Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Índice del artículo



                                                             MONTEVIDEO SALA EVANGELICA

“Queridos amigos y hermanos, nos encontramos en un momento histórico muy importante y es primordial participar en actividades del tipo de la que participaré pasado mañana en Argentina, en contra de la central nuclear de Atucha; allí se realizará una marcha de protesta para pedir que la planta sea cerrada definitivamente. La energía nuclear es una energía diabólica, anticrística.

Aunque este viaje de pocos días entre Argentina y Uruguay ha sido un deseo de Cristo y de Su Santa Madre, para que pueda reunirme con los hermanos de las arcas, para volver a abrazaros, para confirmar nuestra unión, nuestra lucha y nuestra dedicación a la Obra; para seguir siendo testigos del mensaje que desde el 25 de Marzo de 1952 nosotros llamamos: ‘Del Cielo a la Tierra’. Un mensaje que comenzó con nuestro guía espiritual, Eugenio Siragusa, y que continuará hasta la Segunda Venida de Cristo. Quiero agradecerle a Hugo Lucas que se encuentra aquí presente porque la piedra de Artigas

(http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2010/2646-presentacion-de-la-piedra-de-artigas.html) es una señal de la presencia de Cristo, es un mensaje que habla de Él y de Su Retorno. De hecho el Arquitecto que diseñó la piedra es Cristo, o su Padre Adonay, que es nuestro Señor Dios. La primera vez que vi la piedra fue en los años noventa y noté la letra ‘J’ y la letra ‘C’ en su interior, e inmediatamente le dije a Hugo: ‘Este es un mensaje de Cristo que viene desde adentro de la Tierra, de la Madre Tierra’, de hace alrededor de 130 millones de años. Entonces si hace 130 millones de años ya se hablaba de Cristo, de Jesús, Hijo del hombre que regresaría a la Tierra, significa que Él tenía un proyecto para este planeta, a través de la evolución. ‘Muéstrenme la piedra descartada, esa es la llave de mi regreso, todo proviene de Mi...’, se lee en un pasaje de los Evangelios Apócrifos que según mi opinión habla de la piedra en el sentido simbólico y quizás hasta en el sentido físico. Entonces, como os decía, este mensaje comienza en 1952, y hoy de casualidad nos encontramos en un lugar sagrado con hermanos que creen en una iglesia aparentemente diferente a la Iglesia católica, pero cristiana. Hay muchas iglesias cristianas en el mundo, la más conocida es la cristiana porque cuenta con el mayor número de fieles. Uno de los mensajes que he recibido en este viaje a Sudamérica es precisamente este: explicar y aclarar a nuestros hermanos que nosotros no pertenecemos a ninguna institución material, que a veces es necesaria, sino humana. Pertenecemos a una iglesia, si, no somos huérfanos, no somos peregrinos que viajan en busca de un templo que no tenemos. Nosotros creemos en la Iglesia que fundó Jesús Cristo a través de Pedro, pero tenemos una iglesia espiritual que tiene un conocimiento cósmico y que no posee instituciones, porque a la misma pueden pertenecer todas las personas del mundo: es la Iglesia de Juan el Apóstol. Nuestro grupo espiritual se identifica como seguidor de Cristo, con devoción, obediencia y adoración por Cristo, pero el maestro y el guía de nuestros conocimientos espirituales siempre ha sido Juan el Apóstol y junto a él Juan el Bautista.

Juan el Apóstol fue el predilecto de Cristo, no por casualidad. Pero a pesar de que fuera el predilecto Cristo no le dio un lugar superior con respecto a los demás hermanos, de hecho, en el Evangelio Jesús dice: ‘Amaos los unos a los otros, como Yo os he amado’... ‘Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo’. Por lo tanto Cristo no exalta a uno más que a otro, pero tiene un predilecto que es Juan. A Pedro le dice: ‘Sobre esta roca edificaré mi iglesia… Yo te daré las llaves del reino de los cielos...’ Nosotros nos identificamos con la iglesia espiritual de Juan, porque no tenemos un templo pero respetamos, y muchos de nosotros participan de los rituales, a la iglesia de Pedro: el Bautismo, la Comunión, etc., pero en lo que respecta al grado de conocimiento nosotros hacemos la diferencia. Sobre todo en esta fase de los últimos tiempos nos vemos llamados a ayudar a nuestros hermanos católicos a salir de la ignorancia, especialmente en algo fundamental, que es el tema principal que se ha desarrollado a lo largo de estos últimos cincuenta año, un anuncio que ninguna iglesia, o casi ninguna, hace con insistencia sobre el próximo tiempo: la venida en presencia física y espiritual de nuestro Señor Jesús Cristo, junto a Sus Ángeles. Y además, el cumplimiento de las profecías, en el que se anuncia que antes de la Segunda Venida de Cristo con gran potencia y gloria se presentará el anticristo, el hijo de Satanás, el traidor, el mentiroso, el Judas que engañará al mundo.

Antes del retorno de Cristo nuestra tarea es la de ser testigos de las señales, mostrarle a todos nuestros hermanos las señales, sobre todo a los cristianos, pero también de otras religiones; ahora en la Iglesia de Pedro se ha manifestado una señal muy importante: la elección del nuevo Papa Francisco, que ha revolucionado a toda la iglesia de San Pedro. Una señal muy importante que viene de Dios y que llama la atención para tener discernimiento. Nosotros que somos observadores y testigos de la Iglesia espiritual de Juan tenemos que interpretar esta nueva presencia que tiene un objetivo importante y que está relacionada con Juan el Apóstol, con la Segunda Venida de Cristo y con Juan el Bautista. El Papa Francisco, argentino, es decir, que viene de la Galilea de los Gentiles, podría ser aquel que descubra y revele las obras nefastas de la institución católica de Pedro, revelando la verdad y liberando de la ignorancia al pueblo católico cristiano. Revelando la corrupción que hay en el Vaticano, dando nombres y apellidos de los cardinales y de los obispos involucrados en el escándalo de la pedofilia, revelando las riquezas ilegales que posee el banco del Vaticano, las de la mafia siciliana e italiana y muchas otras obras funestas, para liberar a la Iglesia de Cristo del pecado y para finalmente hacerla libre. Lo que el Cielo le pide al Papa es que libere y salve a la iglesia de Pedro para luego unirse a la Iglesia espiritual del predilecto de nuestro Señor, Juan. Ésto es lo que él podría hacer. Pero hay una incógnita: que tal vez no pueda hacerlo. A pesar de su posición discreta, humilde, hasta fascinante, carismática, más allá de las sombras que tuvo en la dictadura (pero no hay sacerdotes en el mundo que no tengan sombras, excepto los misioneros que son puros y limpios), podría no hacerlo porque no querrá o bien porque no se lo permitirán hacer, podría ser asesinado como Juan Pablo I, que fue un verdadero mensajero de Cristo.

Si no lo quisiera llegar a hacer significaría que se estaría comprometiendo, estaría aceptando la mediación, la negociación y eventualmente se corromperá cometiendo una omisión. En este último caso en los próximos meses tendremos una iglesia más cercana a los creyentes, aparentemente más humilde, más espiritual, con un Papa que habla bien, que sonríe, que se acerca a los niños, que les lava los pies a los detenidos, a los pobres de Italia, pero nada cambiará en el poder de la Iglesia. Si esto llegara a ocurrir se transformaría del Papa mensajero de Cristo en el Papa mensajero del Anticristo.

Entonces ¿porqué estoy aquí? Hermanos, para advertiros que tenéis que tener los ojos bien abiertos, que no os tenéis que cerrar, ni ser fanáticos y enceguecidos ante tanta luz; que tenéis que tener la justa medida, el discernimiento para leer con atención los acontecimientos. Tenemos que poner en práctica lo que siempre nos han dicho los Seres de Luz, la Virgen, Cristo, primero a través de Eugenio Siragusa, luego a través de vuestro servidor: tener discernimiento y ver los hechos. Tenemos que reconocer que este Papa es una señal importante y esta vez más que otras veces su presencia está muy cerca nuestro; podría ser nuestro mejor aliado en el Apocalípsis, o bien el enemigo más grande. Os preguntaréis porqué os digo estas cosas. La razón es que mi misión es precisamente la de advertiros, de lo contrario no sería un precursor, el precursor avisa lo que podría llegar a ocurrir. Lo único que es seguro es la Segunda Venida de Cristo; todas las otras cosas pueden llegar a ocurrir o no, nosotros tenemos que discernir.

Otra cosa que es importante es que ha llegado el tiempo en el que es necesario tomar una decisión definitiva sobre lo que tenemos que hacer. En la vida hay que tomar decisiones, y hay momentos en los que la misma te impone que decidas. Nosotros en estos momentos estamos viviendo los últimos tiempos. El Mensaje de Cristo que recibí en Pascua habla claro: ‘Tenéis que estar unidos, vivir la Comunión, si no permanecéis unidos os tocará la segunda muerte. Tenéis que denunciar el mal, anunciar Mi Segunda Venida, beber Mi Sangre y servirme, es decir, ser testigos’. Cristo insiste en cuanto a nuestra unión, para que elijamos definitivamente ser servidores y así adquirimos el estado de conciencia. ¿Qué significa eso? No significa meditar todo el día, salir del cuerpo y vivir en el paraíso espiritual, felices, sin enojarnos jamás, siempre con una sonrisa, esto no es el estado de conciencia. Adquirir el estado de conciencia significa vivir la identidad espiritual de cada uno más allá del lugar en el que nos encontramos, afrontando los problemas humanos de cada dia, soportándolos (por ejemplo la situación económica), superándolos, luchando por la justicia social y sobre todo sin renunciar a la llamada recibida simbólicamente en 1952. Hoy, en el 2013, esta llamada sigue siendo confirmada y puede transformarse en una elección para aquellos que no lo lograron. Todos nosotros podemos convertirnos en elegidos, si así lo queremos, y podemos subir de nivel acercándonos aún más a Cristo quien nos daría algo extraordinario: la posibilidad de ser nosotros también herederos del Reino de Dios en la Tierra, de estar cerca de Dios, de los ángeles.

Pero para convertirnos en elegidos tenemos que dar la vida o estar dispuestos a darla por esta causa. ¿Pero estamos dispuestos a dar la vida? Estar dispuestos incluso a morir de hambre, de sed, o en una guerra civil, o a ser perseguidos en la represión de una dictadura, o a vivir la muerte civil que no te permite escribir ni hablar. Tú que eres un llamado de la Iglesia de Juan ¿estás dispuesto a dar la vida? Éste es nuestro desafío con nosotros mismos. Si elegimos y decidimos que si, teniendo fe, estoy seguro de que cumpliremos con nuestra misión, la que consiste única y exclusivamente en despertar a las almas, en no juzgar, en acompañar a los justos más allá de sus credos, como por ejemplo los Jueces antimafia de Palermo, como el Padre Mateo de Uruguay, como Don Ciotti en Italia, y muchos otros. Gracias a su fe en Cristo sacan de la delincuencia a muchos niños y otros trabajan por el bien a pesar de que no formen parte de las Arcas de nuestra iglesia espiritual. Nuestra misión es la de denunciar donde está el mal y ser testigos de estas señales, pero ahora ¿qué cambió con respecto al año pasado, si Giorgio siempre repite lo mismo, cuál es la novedad? La novedad es que nos encontramos frente a una decisión, pero no tenéis que decirme: ‘He decidido’, tenéis que decírselo a Cristo que pronto nos vendrá a visitar, uno por uno. A un hermano nuestro del Arca de Italia le apareció una cruz en la frente, es una señal, una visita de Cristo, es una confirmación de lo que me dijo: ‘Vendré a visitar a tus hermanos, uno por uno’. Cuando Él nos visite tenemos que responder, no hace falta decirle: ‘Oh, gracias Maestro por el regalo que me estás haciendo’, sino que le tenemos que responder con la elección que hemos hecho y dándole la respuesta que Él pretende de nosotros, es decir, que estamos dispuestos a dar nuestra vida por esta Obra, a superar todas nuestras dificultades sentimentales, materiales, económicas y de salud física. Nosotros no somos delincuentes, no tenemos vicios, no vendemos droga, no formamos parte de una asociación criminal, ni somos corruptos, o trabajamos para la corrupción; somos hombres comunes y tenemos nuestros pecados, nuestras debilidades que Cristo nos perdona pero no tenemos que caer en la tentación de decir: ‘No Señor, no se si puedo entregarte mi vida porque tengo este problema sentimental, económico, de salud...’. El Cáliz de la Comunión Crística que vive en medio de vosotros existe para calmar la sed de vuestro espíritu.

Estamos sedientos de justicia, hablo por mí, pero también puedo hablar en nombre de todos mis hermanos que sois vosotros, miembros de la tribu de Juan, somos quienes afirmamos formar parte de aquellos a los que Cristo nombró en el sermón de la montaña. Esa parte de gente honesta a la que el Señor llama ‘Bienaventurados los sedientos de justicia’, ‘Bienaventurados los que desean la paz’, ‘Bienaventurados los que tienen amor’. Nosotros sentimos que formamos parte de aquellos a los que Cristo llama: ‘Bienaventurados los sedientos de justicia’, pero este noble y extraordinario sentimiento de valor nos obliga a seguir las huellas de Cristo. Cuando Lo crucificaron realizó un gran acto de justicia: salvó a Sus hermanos y condenó a quienes eligieron el deicidio del Hijo de Dios. Entonces con este ejemplo tenemos que seguir adelante.

Esta piedra, como dijo Hugo, me acompaña y yo acompaño a aquellos a los que ella visita. Curiosamente, aunque la casualidad no existe, esta piedra visita las mismas ciudades del mundo que yo he visitado, y seguirá haciéndolo en los lugares a los que he ido.

Quiero explicar a la gente que ocurrirán catástrofes muy grandes, señales misteriosas en el cielo, se manifestarán milagros increíbles y acontecimientos políticos y sociales a los que las personas no sabrán darle ninguna explicación. Una guerra mundial, una dictadura inesperada, una catástrofe y la gente tocará los timbres de esos lugares en los que desde hace muchos años se explican estas cosas: las profecías, los acontecimientos, la Segunda Venida de Cristo, el anticristo, los justos, los Papas... Lo que os digo está comprobado, imaginaos que el día en que el Papa Ratzinger renunció a su mandato en nuestra página entraron miles de personas. Para mi fue una señal. Significa que habrá muchos acontecimientos, la gente instintivamente irá a buscar informaciones alternativas. Y como yo se lo que ocurrirá próximamente, nosotros, vosotros que vivís aquí, tenéis que estar preparados para satisfacer intelectualmente a estas personas.

Pero si no contamos con el estado de conciencia del que os hablé anteriormente, si no elegimos definitivamente dar la vida por Cristo, si no somos más fuertes que nunca, no podremos cumplir con la parte más importante de nuestra misión, porque nos perderemos en el miedo, en la depresión, en la autodestrucción de nuestra personalidad. Creo que esto es lo más importante que quería deciros, sobre todo en esta reunión. Parece algo común, simple, parecería ser la repetición de cosas que ya he dicho a lo largo de estos años, a través de cientos de mensajes, pero creo que no es así. Es una confirmación de nuestra misión. Hasta podría ser una revelación de lo que realmente somos, del porqué nos hemos encontrado una vez más, de porqué el Cielo nos ha llamado reuniéndonos bajo las alas del Águila de Juan, el motivo por el cual hoy estamos aquí, en el 2013, días antes de la venida de Nuestro Señor. Él está aquí, ahora más que nunca, no solo porque yo Lo veo y porque tengo la suerte de haberlo visto, de haber sido testigo de Su presencia, sino porque Cristo nos lo está transmitiendo. El demonio, nuestro adversario, quiere debilitarnos y llevarnos al punto de decir: “No, basta, no puedo. Si, Cristo regresará, pero yo no puedo más, no puedo, que se ocupen los demás...”, ésta es nuestra prueba. En este lugar, humilde y sagrado al mismo tiempo, he hablado de lo que nuestro Señor Jesús Cristo me dijo que os dijera, a vosotros que sois mis hermanos que muchos pecados que hemos cometido y otros que cometeremos nos son perdonados, porque Él sabe cuales serán nuestros pecados. Ya los conoce desde antes, por lo tanto como conoce nuestro futuro, me pidió que os dijera: ‘Yo se cuales son vuestros pecados y se cuales serán, pero Yo os los perdonaré antes de que lleguéis a cometerlos; pero no podré perdonaros si después de estos pecados renunciáis a la Obra, a vuestra misión. No podré perdonaros, no podré hacer nada para evitar que os toque la segunda muerte. En cambio perdonaré cada uno de vuestros pecados si continuáis llevando adelante la Obra que os he confiado’. Por lo tanto no renunciemos, no le demos la victoria al maligno haciendo que se cumpla la profecía: ‘Muchos los llamados, pocos los elegidos’ y para evitarlo tenemos que seguir adelante”.

El mensaje ha sido dado también en la ciudad de Montevideo donde se encuentran presentes los representantes y muchos hermanos de las arcas de Uruguay. Un mensaje que cada uno tiene que hacer suyo, en su interior cada uno de nosotros podemos encontrar la llave que nos permite llevarlo a cabo con fuerza, valor y pasión, despertando a las almas hacia la Verdad de Cristo.

¿Las grandes precipitaciones de agua ocurridas en estos días que incluso provocaron algunos muertos son un preaviso?

Un preaviso que demuestra que los actores principales no solo son las potencias con sus ejércitos y sus bombas, sino que son las fuerzas de la naturaleza, el Agua, el Aire, la Tierra y el Fuego, que serán la sorpresa del anticristo y de los poderosos, porque harán arrodillar a toda la humanidad; y esto ocurrirá pronto, muy pronto. Si estáis en sintonía con Cristo y con vosotros mismos, con la Obra, con la comunidad, con el arca, con los hermanos; las fuerzas de la naturaleza se convertirán en vuestras amigas. A donde sea que vayais el cielo se abrirá y no os ocurrirá nada ¿por qué? No porque sois santos, sino porque estáis en sintonía con los valores del Padre Sol y de la Madre Tierra; y los caballeros del apocalípsis con vosotros se comportarán como unos corderitos, cuando no es así ellos se vuelven feroces. Atacan y destruyen al hombre.

María, madre de Jesús y de Juan.

Cristo, mirando al predilecto le dice a María: “Madre, éste es tu hijo”, y a él le dice: “Ésta es tu Madre”, en ese momento Juan se convierte en el custodio de la Madre de Cristo. Después de un período de tiempo Juan el Apóstol fue a evangelizar a Grecia, a Macedonia, a diferentes lugares de Oriente, y la dejó sola. Cuando regresó la Virgen Santa había sido llevada a los Cielos y él le dijo: “Madre, te pido perdón, el Maestro me había pedido que me ocupara de ti, pero yo me fui a evangelizar, ahora estoy aquí”. La Santa Madre había ascendido a los cielos con su cuerpo, al igual que Jesús, y así regresará a la Tierra junto a Él.

¿Qué ocurre cuando dejamos el cuerpo físico?

Si dejas el cuerpo físico en forma violenta vas instantáneamente al más allá, de lo contrario el pasaje es más lento. En un primer momento el espíritu piensa que está soñando, pueden pasar algunas horas, días, o meses y piensas: “Estoy soñando, ahora me despierto y se lo cuento a mi mujer”. Pero no te despiertas. Cuando comienzas a tomar conciencia de que has muerto porque ves a todos llorando y que nadie te ve y tú estás vivo pero no te despiertas, en realidad estás renaciendo, como un niño. ¿Qué hace un niño cuando nace? Llora. ¿Qué hace cuando lo ponen en el pecho de su madre que lo cuida, que le da afecto, amor? También en el más allá ocurre esto en un cierto sentido, se acercan los Seres, porque tú estás algo asustado y quieres volver a la Tierra, pero no puedes, ellos comienzan a explicarte que estás pasando a un nuevo mundo, completamente diferente y se quedan cerca tuyo. Esto es lo que ocurre allí, pero hay varias cosas que pueden ocurrir, te lo explico sintéticamnte porque sería un tema muy largo. Si eres una persona buena, y tú lo eres, entonces vas a un mundo de Luz, donde hay paz, amor, donde te preparas para otra encarnación estudiando tu vida pasada; se estudian cosas que ahora no puedo explicarte pero un día lo haré porque conozco bien este argumento. Si en cambio eres una mala persona, aunque no es tu caso, vas a lugares de tinieblas y allí hay seres, pero es un tormento. ¿Qué ocurre después? Tú puedes tener la misión de hablarle a la gente que has dejado, para demostrarle que existe la vida eterna, entonces estos Seres, llamémoslos guardianes, te dicen: “Mira, esta es la situación” y te presentan el nuevo mundo, luego te dan permiso para bajar, como los espíritus a los que comunmente se los llama fantasmas, para dar señales de que estás vivo, de que existe la vida eterna. Puede ser que te toque esta misión, como le ocurre a varios espíritus, o no, y te dicen: “Bien, pasó lo que pasó, ahora vivirás aquí y comenzarás un nuevo ciclo hasta que renazcas nuevamente”. Como sabes nosotros contemplamos la reencarnación, es necesaria para evolucionar, por lo tanto cuando te hacen preguntas al respecto puedes responder: “Es como cuando naces, es un renacimiento, comienzas a llorar y vienen hacia ti todas las personas queridas y piensan en ti, te explican y te educan para el nuevo mundo, eres un espíritu pequeño, recién nacido, que tiene que acostumbrarse, transformarse en un joven, luego en un hombre, vivir en ese mundo para prepararte para el nuevo retorno”.

Por lo tanto ¿puedes volver a ver a tus afectos?

Si, puedes reencontrarte con tus afectos, como podría ocurrir que no vuelvas a ver a ninguno de ellos; se que es difícil de entender para nosotros, pero cuando te encuentras allí, todos los seres que ves son familiares, los amas a todos, y al sentir este amor dices: “¿Cómo podría ser más feliz? ¡Oh Dios mío, no quiero volver allá abajo!” Ésta es la felicidad. En Italia hay experiencias grabadas de espíritus que hablan con los médiums. Tengo pruebas de estos casos en los que un hijo habla con su madre y la voz es idéntica, como si yo estuviera hablando con vosotros y en el momento reconociérais mi voz mientras digo: “Aquí estoy, estoy bien, no tenéis que llorar; aquí somos todos hermanos, madre quédate tranquila, no te preocupes, aquí estoy bien, no necesito nada, somos felices”; es éste el tipo de mensajes que dan. En Italia hay un grupo de investigadores muy famosos, parapsicólogos, entre los cuales también hay norteamericanos que, a través de experimentos radiofónicos, ayudan a las personas que pierden a sus hijos cuando son muy jóvenes. Los padres, después de estas experiencias, cambian sus vidas que hasta ese momento estaban cargadas de un terrible sufrimiento, de dolor y rebeldía y comienzan a aceptar la muerte de sus hijos, comienzan a estar mejor porque escuchan sus voces en la radio que viene del mundo en el que ellos se encuentran. Los hijos les dicen que ahora estudian sobre la vida, analizan la encarnación que acaban de dejar y las vidas pasadas, son activos, rezan, reconocen a Dios, no conservan su cuerpo físico pero tienen un alma, una luz, un cuerpo astral.

¿Por qué no recordamos las vidas pasadas?

Por ahora no las recordamos porque formamos parte de la tercera dimensión, recordar todas las reencarnaciones anteriores podría complicar nuestra condición de discernimiento. Por ejemplo: si en mi vida pasada fui un santo eso podría condicionar mi vida actual, ya que hoy no lo soy. Entonces me podría decir a mi mismo: “¿Porqué estoy aquí, si soy un santo? ¿Porqué ahora cometo pecados?”. Si en cambio en mi vida pasada hubiera sido un criminal me diría: “He sido un criminal y ahora no soy digno de vivir ¿cómo he podido asesinar a toda esa gente?”. En el caso que hubiera sido una persona normal podría pensar “¿Porqué he venido aquí si en mi vida pasada no era nadie, para qué sirve renacer?” De todos modos siempre estaremos condicionados porque no tenemos la inteligencia espiritual para discernir y la conciencia para no dejarnos condicionar. Por ejemplo los Extraterrestres que viven en la cuarta dimensión recuerdan todo porque esto los ayuda a mejorar. Entonces algún día nosotros también recordaremos.

Si todos los espíritus van al Cielo ¿qué quiere decir cuando una casa está infestada y el espíritu o el alma está atrapada y a veces se acerca a las personas?

A veces ocurre que un alma atormentada o materialista se queda cerca del cuerpo que ha dejado, incluso durante cientos de años, y no logra liberarse. Es un alma atormentada. A veces hay casos de “fantasmas” que viven cerca de donde han muerto hasta que llega el momento en el que se liberan. Ésta es otra cosa que puede ocurrir, y les ocurre a las almas atormentadas.

¿Qué nos puedes decir con respecto al ser que nos acompaña durante nuestra vida, el ángel de la guarda?

Existen estos Seres de luz, los Ángeles de ayer, Extraterrestres de hoy, que tienen la misión de cuidar de nosotros y muchos de ellos están detrás de las personas. Por ejemplo yo tengo un ser que me acompaña todos los días, un Ser de luz, un extraterrestre, “un ángel custodio” que se llama Setun Shenar. Cuando se presentó ante mi me habló, lo vi lleno de luz, lo toqué y me explicó que los ángeles de la guarda no existen en la forma que nos la ha explicado la Iglesia católica; son ellos los que se acercan a determinados hombres para guiarlos en la misión que tendrán que cumplir. Cada uno tiene su misión, la de algunos es más pública, como la mía, y la de otros lo es menos. Cada uno de vosotros, llamados por Cristo, tiene a un Ser de luz detrás suyo, pero simplemente no sois conscientes de ello, pero estos seres os dan señales de su presencia. Pero tenéis que recordar que también está presente el otro, a vuestro lado, el ángel negro que intenta obstaculizar vuestro camino.

¿Con respecto a Lucifer y a Satanás?

Son como Cristo y Jesús, uno compenetra al otro. Es la misma esencia pero contraria, en el mal. Lucifer está más arriba de Satanás, al igual que Cristo está más arriba de Jesús, pero la compenetración de Lucifer en el hombre es directa y terrible, mientras que la de Cristo es directa y divina; pero tenéis que recordar siempre que Cristo gobierna a Satanás, no al contrario.

¿Qué es el karma?

El karma es una Ley Divina; es la Ley de la Justicia perfecta. Si uno se equivoca paga. Cada uno de nosotros tiene su karma y lo paga a través de la reencarnación para aprender a evolucionar. No es algo malo, es algo bueno, porque es la oportunidad que Dios nos da con Su infinita misericordia para pagar nuestros pecados, para evolucionar y para convertirnos nuevamente en un ser de amor. Normalmente el karma se paga a través del sufrimiento. Es difícil que uno pague el karma usando la violencia hacia los demás, pero puede haber excepciones. Casi siempre es un karma cuando asumes un sufrimiento físico, psíquico, intelectual, cerebral y lo llevas a lo largo de toda tu vida. Cuando has terminado esa encarnación de sufrimiento y has resucitado en el más allá dices: “Bien, lo he pagado, ahora reencarno y disfruto de la vida, quiero ser mejor, estudiar, evolucionar, estaré bien espiritual y físicamente”. Pero Cristo, a través de Su sacrificio, nos ofreció una gran oportunidad diciéndonos: “Vosotros tenéis el karma, pero actuando según mi ejemplo podríais no tener que pagarlo, si os sacrificáis por los demás, luchando por la justicia social, os eliminaré el karma”. Éste es el amor incondicional, el amor crístico. En realidad Él dijo: “Asumo el karma de todos vosotros y os salvo”; pero se refería a todos aquellos que creen en Él y que ponen en práctica Sus enseñanzas. Quienes no aceptan este ofrecimiento redentor no será salvado y tendrá que pagar el karma. Para estas personas el ciclo evolutivo es mucho más largo. En síntesis si nosotros asumimos el sacrificio crístico evolucionamos mucho más rápidamente, no pagamos nuestro karma y permitimos a los demás que hagan lo mismo.

Cuando ves a los Seres de luz ¿de qué color son?

Normalmente son de luz amarilla, o dorada, violeta, o rosa; incluso de color azul, pero en mi caso es muy raro. Los Seres que veo con mis ojos son de color violeta pero la luz que me ilumina es amarilla y dorada, es tan fuerte que no puedes mirarlos. Si quieren dejar ver cuál es su rostro tienen que bajar la intensidad de su luz, de lo contrario no puedes verlos. Tienen mucha luz, paz y armonía. Si estáis irritados, si estáis molestos, tenéis que dejaros cuidar por estos Seres que os transmiten un amor infinito.

Jesús les dijo a sus discípulos que fueran e predicar a la gente y a echar a los demonios, pero ¿todos pueden hacerlo?

Si, pero si tenemos la fe que Cristo nos pide que tengamos, de lo contrario es mejor no hacerlo.

¿De qué manera se puede cooperar con el Plan Cósmico?

Adquiriendo un estado de conciencia. Tu pregunta es muy profunda. Cooperar con el Plan Cósmico significa cooperar con Cristo, que es quien ideó el Plan Cósmico. Cooperar con Cristo quiere decir hacer lo que está escrito en el Evangelio: tienes que dejar todo y seguirlo. Esto no significa dejar e ignorar todo, sino que tienes que ponerlo a Él en el primer lugar. Cristo ante todo. En las apariciones que he tenido, de la Virgen, de los ángeles y de Cristo, todos me dijeron: “-¿Quieres cooperar conmigo?” Mi respuesta fue “-Si”, entonces me dijeron que tenía que dejar todo. Yo tengo una familia pero la misma viene después, ante todo siempre está Él. Toda mi vida viene después, comer, vivir, amar a mis hermanos, a mi mujer; todo viene después de Cristo, cualquier cosa que me pase en la vida, incluso mi compromiso de padre, viene después de Cristo. Si esto no es aceptado por mis hijos, por mi mujer, por mis padres, por mis compañeros, yo los dejo. A una pregunta profunda le corresponde una respuesta profunda. Gracias a Dios mi familia, mis hijos, me siguen, mi compañera me sigue, hasta ahora el Señor no me ha dado este dolor. Pero la disponibilidad tiene que durar hasta el último momento. “Estoy aquí, soy Tuyo”. “Deja todo y ve hasta Argentina, ahora ve hasta África, es más, deja todo y ve allá...” tengo que estar dispuesto, siempre, a todo, en cualquier momento, en cualquier lugar. Tenía 26 años, el 2 de Septiembre de 1989, cuando me ofrecieron llevar el sufrimiento de Cristo, ahora tengo casi cincuenta. Vendí todo, era empresario, y dejé todo. Uno puede decidir por colaborar en un 20%, un 30%, un 40%: Cristo de da la libertad de decidir. Pero nosotros tenemos que ser astutos porque el demonio trabaja y ¿cuál es nuestra astucia? Tenemos que dejar todo. ¿Qué significa dejar todo? Tenemos que trabajar para mantener a nuestras familias y asumir nuestras responsabilidades en cuanto a la educación de nuestros hijos, etc., pero todo tiene que ser realizado en función de Cristo, primero Cristo y luego el resto. Puedo seguir estando con mi compañero, o con mi novia, sigo trabajando, pero primero viene Cristo; mi programa de vida, el de comprarme una casa, de tomarme las vacaciones, etc., todo viene después; primero viene Cristo. Éste es el secreto y la astucia.

¿Cómo somos antes de pasar por todas las reencarnaciones?

Primero somos espíritus puros que descienden del Espíritu Santo, conscientes. Tiernos como los niños, amorosos, pero que tienen que ser instruidos, tienen que ir a la “escuela” para adquirir el conocimiento. Cuando el espíritu encarna pierde su conocimiento. La reencarnación sirve para hacernos adquirir la gnosis, el conocimiento. Es como si decidieras tomar una gota del océano y la tiraras al espacio de la vida. Esta gota eres tú y ha sido separada del Océano: “Oh, cuán inmenso es, ¿dónde estoy?” Experimentas, recorres todo el universo durante miles de millones de años y luego vuelves al Océano. Solo entonces podrás decir: “Yo soy el Océano”, mientras antes decías: “Yo soy simplemente una gota en el Océano”.

¿Porqué se dice que no tenemos tiempo, si en la Biblia está escrito que un minuto son mil años?

Esto será después, en el Reino de Cristo. Nuestro tiempo es limitado y relativo porque el tiempo cósmico es diferente al nuestro. Hay tiempos absolutos. En el tiempo cósmico un año equivale a 24 mil años nuestros, porque está calculado en base al recorrido que hace la Via Láctea alrededor del Universo, es prácticamente el viaje que hace la galaxia. La misma se mueve junto a sus sistemas solares y realiza ese giro alrededor del Universo, gira alrededor de un Cosmos durante un año cósmico, que son 24 mil de nuestros años. Dos años cósmicos son 48 de los nuestros, entonces un millón de años cósmicos puedes imaginar cuántos son.

¿Cómo hace el alma para encarnar?

El alma tiene que cumplir con ciertos requisitos para reencarnar, porque es el espíritu el que encarna con el alma; tiene que tener todo claro, significa que ha tenido que afrontar toda la experiencia pasada. Ha tenido que separar las experiencias buenas de las malas y si tiene que pagar un karma tiene elegir cuál, o bien, si tiene que regrezar por misión es otra cosa. El espíritu que ha cumplido con la auto crítica está listo para reencarnar. Por lo tanto elige a una familia, que podría ser la misma que tenía antes si las experiencias vividas fueron positivas, pero si por el contrario fueron negativas elegirá a otra familia.

¿En qué momento entra el espíritu en el niño?

El espíritu entra en el momento en que el niño llora. Por este motivo llora pero el alma ya estaba dentro de él. Mientras el cuerpo se forma en el vientre materno su espíritu se encuentra detrás de la madre. Yo tengo una foto de la hermana de Mara, nuestra querida Mara, que mientras estaba embarazada de nueve meses se sacó una foto frente al espejo, atrás suyo apareció una entidad: era el espíritu de su hijo que estaba allí, listo para entrar.

¿Es más fácil encarnar que desencarnar?

Depende, si has hecho cosas buenas la encarnación es una liberación. Si vienes por misión siempre es un trauma, pero lo haces con amor, yo creo que es mejor desencarnar si has hecho cosas buenas, pero si no has actuado bien sufrirás mucho al desencarnar.

¿Qué tenemos que hacer cuando nos dividen nuestras miserias humanas?

Tenemos que recordar las palabras de amor de Cristo, que nos invita a imitarlo y a amarnos, porque somos hermanos. Él dijo: “Amaos los unos a los otros así como Yo os he amado”. Éste es el mandamiento. Si no logramos superar nuestras miserias humanas, que claramente podemos tener, pero que tenemos que superar, significa que no amamos a Cristo, que nunca lo hemos amado y que nunca hemos creído realmente en él. Hemos vivido con falsedad por nuestro interés personal y si no lo comprendemos nuestro destino será de sufrimiento, hasta que no cambiemos.

Esta reunión también llega a su fin. Los días de permanencia previstos son realmente pocos. Giorgio aprovecha el tiempo al máximo. Al día siguiente la reunión operativa llama a los hermanos a nuestra casa en la que tenemos oportundidad de hablar más a fondo de otros aspectos importantes de la obra.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100