, pero sabemos que nuestra alma, nuestro espíritu estará con el Señor, nuestro premio más grande es el de estar con Él, vivir en el Nuevo Reino de Dios, con este cuerpo o con otro, no importa, pero vivirlo.

Nos has explicado que Jesús le dio el conocimiento a Juan pero no a Pedro, quizás porque la iglesia de Pedro ha sido tentada por satanás, pero tanto Juan como Pedro seguramente fueron preparados por el mismo Cristo; hay un pasaje en el Evangelio en el que Jesús le habla a los discípulos y a cada uno le da una misión, Juan no estaba con ellos, sino atrás de ellos y Pedro le pregunta “¿Qué será de él?”

Y Cristo le responde: “Si yo quiero que él viva hasta que yo regrese, ¿qué te importa a ti?” Se refería a Juan que es el guía espiritual de los apóstoles y que en si mismo contenía también al otro Juan, el Bautista. Querría hablaros de otra cosa muy importante. En este momento todos vivimos, incluso yo en primera persona, vivo en un País en el que para mi es normal tener un coche, un teléfono, o algo de dinero en el bolsillo. No somos ricos pero tenemos dinero para movernos, para viajar, para afrontar las necesidades cotidianas pero con la crisis que está atacando a Italia todos estamos siendo puestos a prueba, yo mismo que recibo la ayuda de muchos hermanos. A lo largo de casi cincuenta años hemos vivido de todo, buenos momentos, momentos de crisis, pero nunca como hoy. Por amor a la obra, para hacer conferencias, para pagar los viajes, he vendido todo, he dado todo, ahora tengo que buscar un lugar en el cual dormir en la casa de mis hermanos y cuando no hay arcas o hermanos en los lugares a los que me dirijo me veo obligado a dormir en el coche. Pero a mi esto no me importa porque para hacer la obra duermo incluso en el piso, con todos los estigmas, no me importa. Lo digo solo para explicar que esta es la realidad que estamos viviendo. No os lo pido a vosotros porque se todo de vosotros y si en Italia no tenemos nada aquí seguramente es igual o hasta incluso mucho peor. Pero ¿cómo reaccionamos nosotros hermanos ante todo esto?

Giorgio cuenta una vez más la anécdota de los Apóstoles que se encontraron con Cristo después de su Resurrección, mientras cocinaba pescado.

Ahora, en esta noche de tinieblas en la que no estamos pescando nada, siento que Él nos está esperando en la playa como lo hizo entonces con los Apóstoles. Cristo está entre nosotros, tenemos las pruebas de que nos visita, tenemos las señales, tenemos los estigmas, Él nos visita. Por lo tanto el problema es simplemente que tenemos que tener más fe. No tenemos dinero, que es el instrumento que sirve para poder sobrevivir y para poder movernos en este mundo, pero tenemos que insistir, sobre nuestros botes y creer que al volver a la orilla encontraremos al Señor con una miríada de peces. No quiero ser fanático ni irresponsable, pero se que es así. Podríais preguntarme: “¿Pero por qué Cristo permite que sufras, que sangres, que duermas en el coche? ¿Por qué tienes que ser el primero en pasar la prueba? Pero si yo viviera siempre en la comodidad ¿qué ejemplo daría?  ¿Dónde estaría la prueba que tendría que superar? El Señor quiere ver cómo nosotros superamos los momentos de dificultad y cuánta fe tenemos en Él.

Y así llega también el momento de dejar Uruguay. Mientras subimos por la escalera del avión que nos llevará nuevamente hasta Argentina Giorgio mira con melancolía esta tierra que lo ha amado y cuidado por muchos años.
El Hotel “Bauen” es una cita obligada, nos instalamos con las valijas en sus habitaciones y tenemos el gusto de ver a muchos de nuestros hermanos que están alojados en las habitaciones cercanas, o en los diferentes pisos del mismo, muchos otros se encuentran reunidos en la planta baja, en el bar cercano al ingreso. ¡Es una sensación estupenda! Nos encontramos constantemente, en los diferentes pisos, en los ascensores, en el Hall, en las habitaciones. Los adultos, los jóvenes, los niños. Pienso en lo hermoso que sería poder vivir todos juntos en una gran comunidad en la que algunos se encarguen del comedor, otros de la sala de reuniones, otros del trabajo de la tierra, otros de los niños para cuidarlos y educarlos a través del juego, otros de los jóvenes dándoles actividades creativas, culturales y artísticas, y luego estarían las oficinas de “Del Cielo a la Tierra” con la organización de actividades espirituales, conferencias y reuniones, luego “FUNIMA International” con el comedor y las actividades sociales desarrolladas para ayudar a los niños carenciados y la redacción de la revista “AntimafiaDuemila” con sus batallas sociales.
De repente me cubre un velo de tristeza. Pero se que algún día todo esto será posible. Lo se y lo siento. Algún día no muy lejano.
Como cada año la sala del “Bauen” está llena de personas que esperan la llegada de Giorgio. Comienza la conferencia.

                                          CONFERENCIA DEL “BAUEN” 6 DE ABRIL DE 2013

“Nuestro objetivo va más allá de la razón por la cual hoy estáis todos aquí” dice Juan Alberto Rambaldo al abrir el evento “es decir, la de escuchar a Giorgio Bongiovanni. Nuestro propósito es el de trabajar a favor de la vida, denunciando a los asesinos, a los mercaderes de la muerte y despertar las conciencias para reconstruir un planeta habitado por seres humanos. Sabemos, y somos conscientes de ello, que es una lucha ardua porque por encima de todas las cosas están los grandes intereses de fuertes organizaciones financieras y poderosos grupos económicos, cuya única razón de existir es la de construir poder, acumular riquezas imposibilitar el acceso a la cultura y marginar a la mayor parte de la población desde el punto de vista social, llenando sus bolsillos con el dinero de la venta de armas y de droga. Comenzando por las instituciones serias como los bancos, que en realidad no tienen nada de serio, estos imperios económicos quieren un mundo para pocos, y para ello siguen despilfarrando los recursos de la madre Tierra y si siguen prosperando gracias a la sangre de nuestro planeta y de sus habitantes. Como he dicho antes, nuestro objetivo es la transformación, el cambio y es por ello que nos vemos llamados a resistir, siempre. La resistencia se hace en contra del ataque subliminal por parte de quienes tienen en sus manos los medios de comunicación, el poder y toda la estructura económica, política y social. Pero no estamos solos en esta lucha, hay muchas organizaciones y muchos hombres que se encuentran, cada uno en su lugar, luchando por la Tierra. Por lo tanto llamo aquí a la mesa de oradores a Giulio Soldani, miembro de la Asamblea permanente del Comahue por el agua”.
Es así como Giulio Soldani toma la palabra:
“Buenas tardes, quisiera agradecer a toda la gente presente, porque es una emoción muy grande para mi poder hablaros y explicaros un poco lo que estoy viviendo, en forma bastante veloz, en la provincia de Río Negro y Neuquén, en el Norte de la Patagonia. Lo que está ocurriendo es un ecocidio, a causa de las normas que autorizan la técnica de extracción de petróleo y de gas no convencional a través de la utilización de una enorme cantidad de agua. Se está desarrollando un proceso denominado ‘fracking’ o ‘fractura hidráulica’ en el lugar llamado ‘Vaca Muerta’, que es el tercer reservorio de gas no convencional más grande del mundo. Usan el agua para fracturar la roca del subsuelo terrestre a 3.000 metros de profundidad, utilizando 50 millones de litros de agua por pozo y la intención es la de realizar al menos 10.000 pozos en los próximos 5 años. De esta manera toda el agua de los ríos Colorado, Limay y Neuquén sería utilizada para este objetivo y luego devuelta completamente envenenada, sin ningún plan de purificación. Así se envenenaría todo, el ecosistema, la gente, el aire y el agua. Estamos muy preocupados, estamos desarrollando proyectos para frenar un poco el avance de la industria petrolífera, pensamos que es como una segunda ‘campaña del desierto’ y estamos organizando una reunión para los días 3, 4 y 5 de Mayo, que se llama ‘Parlagua’. Es una reunión para coordinar un plan de lucha a nivel internacional para la defensa del agua, invitamos a todas las personas interesadas a participar, pueden entrar en la siguiente página de internet www.parlagua.com.ar. El 22 de Marzo fue la jornada mundial del agua, en su defensa se realizó una marcha en la que participaron más de 2.000 personas, que finalmente han comenzado a despertar. En la misma recordamos a una ‘lonko’, una hermana de la comunidad mapuche que luchaba por esta causa y el 14 de Marzo pasado murió por problemas pulmonares causados por un yacimiento de gas, de hecho en su comunidad fue donde se realizó el primer poso de ‘shale gas’ de América Latina. Su nombre era Cristina Lincopan, tenía 30 años. Nosotros creemos que se está haciendo una profanación de la Tierra y, justamente, afirmamos que Argentina toda es un País que se está volviendo cada vez más una zona a la que sacrificar, porque no es simplemente el fracking el problema, sino que además lo son la megaminería, la soja, la energía nuclear, la deforestación, y una gran cantidad de cosas que están ocurriendo. Nos estamos exponiendo realmente a un ecocidio, a la matanza de todas las especies vivientes. Gracias”.
Algo sabemos sobre la locura del hombre pero creo que si fuéramos conscientes al cien por cien de lo que ocurre a nuestro alrededor, de lo que ocurre a nuestras espaldas y bajo nuestros ojos que a menudo están encantados, creo que la vergonzosa indiferencia, apatía, el acostumbramiento que lentamente adormece nuestros sentidos se transformaría en una rabia y en un deseo de justicia tan fuertes y prepotentes que no nos dejarían dormir de noche. Sin embargo no es así.
El Juez Rambaldo retoma la palabra: “El tema del agua es muy grave y hay muchos intereses en juego. Paraguay, Argentina y Uruguay tienen el mayor yacimiento acuífero del mundo. Las grandes potencias ya se han instalado aquí, digamos que los Estados Unidos con sus armas y sus soldados, los cuales en vista del futuro, con la excusa de formar ‘grupos de ayuda’ para nuestros Países, en realidad lo que quieren es custodiar lo que para ellos es el tesoro más importante: el agua”.
Juan Alberto llama a la mesa de oradores al periodista Jean Georges Almendras.
“Hoy en Buenos Aires, en América del Sur, en el planeta está transcurriendo una noche más.” Dice Georges y luego continúa “Es una noche en la que un grupo de personas como nosotras se ha reunido, en el mismo existen diferencias profesionales, culturales, de edad, sentimentales, ideológicas. La cuestión es que todos estamos aquí sentados por una razón, cada uno de nosotros tiene que descubrir cuál es el motivo de esta reunión; quizás la reunión se transforme en una señal para algunos de vosotros, colectiva o individualmente, porque es una noche de señales. El pueblo argentino y el del Río de la Plata lloran la pérdida de 55 vidas humanas a causa de la naturaleza. Alguien tiene que tener la culpa, siempre le echamos la culpa a alguien. El hombre, dada su condición humana, siempre se exime de sus responsabilidades pero él también es parte de esta destrucción, porque la naturaleza reacciona cuando el hombre sigue actuando en su contra. Ahora el pueblo argentino llora la pérdida de seres humanos y de cosas materiales, sobre todo lo que ocurrirá después de ésto. Mientras tanto nosotros estamos aquí, no estamos en La Plata, no vivimos en zonas en las que hay guerras como en Medio Oriente, estamos aquí sentados, después de haber comido una pizza, de haber ido al cine, de haber paseado a lo largo de la Avenida Corrientes, de la Avenida Callado, en la gran metrópolis de Buenos Aires, no nos encontramos en una zona de guerra, estamos aquí, en este lugar para hablar de cosas espirituales y de cosas tangibles. La espiritualidad es también una fuerza para materializar lo que nuestra alma posee y dice a través de las formas. Esta sala, el hecho de que estemos aquí, son una forma de expresión de nuestra alma, estamos aquí sentados por algo y no para espantar moscas en una plaza o en un teatro; de todos modos tendremos tiempo de ir al teatro, al cine, a divertirnos, etc. Pero ahora ha llegado el tiempo de las señales y quiero subrayarlo porque tengo que presentar una señal tangible, que podemos tocar, pero también quiero sensibilizar nuestras conciencias. Quedaremos sorprendidos, así como hemos quedado cuando en una sola noche cayó la misma cantidad de agua que la que cae en semanas enteras. En esta misma sala se encuentran personas a las que conozco, que han sufrido en su propia piel junto a sus familias el drama de la inundación, que han tenido el agua a un metro o dos metros de agua en sus casas. Lo que está ocurriendo últimamente en la región del Río de la Plata es que están llegando los huracanes, pero ¿qué significa todo esto? Hasta la piedra que está sobre esta mesa nos sorprende porque es una señal visible, pero alguien en la sala podría decir: ‘No creo nada’. Entonces esta persona se levantaría, tomaría la piedra, la tocaría y afirmaría: ‘La piedra existe’. No ha llovido en vano en esta tormenta, en este tsunami, la naturaleza existe, se hace sentir. Si un millón de personas quisieran ver el concierto de Elton John y se les cerraran las puertas del estadio estas personas que han pagado 100, o 500 dólares la romperían con tal de verlo. Entonces nosotros tenemos que buscar la respuesta, tenemos que intentar comprender. La naturaleza se impone. Incluso la destrucción es un lenguaje, un mensaje. Ahora volvemos a esta situación, la piedra también se impone. Cuando una piedra, como en este caso, tiene en su interior una serie de inscripciones que los geólogos han considerado un verdadero acontecimiento geológico inexplicable, entonces, nosotros también quedamos maravillados. Esta piedra, quiero explicarle a los presentes, tiene 130.000 años y no 130 días. Esta piedra apareció en el Departamento de Artigas, en Uruguay, hace 45 o 50 años. Un hombre que trabajaba todos los días en la mina, en determinado momento y no por casualidad, que es una expresión que nosotros siempre utilizamos aquí, ‘no por casualidad sino por casualidad’ como no es una casualidad que hoy estemos aquí reunidos, sino que es una causalidad; en fin, este buen hombre de apellido Lucas un día, a pesar de que vivía bien en su ciudad natal, Artigas, decidió dejar la comodidad de su casa y dirigirse hasta una mina abandonada. Nunca explicó qué fue lo que lo llevó hasta allí adentro, como os puede haber ocurrido hoy a alguno de vosotros al sentir la necesidad de atravesar la Avenida Callao y Corrientes, para estar presentes en esta sala a las 17:30 hs. para escuchar a alguien con toda tranquilidad. Siguiendo con mi relato, este hombre fue hasta esa mina y se quedó allí durante siete años, sus hijos y toda su familia le decían que estaba loco, todos lo consideraban como tal. Pero llegó el día en que esa locura le dio una respuesta y hoy nosotros la estamos viendo aquí, en una noche del mes de Abril de 2013. Un día de hace cincuenta años ese señor recibió a un camionero que quería comprar piedras, recordáis, era un minero y vendía piedras de ágata para vivir. No se si alguno de vosotros conoce Artigas, es la meca de las piedras de ágata y de amatista, las mismas se exportan al mundo entero. Ahora quiero hacer partícipes a los argentinos: el camionero que fue hasta Artigas era argentino, no era uruguayo, europeo, francés, alemán, chino, americano, sino que era rioplatense, argentino. El mismo llegó y cargó las piedras en el camión destartalado que tenía. Lucas estaba contento en un cierto sentido porque vivía de este comercio, para él era motivo de subsistencia. El veterano argentino se detuvo a mirar en el interior de la caja cargada en el camión y comenzó a sacar las piedras para controlarlas porque las que son vacías no son útiles para trabajarlas, para hacer tallados y joyas. El hombre agarró nuestra piedra y dijo: ‘-Esta está vacía, no me sirve’, y al sacarla del camión la piedra se cayó al suelo. Antes de irse, no por casualidad, Laires Lucas le dijo al hombre: ‘-Llévesela de recuerdo, se la regalo’. El veterano argentino le respondió: ‘No, no me interesa’. Y la piedra quedó en el suelo. Os dejo que saquéis interpretéis la connotación espiritual. El argentino tuvo dos veces la piedra de Artigas en sus manos y las dos veces la rechazó: la primera vez cuando la descartó tirándola al suelo y la segunda en el momento en que se la estaban regalando, y nuevamente la rechazó. El camión se alejó. Llovía. Al día siguiente, cuando dejó de llover, Laires Luciano Lucas se acercó a la piedra, y al notar que la misma tenía forma de corazón vio que en su interior habían algunas inscripciones. Inscripciones, porque era como si hubiera sido tallada por un orfebre, por un  artesano. El hombre se agachó, levantó la piedra y le dijo a sus hijos: ‘Esto es superior al hombre’. Y no se equivocaba. La piedra encierra un enigma, un lenguaje, es una señal porque tiene forma de corazón, está vacía, los médicos al observarla han afirmado que su estructura interna es igual a la de un corazón humano. El corazón es un músculo, si aquí hay algún médico presente, un enfermero o alguien que trabaje en el sector de la salud, más tarde tendrá la oportunidad de tocar esta piedra y en su interior podrá constatar personalmente y observar las inscripciones que tiene adentro. Veréis un Pez, si sois católicos, la mayoría de los cristianos sabemos que el pez es el símbolo del cristianismo, hay una J, que puede significar ‘Jesús’, ‘Juan’, ‘Jeremías’, ‘Jarabe’, ‘Junco’, no lo se, y hay una C, que puede ser de Carlos, de cualquier cosa, tal vez de ‘Cristo’. En su interior también se puede ver la palabra ‘mil’, una paloma varios símbolos más. Ahora continuamos con la historia. Laires Lucas, cuando ya era anciano, siguió viviendo mostrándole esta piedra a todos sus amigos, como estamos haciendo ahora nosotros, 45 años más tarde. Uno de sus hijos, Hugo Lucas, mi amigo personal está cerca de todos nosotros, después de la muerte de su padre retomó la misión de mostrar esta piedra y de explicar lo que la misma simboliza: una señal. Pero ahora hay un detalle del cual os hablaba al principio. Este hombre, Laires Luciano Lucas falleció mientras estaba en búsqueda de la verdad, para conocer el mensaje que la piedra quería darnos. Si hoy un niño de dos años tomara un celular, y viera un mensaje en la pantalla le pediría una explicación a su madre o a su padre. Ahora nosotros tenemos que comenzar a descifrar este mensaje y formular diferentes interpretaciones al respecto, pero paralelamente la piedra tiene vida en si misma, ha recorrido el mundo, ha generado polémicas convirtiéndose en una piedra mediática y portadora de paz; porque todas las personas, el 90%, al tocarla han sentido una energía especial. Evidentemente los creyentes, los ateos y los científicos al tomarla en sus manos la han estudiado y han llegado a la siguiente conclusión: esta piedra posee una energía propia. Las piedras siempre han tenido un componente bíblico, de esta ningún geólogo logra dar una explicación. La primera vez que salió de Uruguay, en al año 1996, o 1997, no recuerdo, se detuvo precisamente en Argentina, cuando hubo una gran convocatoria espiritual, en San Nicolás, en la que estuvieron juntos Hugo Lucas y Giorgio Bongiovanni, posteriormente comenzó a viajar por todo el mundo. Hugo Lucas la ha hecho recorrer el mundo. Aquí se encuentra Michel Almeraz, fue él quien llevó la piedra para hacerla conocer en la nación francesa, hace alrededor de cuatro años, cada uno de vosotros tendrá su opinión cuando la vea y la toque. Pero quiero expresarme bien, las señales son una enseñanza, no un motivo de idolatría. Ellas no tienen motivo para ser idolatradas en el mundo, no son íconos a los que hay que adorar, pero en si tienen un mensaje más profundo que un ícono mismo. La gente ve a la Virgen y a Cristo como si fuéran unos íconos, pero la enseñanza que nos da el Señor es superior al ícono, a una estampita, a una imagen, o a una estatua. La estatua de esta Virgen es hermosa, su mensaje irradia energía. Esta piedra es una señal que tenemos que comprender, descifrar. Cuando Giorgio Bongiovanni la vio en 1997 dijo que era el código genético del planeta Tierra, algunos videntes han afirmado que esta piedra es de procedencia extraterrestre. Esta es una noche de señales. En unos momentos conoceréis a Giorgio Bongiovanni, un testimonio viviente que lleva en su cuerpo las señales de las que él mismo forma parte, ésta es la razón por la cual Giorgio y esta piedra se encuentran aquí, ambos. En determinado momento las señales tienen que estar juntas, o al menos tenemos que comenzar a comprenderlas, construyendo un gran mosaico. Estas reuniones nos permiten encontrar respuestas, es por este motivo que tenemos que estar dispuestos a crear conciencia en el mundo. Espero que la esencia de esta reunión logre penetrar en vosotros cuando os retiréis de aquí y cuando regreséis a vuestras casas. Tomar conciencia es la única forma de cambiar la conciencia humana y la mundial, ya que está ocurriendo en el planeta, con todos los problemas que tenemos sobre nuestras cabezas: nucleares, climáticos, sociales, humanos y políticos. Todos nosotros somos instrumentos del cambio, esta es la única y pequeña exhortación que os hago, como periodista de los medios de comunicación, consciente de que a veces los mismos son cómplices de la desorientación, de la desinformación y de la corrupción. Gracias”.

El ingreso de Giorgio Bongiovanni a la gran sala es recibido por un fuerte aplauso. Juan Alberto lo presenta con pocas pero significativas palabras: “Aquí tenemos entre nosotros a un regalo del Cielo”.
El servidor de Dios, así ama definirse a si mismo, con las heridas de los estigmas aún húmedas de sangre por la sangración que acaba de ocurrir, con emoción saluda a su público. La señal de la cruz y la oración dirigida al Padre Nuestro que está en los Cielos abre la reunión. La asamblea, de pie, en señal de respeto y devoción, lo reza junto a él.

 
“Dedicamos esta oración a todas las familias que han sufrido en estos días a causa de las inundaciones” dice Giorgio “a las personas que han perdido la vida y a todos aquellos que en este momento viven prácticamente en medio de la calle, porque ya no tienen nada. Yo espero que la infinita misericordia de la Madre Santísima pueda ayudar a esta gente, a nuestros hermanos argentinos que han sacrificado su propia vida dejando la existencia terrena y a todos aquellos que aún estando vivos todavía se han sacrificado porque el agua les ha destruído todo.
 
Creo, estoy convencido de ello y por eso lo afirmo, que nuestros hermanos se han sacrificado también por nosotros, porque la madre naturaleza reacciona con el permiso del Padre. Nosotros los creyentes pensamos que las fuerzas de la naturaleza no entran en acción por casualidad, reaccionan y a menudo azotan lugares del mundo en los que vive sobre todo la gente que sufre, los pobres que serán los herederos del mensaje de Cristo, aquellos que Él quería y amaba. De hecho son los primeros que se sacrifican al fin de nosotros podamos sensibilizarnos, creer más, arrepentirnos y cambiar. Es difícil de entender para nosotros, pero también así Dios manifiesta  Su presencia. No es una casualidad que en estos días Argentina haya sufrido; pero cada sacrificio justo, o por decir mejor, sacrificio cristiano, cuando se manifiesta por amor, conlleva algo de extraordinario. Los que llegan a comprender esto, no importa si son pobres o ricos, ponen en práctica la solidaridad hacia esta gente que sufre, se preocupan de ayudar sacrificándose. La acción de amor directa a la gente que sufre de La Plata ha movido algo que nunca antes se había visto.
 
Ahora hay personas que con su sacrificio han perdido la vida y otras que se han quedado sin nada; en ese mismo momento en otros lugares del mundo millones de seres humanos no tienen nada o viven entre guerras y catástrofes. Cuando Cristo vendrá, esta gente será premiada  junto a aquellos que se sensibilizaron y ayudaron a nuestros hermanos que sufrían; éste es el motivo por el que suceden eventos de este tipo en lugares donde se sufre mucho. De ahí debemos comprender el mensaje de Cristo que esta noche yo deseaba compartir con vosotros. No soy la única persona en el mundo que recibe mensajes de Jesús, pero sí, soy uno de ellos. Espero entonces que habléis conmigo, que me hagáis preguntas porque quiero compartir esta conferencia con vosotros, no quiero hacer solo un monólogo y después despedirme, sino compartirla con vosotros. Esta vez he venido a Argentina para hablar, para transmitiros un mensaje que es muy importante para mi. No tengo ninguna revelación que hacer, porque ya nos fue dada: el mensaje de Cristo, Su ofrecimiento de redención. Pero debo insistir, confirmar, avalar, ratificar, y quizás sí, quizás para  algunos de vosotros podría ser hoy una revelación. No todo está perdido, aunque vivamos en el momento más triste y de máxima crisis de la historia de la humanidad que afecta a todas las naciones del mundo, tanto ricos como pobres, aunque nos encontremos, aunque estemos viviendo esta gran confusión y estamos llenos de deudas y de incertezas, ya que nunca como ahora el hombre corre el riesgo de extinción. No sabemos en que creer, nos quedamos observando, siendo también nosotros muchas veces protagonistas de sufrimientos, por desgracia éste es un mundo de sufrimiento más que de alegría, pero no está todo perdido. En este momento hay amor, es verdad, pero es un amor triste y no se si este sentimiento, que cada uno de nosotros tiene dentro de sí mismo, tendrá un futuro. Tú amas, eres feliz, pero viendo lo que sucede en el mundo tienes miedo; entonces este amor que sientes por tus hijos, tu mujer, tu marido, tus amigos, por tu familia, empieza a faltar. ¿Cual es el motivo? Es porque nos entran dudas sobre el futuro que nos espera, tenemos miedo de que todo lo que tenemos desaparezca y muera. Pero este amor no morirá. Hay una parte del mundo que siente todavía una forma de amor, aunque sea triste. No todo está perdido, porque empiezan a aparecer los signos de que Él, Jesús Cristo, está aquí en la Tierra con Sus ángeles. Esto es lo que repito en esta sala desde hace ya muchos años. Hay una fuerza celeste que hace referencia a Cristo, pero  también a otros maestros que de todas formas Le obedecen a Él, otras comunidades espirituales, podemos llamarlas así, aparentemente distintas entre ellas pero con una única llama que viene de Dios, un fuego único. Ellos están aquí.
 
Tenemos que creer en ello y no renunciar, tener la fuerza de resistir a cosas peores de las que están sucediendo en Argentina y en todo el mundo; el amor que sentimos dentro de nosotros tiene que transformar el amor triste pero sincero, en amor alegre e inmenso.
La salvación es segura, el mundo no terminará; podría suceder una guerra mundial, el inicio de una guerra atómica, pero nosotros tenemos que creer que hay un Salvador del mundo que ha prometido volver y salvar el planeta, no a todos los seres humanos, pero de seguro a los buenos sí.
No se cuántos días me quedaré en este mundo, mi vida le pertenece a Dios, pero hasta el último instante que tendré respiro quiero estar aquí con vosotros, en Argentina, en Uruguay, en todo el Sudamérica, en Italia, para deciros que resistáis. Sois aquellos que pueden salvar a muchas almas, podéis ser una señal de consolación para la gente que sufre y para quien tiene fe. Es verdad, los signos no son numerosos en el mundo, pero al mismo hay muchos signos celeste para los que saben buscar y ver y pronto involucrarán a todo el planeta.
Esto significa, para muchos de vosotros que estáis en este salón o para los que nos escuchan por internet, que miles de personas vendrán a buscaros desesperadas, porque no comprenderán lo que sucederá pero sabrán a dónde ir a tocar el timbre para comprender. Entonces ésta es vuestra verdadera dimensión, digo la vuestra porque no se si yo estaré presente. Pero puedo deciros que no ha iniciado todavía. Estos encuentros y otros a los que participaréis, toda la información que adquirís y que adquiriréis, servirá para prepararos a la verdadera misión: la de salvar almas cuando los eventos se manifiesten. Entonces, transmitíd paz, sentido de la justicia, apoyando las causas justas con determinación, seguridad, valentía, pero sobre todo transmitíd a los demás, a vuestros amigos, a vuestras familias, a vuestros seres queridos y aún más a vuestros enemigos, el amor y la certeza de que el mundo no terminará. A menudo me acusan de ser un catastrofista que anuncia el fin del mundo; yo afirmo exactamente lo contrario, pero irónicamente los que lo dicen son los poderosos que están llevando el mundo a la destrucción completa: el objetivo de estos grandes ricos es el de eliminar el planeta y quedarse con su pedacito de tierra, para después aplastarnos, pero no será así como piensan.
 
El mundo llegará a ser lo que la Biblia describe como Reino de Dios, habrá una gran y tremenda selección, sobre todo cuando Cristo se manifieste, porque Le veremos todos, pero antes de manifestarse, y éste es uno de los mensajes que esta noche quiero transmitiros, os visitará a cada uno de vosotros. Visitará vuestro corazón y os dirá: “Hombre, Mujer, soy yo. Prepárate porque estoy por mostrarme al mundo. Soy yo”. Si seguís el  camino espiritual, si os preocupáis de la defensa de la vida apoyando las causas justas y defendiendo a los débiles, anunciando Su regreso y teniendo el valor de decir siempre toda la verdad, si tenéis fe en Él y en lo que os digo y os sentís amigos de Cristo, Sus discípulos, Él os visitará uno a uno. Serán visitados uno a uno todos aquellos  que forman parte de la nueva Galilea de los Gentiles, el nuevo pueblo de Dios, que está identificado en los Países Latinos, donde Cristo se manifestará para juzgar al mundo.
 
Cuando vuestro Papa Francisco se asomó a la ventana en la plaza de San Pedro era feliz. Yo le escribí implorándole que revelara toda la verdad sobre las infamias del Vaticano y que limpiara la Iglesia; esperemos que lo haga, esperemos. La fe no puede ser solamente una actitud, no consiste solo en rezar, transmitir amor, sonrisas, hay que ayudar a quien sufre, hay que decir la verdad, porque como dijo Cristo: “La verdad te hará libre, pero libre de verdad”.
 
Este tiempo para mi es muy parecido al que viví hace 2000 años, obviamente en una situación material y social completamente diferente, tecnológicamente mucho más adelantada, pero el sentido es el mismo y la historia se repite. Algunos afirman que a veces nos sentimos solos, pero no es así, porque gracias a Dios hay otros, aunque no sean muchos. Hay una voz que grita en el desierto, que nadie ve ni quiere escuchar, pero que sigue gritando: “¡Llegará el Mesías! ¡¡Está por llegar el Mesías, estad atentos, preparaos, porque vendrá con la espada de fuego, con Su justicia divina!! ¡No perdonará a los poderosos, sino solo a los que se arrepentirán de verdad y los bautizará con el fuego! De la misma manera que esta voz grita en el desierto, también sangra, y al mismo tiempo misteriosas señales aparecen en los cielos.
 
Ahora más que nunca está llegando el momento en el que este Mesías se presentará en el río Jordán, querrá ser bautizado y después gritará, pero no será una voz que grita en el desierto, Su voz será escuchada por el mundo entero, que tendrá que respetarle y obedecer, porque juzgará las obras de todos los hombres de la Tierra y tendrá la autoridad de elegir a aquellos que merecerán el Nuevo Reino. No soy un predicador, ni un pastor  o un sacerdote, no pertenezco a ninguna iglesia, me siento cristiano católico. Mi iglesia es la de Juan, el fundador de esta iglesia espiritual es Cristo. No tenemos ritos, respetamos los sacramentos. Yo soy un mensajero, no pertenezco a este mundo, por dicha razón no tengo una iglesia. Mis maestros son Seres Cósmicos, nuestro único mandamiento, nuestra única religión es: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, pedimos a los hombres que cambien, que eviten un holocausto, porque es posible. El hombre tiene la posibilidad de evitar que la naturaleza reaccione, pero no podemos imponer nada, la única arma que tenemos y que tengo, en mi caso, es la voz y la única manifestación son los signos de Cristo, que están aquí, a la vista; preparaos para esperarle, pronto.
 
Seguid vuestro camino, sonreid y no estéis tristes, no es una pequeña historia la que os estoy contando.  Vuestro corazón tiene que estar alegre, feliz de transmitir este Amor, el más grande de todos los amores, porque sabéis que la muerte no existe, que hemos sido salvados gracias a la crucifixión y no debemos temer nada, ni tener miedo, aunque Dios nos ponga a prueba privándonos de todo. Tenemos la salvación de Cristo y tenemos la vida. Hay una canción de un extraordinario cantante italiano que ha muerto, o sea que ha regresado al Padre, que se llamaba Domenico Modugno, ¿le conocéis? Esta canción se llama “Maravilloso” y es preciosa, podeís escucharla en internet, es un mensaje. Os cuento el texto de la canción: un hombre que se encuentra en  Roma, mirando el río Tíber quiere tirarse del puente, la canción dice: “De repente alguien a la espalda, quizás un ángel vestido como uno de la calle, me apartó diciendome así: ¡Maravilloso! ¡Pero cómo es que no te das cuenta de cuánto es de maravilloso el mundo, incluso tu dolor podría parecerte maravilloso. Mira a tu alrededor los regalos que te han hecho, te han inventado el mar!  Tú dices ‘no tengo nada’, ¿te parece nada el sol, la vida, el amor?”
 
(http://www.youtube.com/watch?v=t8XBa_LQ7zc). Y el hombre ya no se tira porque el ángel vestido como uno de la calle le hace comprender que al final todo lo que te rodea es maravilloso. Entonces, vuestra vida es maravillosa, no importa lo que pueda sucederos. Este mundo no existiría si Cristo no hubiese sido crucificado. Mientras el Sol, que es Cristo, el Padre, salga todas las mañanas ante nosotros para calentar nuestro corazón, significa que nada está perdido. Paz a todos.
 
El Verbo se ha hecho de nuevo palabra. Perlas de Verdad enriquecen y calientan el corazón de los presentes unido en un único soplo de amor. Se pasa a las preguntas, al diálogo, sobre los más variados temas.  
            
Yo tengo descendencia judía y creo en la reencarnación, he entendido que eres la reencarnación de Juan el Bautista. Si es así, ¿eres Elías, aquél que viene antes de que llegue el Mesías?
 
Es así. Pero si un día descubiera que no lo soy, pensaría que soy un pobre desgraciado que ha anunciado la Venida de Cristo, porque Él vendrá  conmigo o sin mí. Mi querido hermano judío, también yo tengo una descendencia judía, estoy en la última parte de mi vida, no quiero tener secretos y esconder a los que me escuchan lo que yo se, en lo que puedo, mucho menos a mi familia, entonces me pregunto: “Pero es verdad?” Ha sido el Cielo el que me ha dicho: “Tú has sido esto o aquello”. Pero si no fuese verdad no cambiaría nada para mi, porque podrían habermelo hecho creer para estimularme a hacer lo que hago, puede ser que yo haya sido un zapatero que le hacía los zapatos a Jesús. En mi corazón se que hice algo importante, profético, como lo es anunciar la promesa de nuestro Señor a muchísima gente. Y me siento inmensamente feliz.
 
¿Hoy estás en contacto con los apóstoles?
 
Si, tengo contactos con los apóstoles y a decir verdad en vuestro país hay muchísimos discípulos de Cristo, esto es seguro, pero ahora no me preguntéis los nombres. Creo que aquí en Argentina hay apóstoles que han conocido a Cristo hace dos mil años.   
 
En lo que se refiere al Sur de nuestro País, han profetizado que es un lugar sagrado.
 
Si, es así, toda la Argentina y el cono sur en particular, que incluye a otros países, será uno de los lugares del mundo que  recibirá a los miembros de la Nueva Era en la que se construirán las comunidades del nuevo Reino; estamos hablando de Argentina, Uruguay,  Paraguay y muchos otros lugares de Sudamérica, también una pequeña parte de Europa, muy pequeña. Seguramente este por ejemplo es un lugar futuro, elegido por Dios.
 
¿La tierra sobrevivirá a la contaminación y a la devastación provocada por el hombre?   
 
Si, sobrevivirá. Los hermanos Extraterrestres tienen un plan de purificación de todo el planeta, incluídos los lugares radiactivos donde en este momento no nace nada; todo será transformado en una nueva tierra. Lo que no puedo prometeros es que el hombre sobreviva. Esto no lo se, una parte de la humanidad sí, “los que llamamos buenos”  que son millones de personas, está escrito en la Biblia y yo creo en la Biblia, los 144 mil elegidos, es decir, los maestros que están guiando el planeta y sus descendientes.  Querida hermana, yo quisiera que se salvara toda la humanidad, los siete mil millones que somos, pero tenemos que ver cara a cara la realidad ¿cuántas personas en el mundo son justas realmente? No lo sabemos, nadie puede juzgar, pero observando la condición actual del planeta es evidente que no somos tan numerosos, de lo contrario el mundo no se habría reducido a este punto, tan lleno de sufrimiento. La culpa, la responsabilidad no es solo de los que tienen poder, nosotros como pueblo muchas cosas no las queremos hacer, por eso no somos justos. Es decir, que solo pocos hombres se salvarán y la tierra será completamente purificada, se volverá magnífica, extraordinaria, incluída la Argentina.
 
Sí, lo afirmaba también Don Pedro Romaniuk, que habéis visto una vez en el centro FICI.
 
Si, le he conocido, éramos amigos, he estado muchas veces en el Centro de Romaniuk. Ahora él está bien, allí arriba es feliz.
 
Si estamos completamente convencidos de que Jesús existe y de que vendrá, pero en nuestra propia familia no nos creen y no tienen fe en Dios, yo como madre, considerada una mística, digamos casi delirante, ¿qué puedo hacer por mis hijos?
 
Enseñarles a ser buenos, a luchar por el bien común, el bien universal, a respetar a los demás y al planeta, a ser honrados, cuando has hecho esto, has hecho todo. Si no te creen no importa, lo importante es que hagamos el bien. Usted tendrá que tener paciencia, antes o después creerán, y si no fuera así no tiene que preocuparse. Cristo les premiará igual. Un mensaje revolucionario, hereje, pero verdadero, que he recibido precisamente de Cristo: Si el ateo o el que no cree hace obras buenas, cuando regrese le diré: “No creíste en mi, ahora Yo estoy aquí, no me tenías en consideración en tu mente, pero gracias a las obras que hiciste yo estaba presente en tu corazón. Entra en el nuevo Reino”. A los muchos que han creído, pero sin hacer obras, Cristo les dirá: “Tú has creído, pero no hiciste obras, no entrarás en el Reino de Mi Padre”. Ésta es la verdad.
 
Algunos dan demasiada importancia al hecho de tener fe, como si no fueran importantes las obras.
 
La fe es la fuerza que nos empuja a hacer acciones, el que no hace nada miente cuando dice que tiene fe. La prueba innegable de que se tiene fe la dan las obras. El que no la pone en práctica es hipócrita, está mintiendo.
 
¿No crees que la manifestación de tantas naves extraterrestres sea un signo?
 
¡Claro que si! La manifestación de las naves extraterrestres confirma la verdad, permitidme un poco de presunción, me ayuda a no pasar por loco.
 
¿Los grises?           
 
Los grises son seres que yo he conocido, están al servicio de los Seres de luz, no son malos. Gracias, porque aprovecho para dar un mensaje a todo el público: no creáis a la gente que afirma que los extraterrestres son malos, no es para nada verdad; ellos no hacen nada de malo, no tiran bombas atómicas, no violan a los niños, no hacen las guerras, no aplastan a la humanidad que está muriendo de hambre.
 
¿La mutilación de los animales, por ejemplo?
 
No son mutilaciones, estos Seres controlan el estado de contaminación que actualmente está presente en la fauna, en la flora y en la humanidad misma. Los secuestros, los raptos, la mutilación de los animales, son obra del hombre más que de los Extraterrestres. Hay un plan de los poderosos, y las películas son un ejemplo de ello, sobre todo de los Estados Unidos, que quieren distraer, confundir a la humanidad en lo que se refiere a la realidad extraterrestre. Pero esos seres se presentarán al mundo y demostrarán quienes son, de donde vienen y el motivo por el cual están aquí. Todo el planeta asistirá a esta manifestación. No descenderán solo a New York, sino en todas las naciones del mundo. No hablarán a los jefes de Estado, sino a toda la población mundial. No elegirán a uno que tiene poder como embajador, sino a una persona humilde y sencilla.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100