Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

hiroshima200Por Agustín Saiz

“Hace dieciséis horas, un avión estadounidense lanzó una bomba sobre Hiroshima. Dicha bomba tiene más potencia que 20.000 toneladas de TNT, siendo 2.000 veces superior a la mayor bomba hasta ahora utilizada en la historia bélica. Los Japoneses iniciaron la guerra desde el aire en Pearl Harbor, ahora les hemos devuelto el golpe multiplicado. Actualmente estas bombas se están fabricando y hay otras todavía más potentes, en desarrollo. Tenemos dos grandes plantas y muchos más proyectos dedicados a la producción de energía atómica.

Llegamos a emplear a 125.000 personas y de ellos, más de 65.000 siguen aún hoy involucradas en el funcionamiento de las plantas. Muchas de esas personas han trabajado ahí durante dos años y medio, pero muy pocos saben realmente lo que han estado produciendo. Ven grandes cantidades de material que entra y nada sale de estas plantas, ya que el tamaño físico de la carga explosiva es excesivamente pequeño. Hemos invertido 2 mil millones de dólares en la apuesta científica más grande de la historia y hemos ganado. Tanto el sector científico como el industrial trabajaron bajo la dirección del Ejército estadounidense que logró un éxito sin precedente. Dudo que se pudiera haber logrado una combinación así en todo el mundo. Ahora estamos preparados para destruir más rápida y completamente toda la fuerza productiva de los Japoneses en cualquier ciudad. Destruiremos sus muelles, sus fábricas y sus comunicaciones. El hecho de que podamos liberar energía atómica marca el comienzo de una nueva era en la capacidad del ser humano para entender las fuerzas de la naturaleza. En el futuro, la energía atómica podrá reemplazar la energía que actualmente proviene del carbón, del petróleo o del agua. Antes de que esto ocurra, debe darse un largo período de investigación intensiva, por lo que recomendaré al Congreso de los Estados Unidos que considere cuanto antes la creación de una comisión adecuada para controlar la producción y el uso de la energía atómica en los Estados Unidos. Y le explicaré el modo en que la energía atómica puede convertirse en una potente y decisiva influencia para el mantenimiento de la paz mundial“.

(Discurso del presidente Truman, 7 de Agosto de 1945)

Año 1945, finalizaba el proyecto Manhattan y semanas después son arrojadas las bombas sobre Hiroshima y Nagasaki, la guerra ya había terminado y Japón estaba rendido.

Años atrás los EEUU ponía en marcha el más ambicioso plan jamás imaginado, se reúnen en total confidencialidad los grandes potentes y con presupuesto ilimitado, banqueros, industriales, militares disponen del mejor equipo de científicos. Por medio de grandes corporaciones, entre ellas DuPont, General Electric, Monsanto distribuyen más de 70.000 personas trabajando por todo EEUU compartimentadas, sin saber qué hacen ni en qué participan, tal vez algo parecido a nuestro actual modo de vida. Traen de la noche a la mañana toneladas y toneladas de uranio, consiguen las primeras reacciones de fisión y luego la bomba atómica.

Un año después de finalizada la segunda guerra, se organiza el primer simposio de energía nuclear para uso civil, conducido por la misma gente que forma parte del proyecto Manhattan, su objetivo, desarrollar la carrera armamentista delante a nuestros ojos, proveer el uranio suficiente para crear el arsenal nuclear más importante de la historia y plantear un dominio geopolítico al resto del mundo. Lo consiguen. Se emancipa el verdadero poder detrás de las democracias formales y expanden su dominio al resto del mundo.

Inicia la carrera nuclear, aliados y enemigos detonan en conjunto más de 2000 bombas nucleares en todo el planeta. La radiación residual circula actualmente por todo el globo, esta introducida en la cadena trófica, a partir de entonces los suelos, vegetales, peces y animales son portadores de radiación. El daño se multiplica, empiezan las nuevas e incomprensibles enfermedades, sin una causa única el cáncer se propaga.

Emerge a la vez la propaganda pro-nuclear, estúpida, irracional y sin sentido, mistificada por la ciencia. No es necesario gritar que es un combustible no renovable, que tal vez se acabe antes del petróleo mismo. Tampoco que para obtener electricidad, en todo el ciclo, se emite tanto CO como en una central térmica. Ni siquiera sirve aclarar que es cara, a nadie le interesa, solo importan los residuos pero nadie los menciona. En Fukushima se van acumulando 1500 barras de combustible usado simplemente porque no existe otro lugar donde depositarlo, hoy luego de la rotura de la pileta de enfriamiento, desde Marzo del 2011, se siguen vertiendo 400tn de agua por día contaminada al océano.

En el medio de esta tragedia ocurrieron y ocurren los llamados accidentes. Queremos recordar a Chernobyl como una postal del futuro de algunos o varios de los más de 400 reactores que están funcionando. Según el lobby nuclear murieron 4000 o 5000 personas, mienten. Según estimaciones independientes de universidades de Alemania y Japón, el impacto llego enfermar a más de 80 millones personas con la decantación de la nube radioactiva que se expandió por toda Europa. Un ejemplo, al día hoy en Ucrania son más de 2 millones de personas que desde 1986 pidieron algún tratamiento médico en el ministerio de salud relacionado por Chernobyl y nacen cada año alrededor de 3.000 niños con marcadores genéticos dañados (capaces de desarrollar alguna malformación o enfermedad letal).

Muchos de nosotros pensamos que la vida no es un accidente, que tiene un sentido que nos emociona misteriosamente cuando nos sumergimos en ella y en sus misterios. La energía nuclear no es simplemente un tema de debate intelectual sobre el progreso y sus riesgos, nos confronta con nuestros pares que han perdido simplemente esa perspectiva desde la cual la vida se respeta por sí misma. No es difícil de entender esto, a ellos nos dirigimos una vez más para extenderles una mano antes que la propia naturaleza deje caer de su tronco, la rama débil y seca de esta humanidad que se está perdiendo en la deriva y casi no recuerda quién es, ni a dónde va.

Agustin Saiz, 6 Agosto, 2020.

Foto: https://www.lavoz.com.ar/galerias/el-horror-de-la-bomba-atomica-en-nagasaki-en-fotos

hiroshima300

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100