Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

eugenioliciaDe Eugenio Riganello y Licia Lucarelli

EL TESTIMONIO DE UNA DIVERSA “UNIÓN ENTRE HERMANOS”

En nuestra comunidad es costumbre reunirnos con motivo de fechas o eventos particulares. Estos reencuentros son motivo de alegría para nosotros, sobre todo porque nos reúnen en torno a la Voz de la Verdad, en él encontramos la clara manifestación de Jesús en la cruz en la época contemporánea; la fusión divina de dos seres superiores que continúan la obra infinita de la divina misericordia en la Tierra. Los Santos Estigmas de la época moderna nos llevan a reflexionar sobre cuánto padece todavía Jesús y que la Pasión, el Vía Crucis continúan para Él y que la lanza aún atraviesa el pecho de la Santísima Madre.

Ver al mensajero de Dios, su devoción a Jesucristo, a la Madre Celeste y al Padre Adonay, su vida santa en la lucha social por la justicia, su dedicación siempre puntual en impartir generosamente profundas lecciones espirituales, su paciencia para llevar en cada instante de Su vida, una gigantesca Obra de Amor en obediencia a la voluntad de Nuestra Señora, tomar sobre sí nuestras miserias, nuestros pecados con sus sagradas llagas siempre abiertas y dolorosas es para todos nosotros una enseñanza suprema que nunca antes hemos tenido. Un mensaje Del Cielo a la Tierra que nos dice: "Hijos, aprendan como se ama".
Debemos aprender a ser como él, no solo a arrastrar esa cruz, sino también a estar dispuestos a entrar en la cruz. Estos conceptos permanecen abstractos y distantes cuando vivimos una vida de bienestar y comodidad porque no pueden seguir siendo conceptos racionales para ser contemplados externamente, sino que debemos vivirlos internamente y en nuestro cuerpo.

El día que nos enfermamos entramos en un estado de sufrimiento físico que nos envolvió en la fuerte sensación de ser consumidos por un fuego que hizo arder nuestros huesos. La mente estaba neutralizada por el intenso dolor del cuerpo ahora inmovilizado por el ferviente ardor. No percibimos ni olores ni sabores, sino solo el alma que se expresaba despreocupadamente, abriendo un diálogo entre nosotros y el Cielo:

- Licia: “¡Gracias Madre Tierra porque este dolor de la carne nos une a lo que vives en cada momento por la contaminación que provoca la codicia y la indiferencia de los seres humanos! Ayúdanos a cambiar Reina del Amor y Madre del Dolor.”

- Eugenio: “Creíamos arrogantemente comprender el padecimiento de los que sufren. Cuando estamos bien, la mente nos hace creer que estamos en empatía con los enfermos, pero en realidad solo puedes entender el sufrimiento físico si lo vives en tu piel. Los dolores que estamos sintiendo ahora no son nada comparados con ciertos sufrimientos, son solo un medio para acercarnos a la comprensión de cuanto sufren tantas personas en el mundo.”

- Licia: "Tenemos un ejemplo máximo de un hombre del Dolor y del Amor. ¿Cómo hace para soportar todos esos continuos dolores durante años? ¡Me es imposible entenderlo! Incluso ahora que estoy experimentando estos dolores insoportables, no puedo imaginar cómo puede hacer todo lo que hace. Solo tratar de entenderlo es inimaginable: viajar, escribir, elaborar, seguir las necesidades de los hermanos, resolver problemas, reuniones, estar presentes en cualquier momento sobre todo cuando todos lo necesitamos, es siempre el primero en hacerse el último, en servir a una obra misionera de sugestiva vastedad ... incluso tiene la fuerza de levantarse de la cama después de sangrar ... es humanamente inconcebible. Su motor es un Amor de la más alta Envergadura divina, un amor que lo lleva a un fuerte impulso de actuar entregando todo de sí mismo, superando el Dolor por un Amor increíble. Sólo la fuerza del Espíritu puede provocar este entusiasmo en la materia para servir a Dios”.

- Eugenio: "En el orden divino: el dolor y el amor están unidos en esta Tierra. Debemos poner alegría y fe en el sufrimiento. Hágase la voluntad del Padre amado, él es quien mueve cada cosa, nosotros debemos comprometernos a cultivar la humildad y la obediencia”.

Los dolores aumentan y el tiempo parece dilatarse. Las noches dan la impresión de no acabar nunca, parecen llegar a aumentar el sufrimiento en cada parte de nuestro cuerpo y sucede que nos falta el aire a pesar de que el ventanal que da al gran pino está siempre abierta de par en par:

- Licia: “Eugenio, estas muy caliente pero tus manos están heladas; estás demasiado pálido, ¿cómo te sientes? "
- Eugenio: “No puedo respirar, tengo dificultad. La saturación de oxígeno no es buena, tengo que darme fuerzas para levantarme y practicar Kriya Yoga, tengo que oxigenar las células”.

La frescura del prana (del sánscrito, energía vital), impregnando todo el organismo, aporta oxigenación y vitalidad. Es posible superar incluso estos momentos difíciles gracias a las técnicas y conocimientos que nos transmitieron los avatares y, a Yogananda que los trajo a Occidente a través de tanto sufrimiento. Las prácticas de Kriya Yoga fueron fundamentales durante estos momentos con Dios porque la enfermedad nos ha aislado del mundo y nos ha confinado a un espacio íntimo con el Señor.

Si para el dolor físico las noches fueron largas horas de interminable sufrimiento, para el alma fueron horas de libertad. Sentimos una expansión interior que se ampliaba cada vez más para llegar a espacios de invocaciones y alabanzas a la Madre Celeste llena de Misericordia, a los Santos que tanto sufrieron y tanto han enseñado, a los ángeles que nos guían, a nuestro guía que continúa sufriendo por nosotros, a Jesús nuestro Pilar Solar.
Durante una de estas noches de Alabanza Interior y Dolor Físico, surgió una petición espontánea:

- Licia: “Madre Inmaculada, ¿puedes aliviar estos dolores por un momento? He alcanzado mi límite, ¿puedo tomarme un descanso, aunque sea por un rato? "
Instantáneamente, ese dolor atroz es absorbido por un flujo externo. Solo podemos agradecer admirando las estrellas que brillan gracias al manto oscuro del firmamento

- Licia: "Por medio de la oscuridad vemos brillar las estrellas, estoy sufriendo pero ofrezco este padecer a Jesús para que pueda tomar este mínimo sufrimiento mío para aliviar el de quien me ha formado en esta obra querida por la Madre el Santísima, de hecho, debería suceder más a menudo porque tenemos que convertirnos en el cuerpo místico de nuestro maestro y unirnos con él no solo en el conocimiento sino también en el sufrimiento.

Una insólita UNIÓN entre hermanos.
Durante estos días otras hermanas y hermanos también han estado enfermos, visualizaba a todos nosotros como una corona de almas unidas entre sí que se fortalecían para retomar con mayor conciencia la obra que servimos a favor de la vida.

El teléfono nos ha unido en reflexiones, palabras de consuelo, conceptos para meditar, analizar errores, transmitir consejos, inquietudes para compartir y superar juntos, confrontación y complicidad en orar por quienes se encuentran en un momento difícil.
Nos convertimos en un cuerpo único y el sufrimiento causado por la enfermedad fue lo que nos unió.

Esta experiencia nos ha fortalecido, nos ha acercado al Dolor y al Amor, nos ha unido en la fe de que es Dios y solo Dios quien mueve nuestras vidas.

“¿De verdad quieres amarme? Aprende a sufrir primero”.
Jesucristo a Santa Gemma Galgani
en una visión mística de Jesús Crucificado; año 1889.

Con amor
Eugenio Riganello y Licia Lucarelli
8 de setiembre de 2021

Archivos adjuntos:
21-05-21 La enseñanza de Cristo: Acción y Servicio
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9585-la-ensenanza-de-cristo-accion-y-servicio.html

5-04-21 Contemplación en tiempo pascual en el camino de Juan
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9495-contemplacion-en-tiempo-pascual-en-el-camino-de-juan.html

30-04-21 Yoga la ciencia sagrada que nos hace guerreros
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9532-yoga-la-ciencia-sagrada-que-nos-hace-guerreros.html

23-02-21 La tribu de Juan y el Avatar Yogananda Juntos!
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9440-la-tribu-de-juan-y-el-avatar-yogananda-juntos.html

19-12-20 La existencia entre el cielo y la tierra: espiritualidad y accion
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2020/9326-la-existencia-entre-el-cielo-y-la-tierra-espiritualidad-y-accion.html

10-09-11 Testimonio de un alma en el camino del Yoga
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2011/3873-testimonio-de-un-alma-en-el-camino-del-yoga.html

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio



bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100