Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

cristowebDEL CIELO A LA TIERRA.

LA OBRA Y LA FE SON UN AMOR IMPOSIBLE PERO MUY POSIBLE. EL MENSAJE SOLAR, RECIBIDO POR QUIEN ESCRIBE, SOBRE LA FE Y EL AMOR QUE NUESTRA LADY OSCAR ESCRIBIÓ Y COMENTÓ CON SU PROFUNDA FILOSOFÍA CÓSMICA ES LA CLAVE DE LECTURA PARA COMPRENDER Y REALIZAR EN VUESTROS ESPÍRITUS LA FE EN CRISTO Y SU OBRA EVANGÉLICA.
¡LEED!
CON AMOR UNIVERSAL VUESTRO ADONIESIS.
OCÉANO ATLÁNTIDEO
24 DE ABRIL DE 2021 A LAS 15.52.
G.B.

Por qué la obra nos cura
De Francesca Panfili

Una vez un sabio me dijo: 'La Obra será tu cura' y hoy, después de muchos años, me he tomado unos minutos para reflexionar sobre la profundidad de esta frase en el contexto del camino de iniciación del espíritu que estamos transitando.
Venimos al mundo numerosas veces. Somos almas viajeras que a lo largo de las eras adquirimos conocimiento y experimentamos con la bienaventuranza divina investigando, encarnación tras encarnación, acerca de la Fuente Primordial que nos generó, ese aliento luminoso de vida que nace y vibra en cada área de la Creación. Experimentación tras experimentación, llegamos a comprender la Verdad de la existencia como un camino en espiral que gira hacia el vértice piramidal de todo el universo. Experimentamos la eternidad, comenzamos a conocer la Llama Única de la cual todo se origina, dimensión tras dimensión. Y nos parece así que podemos aferrar al Eterno, que podemos vivir en Él, que podemos ser invadidos por su Luz, que podemos convertirnos en una sola cosa con Él.


A cada paso de la existencia, el alma aprende a conocerse a sí misma y el ego sum aprende a estabilizarse y evolucionar, mientras que la parte física, que inicialmente soporta el peso de la inspiración material y pesada de los tres reinos inferiores, poco a poco es llevada a elevar cada vez más su vibración, encarnación tras encarnación, y así el cuerpo comienza el proceso de disipación transformándose en polvo de estrellas que a su vez se funde con la vida, la dona y participa en la danza de la existencia.

El espíritu, consciente de todo pero sin experimentación, debe recuperar la memoria perdida cuando se lanza desde el trampolín de un punto en el infinito, inefable y eterno, para sumergirse en el océano de la vida. Y es así que trepa abismos y profundidades, tratando de emerger lentamente, reconociéndose y reflejándose gradualmente en el Eterno, adquiriendo experiencia, sabiduría, conciencia y deseo de reencontrarse con el Dios que lo generó. Un Eterno que siente vibrar dentro de sí como nota constitutiva de todos los mares atravesados en el curso de edades y dimensiones. Y en todo esto el alma, que nos da forma y se adhiere a la consistencia material del cuerpo, aprende, estudia, se sublima, percibe, se educa, se emancipa y se cura de las afecciones del ego. Se cura de sus instintos disfuncionales y primitivos que conducen a un cuerpo aún ligado al elemento animal, fuertemente dominado por el instinto de supervivencia y de reproducción que luego, poco a poco, se refina en sus glándulas endocrinas para dedicarse por completo a la fatiga del ascenso: desde el bajo impulso carnal de la supervivencia, a través de la búsqueda de alimento, la defensa del territorio y la reproducción, la parte límbica comienza a alquimizarse siguiendo los insumos evolutivos del espíritu. Al sobrevivir a las fieras del materialismo, el alma se educa para la supervivencia del camino iniciático. Por el instinto de obtener alimento, el hombre se vuelve sediento de Verdad y ansioso de justicia. Así comienza a experimentar compasión y empatía por cada forma de vida, que debe ser tutelada más allá incluso de su vida. El alma junto con el cuerpo evoluciona. Y en el camino de la cura, entendida como la posibilidad de sanación que Cristo nos ha dado en cuerpo, alma y espíritu, podemos limar emociones y hacer las paces con nuestro ser disfuncional. Y esto solo puede suceder aprendiendo el amor a través de la acción, la forma más rápida de llevarnos a la meta.

francescapanfiliLa iniciación en la conciencia, en la verdad, en el amor y en la justicia requiere resistir los impulsos centrípetos y centrífugos del ego que es egoísta, celoso, materialista, individualista, indiferente, hostil, consumidor compulsivo de relaciones, bienes y emociones. Un ego que haría resurgir en nosotros todos los impulsos que pertenecen a las frecuencias bajas e indistintas del ser del que hemos evolucionado y del cual deseamos ascender para abrazar la dimensión superior.

Así nuestra alma se recupera y nuestro cuerpo se cura y aprende a decir 'nosotros' en vez de decir 'yo', aprende el sentido de comunidad y colectividad que guía la cooperación creativa, reeducándonos desde ese instinto de muerte inherente a la lógica separativa de la realidad que hoy vivimos en el mundo neoliberal del globalismo, de las pulsaciones bélicas que se reflejan en todo hombre, a menos que uno decida emanciparse y curarse a través de la ciencia del espíritu. Una ciencia que se ejerce amando al prójimo como a nosotros mismos y ofreciendo nuestra vida a la Verdad. No importa si se habla el mismo idioma o si se ve de la misma manera a la realidad.

Lo que importa son los valores del 'nosotros' y el deseo de refundar una sociedad en la que la ética se convierta en el pilar de la existencia y en la que imperen el amor, el conocimiento, la justicia y la paz.
Este propósito que anima a la acción en nuestro camino iniciático es en sí mismo un acto terapéutico y de sanación profunda que imprime en nuestras células un metabolismo del espíritu capaz de redefinir y rediseñar los escenarios bioquímicos, físicos y etéricos. La epigenética celeste se activa, modula nuestros genes de manera diferente y los prepara para la perspectiva de eternidad que nuestro espíritu desea alcanzar. Esta luz de la realización de la intención crística nos lleva a amar, a la justa acción y modula de modo diferente la recepción y emisión de biofotones por parte de nuestro ADN, que se convierte cada vez más en una antena consciente de la fuente solar que hace nuevas todas las cosas.
La epigenética del espíritu modula los impulsos del cuerpo y del alma que guían al iniciado a la destrucción de la vieja casa hacia la construcción de un nuevo yo que se opone a los valores divisivos, violentos, involutivos y destructivos del mundo, para renacer y resurgir como un nuevo ser humano. Un proceso que activa o despierta la genética que proviene de los pueblos de las estrellas definida como GNA.

Para así sanarnos del mundo, sanarnos de los males del ego, convirtiéndonos en hombres y mujeres nuevos, preparándonos para la nueva humanidad en la que Cristo nos ha educado y nos está guiando.
El nuevo mundo nos quiere sanos y curados de los instintos de los celos, de la materia y del odio. Nos quiere unidos y amorosos, comprensivos, hermanos y fraternos. Nos quiere decididos en la evolución, alegres de existir, amantes del conocimiento y la verdad, intrépidos guerreros para contrarrestar todo lo que nos haga retroceder y fuertes para superar las pruebas de la evolución y así sanar.

Esto sucede en la Obra y siento profundamente que de cada error y del servicio que realizamos podemos aprender y curarnos y esta es la fuerza del Maestro que nos cuida, nos protege, nos sostiene cuando el Padre nos somete a la tentación en el sentimiento, en la salud, en la economía y en la materia para resolver todos los pagos pendientes sobre los que nunca hemos querido poner mano.
En definitiva, nos renueva porque hace todas las cosas nuevas y nos hace resurgir de las jaulas que nos mantuvieron atrapados pero de las que luchamos por separarnos.
Cristo después de 2000 años nos sigue sanando el corazón, el alma y el espíritu y lo hará por la eternidad, haciéndonos entender que estamos hechos de la misma sustancia que el Padre y que podemos vibrar al unísono con el amor más grande de todos los amores.
La fuerza sanadora que cura cada herida del alma es la Suya.

En la obra podemos vivir esto todos los días y estar agradecidos entregándole toda nuestra vida a Él, porque es por Él que estamos vivos, es por Él que podemos amarnos unos a otros, es por Él que toda la creación se ilumina con la alegría de existir y evolucionar, desde las piedras a los cúmulos estelares, del hombre común al ser de las dimensiones más evolucionadas que se inclinan a la eternidad y al aliento de la vida ansiosa por evolucionar.
Siento profundamente que este proceso de sanación y transformación se da dentro de mí y me hace bailar reconociendo en mi corazón, el corazón del cielo, de toda una creación y de una vida que amo y de cada ser que sufre, por lo cual deseo dar todo de mi misma.

Gracias Padre. Si no hubiera sido por las pruebas, por las alegrías, por los dolores y por los sacrificios no hubiéramos podido entender esto y, sobre todo, si no hubiera sido por Giorgio que incluso en silencio nos ofrece su mano, muchas veces invisible, pero más presente que nunca, apoyándonos y mostrándonos el rostro de Tu Hijo Jesucristo, haciéndonos conscientes de nuestra eternidad, al esperarnos cuando nos quedamos atrás, al ayudarnos cuando caemos y al estar siempre ahí, incluso cuando físicamente no está con nosotros, pienso que no habríamos podido experimentar el poder curativo del amor que nos salva de nosotros mismos y nos ofrece una nueva vida.
Dejándome atravesar por estas imágenes y este amor, esta frase "Tu fe te ha salvado", pronunciada por Jesús y narrada en los Evangelios, resuena en mí. Así que le pregunté a Giorgio sobre el significado profundo de este concepto, de realizar en el espíritu más que en la mente y el me respondió así:

'EL SIGNIFICADO DE LA FRASE “TU FE TE HA SALVADO” ES EL DE CONFIAR TOTALMENTE EN CRISTO. Y CUANDO CONFIAMOS TOTALMENTE EN EL, SUCEDE ESTO EN LA MATERIA, EN EL ETÉRICO Y EL ASTRAL: LA CONFIANZA TOTAL QUE TIENES EN EL GENIO SOLAR HACE QUE LA LUZ CRISTICA SOLAR ENTRE EN TI Y TE SANE. ASÍ QUE, SI CONFIAS EN CRISTO, QUE PERSONIFICA A JESÚS DE NAZARETH Y PONES TOTAL CONFIANZA EN ÉL, CON TODO SU SER, LA LUZ QUE ESTÁ EN JESÚS DE NAZARETH Y QUE ES CRÍSTICA ENTRA EN TU PLEXO SOLAR.
EL MISMO CRISTO ENTRA DENTRO DE TI Y CUANDO ESTA LUZ SOLAR ENTRA EN TU PLEXO, TODAS LAS CÉLULAS SE LIMPIAN INMEDIATAMENTE DE CUALQUIER MAL. LA LUZ CRISTICA INCLUSO PUEDE CAMBIAR LAS ESTRUCTURAS MOLECULARES DE CUALQUIER OBJETO MATERIAL Y POR LO TANTO PUEDE CURARTE DE CUALQUIER ENFERMEDAD O INCLUSO CAMBIAR UNA SITUACIÓN MATERIAL O NATURAL DE CUALQUIER TIPO, PORQUE LA LUZ CRISTICA TE COMPENETRA COMPLETAMENTE, UNA VEZ QUE TE HAS ENTREGADO TOTALMENTE A EL, SIN DUDAS.

LA FE ES COMO EL AMOR QUE SIENTES POR TU AMADO, ESE AMOR POR EL QUE DEJAS TODO, HACES COSAS FUERA DE LAS REGLAS Y RENUNCIAS A TI MISMO… DORMIR O COMER. ES ESE AMOR QUE TE DEJA SIN ALIENTO Y TE HACE HACER GRANDES COSAS EN EL TRABAJO, EN LA VIDA, EN LA IDEA QUE PROFESAS, EN LA CAUSA EN LA QUE CREES, PORQUE EN TU MENTE ESTA AQUEL AMADO. ESTÁ EN TUS HUESOS. ESTÁ EN TU ALMA.

LA FE ES COMO EL AMOR CONTADO POR LA CANCIÓN ESCRITA POR EL GRAN RICCARDO COCCIANTE QUE SE TITULA 'CUANDO TERMINA EL AMOR'. CUANDO TERMINA UN AMOR, EL ENAMORADO YA NO PUEDE VIVIR SIN QUE EN SU MENTE SOLO SE ENCUENTRE EL AMADO Y LUEGO BUSCA UNA NUEVA IDENTIDAD, UN NUEVO TRABAJO, UNA NUEVA VIDA PERO SIGUE TENIENDO EN LA MENTE A ESA MUJER QUE ÉL AMA LOCAMENTE. EL AMOR ES ASI. TRANSFORMA ESE AMOR EN FE, ESA ES LA FE DE LA QUE JESÚS HABLABA CUANDO DECIA 'TU FE TE HA SALVADO' PORQUE EN ESE HOMBRE O EN ESA MUJER QUE QUERÍA SER CURADA, EL VEIA EL AMOR QUE SENTIA CRISTO POR SÍ MISMO.

ES UN AMOR INFINITO. ESA MUJER U HOMBRE QUE LE PIDIÓ SER CURADO, HABRÍA HECHO CUALQUIER COSA POR CRISTO, COMO LO HARIA UN HOMBRE CUANDO SE ENAMORA DE UNA MUJER Y PIERDE LA CABEZA POR ELLA Y ESTARÍA DISPUESTO A SALTAR DEL BALCÓN POR HACERSE NOTAR Y OBTENER UNA SONRISA DE SU AMADA, PARA HACER QUE ELLA LO ACEPTE.

UNA CLASE DE AMOR QUE TE HACE EXPLOTAR TU PLEXO SOLAR. VIVES CON ESTE AMOR TODO LO QUE HACES, INCLUSO LAS TAREAS DOMESTICAS, ÍNTIMAS Y PRIVADAS,LAS MATERIALES COMO COMER, DORMIR, LAVARSE, TRABAJAR, INCLUSO IMPLEMENTANDO TU IDEA SOCIAL O POLÍTICA, REALIZANDO ACTIVIDADES A FAVOR DE LA JUSTICIA O DE TU RELIGIÓN.

ES UN AMOR QUE TE ACERCA A LOS INTERESES DE TU AMADA O TAMBIÉN A SU RELIGIÓN SI TIENE UNA DIFERENTE A LA TUYA, SOLO PORQUE ESTÁS COMPLETAMENTE ENAMORADO.
TU AMADA SE CONVIERTE EN EL CENTRO DEL UNIVERSO. NO DEJAS DE LADO LAS OTRAS COSAS QUE NECESITAS HACER PERO EXISTES SÓLO PARA ELLA.

EL CENTRO DEL UNIVERSO, EN ESE MOMENTO, PARA AQUELLOS QUE PEDIAN A CRISTO LA SANACIÓN O UNA AYUDA, ERA SOLO ÉL, EL CRISTO. NO HABÍA MÁS. LA FE ES AMOR INFINITO E INCONDICIONAL POR EL MESÍAS EN ESTE CASO. TODO LO DEMAS, ALREDEDOR DE TU VIDA ES SECUNDARIO PORQUE NO HACES MAS QUE PENSAR EN ESA AMADA MUJER QUE EN NUESTRO CASO ES EL SEÑOR.
SOLO CUANDO LLEGUEMOS A AMAR A CRISTO ASÍ, RENUNCIANDO A CUALQUIER COSA QUE PUEDA SER NUESTRA, REALIZAREMOS LA VERDADERA FE. ESTA ES UNA IDEA FÍSICA MÁS QUE TEOLÓGICA DE LA FE QUE QUIERO DARTE PARA HACERTE ENTENDER QUÉ ES LA FE EN CRISTO Y POR QUÉ ESTA FE PUEDE SALVAR Y SANAR '.

Con amor
Francesca

23 de abril de 2021

Archivos adjuntos:
- Rayos de Luz Solae. Dialogos entre lo humano y lo Divino. Escritos de Francesca Panfilli
https://www.thebongiovannifamily.com/francesca-panfili.html

14-09-20 Enamorarse de la mujer amada. La Obra.
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2020/9224-enamorarse-de-la-mujer-amada-la-obra.html

- 25-03-20 30 años. Actos de un cronista al servicio de los Seres cósmicos
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8979-30-anos-hechos-de-un-cronista-al-servicio-de-los-seres-cosmicos.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio



bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100