Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Foto montaje DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 13 DE JUNIO DE 2021: 

ERIKA RELATA LA VIDA DE UN PERSONAJE AJENO A ESTE MUNDO. UN HOMBRE QUE VIVE EN UN MUNDO MUY LEJANO DE LA REALIDAD DE LA DIMENSIÓN MATERIAL HUMANA. UN HOMBRE QUE VIVE LA ALEGRÍA DE LA PRESENCIA DE "OTRO" QUE COMPENETRA SU ESPÍRITU, SU ALMA Y SU CUERPO. UN HOMBRE QUE SE RÍE DE SU PEQUEÑA DIMENSIÓN, QUE SUFRE POR SUS LIMITACIONES, SUS MIEDOS, SUS DUDAS.

PERO, EL REGOCIJO, LA ALEGRÍA, EL AMOR, EL SENTIDO DE LA JUSTICIA, EL VIAJE CONTINUO Y CONSTANTE EN EL UNIVERSO Y "SENTIR" DENTRO DE SÍ MISMO EL SUFRIMIENTO Y LAS INJUSTICIAS DEL PLANETA LO TRANSFORMAN, COMO UNA MÁGICA ALQUIMIA, EN UN HOMBRE FUERTE, DECIDIDO Y CONSCIENTE DE TODO. ASÍ ES, ERIKA VE Y RELATA LA ESQUIZOFRENIA DE UN HOMBRE QUE HA SIDO LLAMADO POR LOS AVATAR, LA DOBLE PERSONALIDAD DE UN SER HUMANO, DISPONIBLE HASTA LA LOCURA HACIA AQUÉL QUE NADIE VE PERO QUE EXISTE: CRISTO.
ESE JOVEN ETERNO NAZARENO QUE OBSESIONA LA VIDA DE ESTE HOMBRE EN TODO Y POR TODO. ¿QUÉ DECIR? ES LA VERDAD, ESTE HOMBRE ES ASÍ. ESTÁ Y NO ESTÁ. VIVE Y MUERE CADA DÍA. CAE Y SE LEVANTA. AMA Y GRITA CON JUSTICIA. LLORA, RÍE, SUFRE Y COMO UN SOÑADOR ESPERA DE VOLVER A VER A SUS HERMANOS Y DE VOLVER A VIAJAR EN SU FANTÁSTICA REALIDAD CÓSMICA. INALCANZABLE, ÚNICA, UTÓPICA. ¡PERO VERDADERA! AL MENOS ESTO ES LO QUE ESTE HOMBRE HACE CREER A TODOS NOSOTROS CADA DÍA DE SU VIDA. 
LEED EN FE.  
UN AMIGO DEL AMIGO DEL HOMBRE.  
G.B. 

PLANETA TIERRA 
13 de junio de 2021  

La llamada 3a Estación
De Erika Pais
 

En un diálogo interno, íntimo, profundo y continuo con el Cielo, plasma en pensamientos todo cuanto la Divina consciencia ha impreso dentro de sí.

Le es claro, muy claro, que debe partir hacia algún lugar que intuye, y que algunas personas podrán, y otras deberán, acompañarlo, pero aún no sabe cuántas o cuales.

Su espíritu lo empuja a desear quienes serían, pero su responsabilidad espiritual, su obediencia incorruptible y su consciencia lo llaman a esperar a recibir el aval del Cielo; a sentir sin lugar a ninguna duda, dónde, cómo y quienes.

De algunos, está absolutamente seguro, de otros aún debe decidir.

Le es posible percibir la ansiedad de aquellos a los que le comunicó la Invitación del Cielo y sus deseos de acompañarlo.

Puede leer en los corazones y las almas de esos ojos que lo observan y esas bocas que pronuncian sugerencias.

Puede percibir como, aunque sea imperceptiblemente, el ser humano posee una inclinación natural a querer conjugar los dibujos del Cielo con los intereses personales.

Hace preguntas, analiza, pura, transparentemente y en voz alta, todas las posibilidades. Expresa honestamente su miedo a equivocarse e interrumpir o impedir que el dibujo Divino llegue a su concreción, si tomara una decisión equivocada.

Y con esa pureza, que viene de su corazón, permite que, cada uno de los allí presentes, le sugieran nombres, situaciones, posibilidades. Prestándose, así, como instrumento del Cielo para ponernos a prueba a todos los que allí estamos.

Porque, en realidad, él sabe muy bien que debe hacer y que el único camino que elegirá, siempre es el Justo y que la decisión que tome está marcada desde antes de los tiempos.

El conoce a la perfección esos momentos necesarios, en los que su misión personal, se entrelaza muy profundamente con el estado interior de consciencia de cada uno de los que lo acompañan y se encuentran a su lado.

Este momento de decisión compartida, no es para él ni por él, es por y para nosotros, privilegiados, que participamos a ese momento sublime en el que se plasma en acciones materiales la invitación etérea del Padre.

En ese momento es posible poner a prueba cuanto de aquello que tenemos adentro, hemos aprendido a soltar para permitir que lo escrito en la eternidad de los tiempos fluya. Cuanto de nosotros mismos somos capaces de acallar frente a la Voluntad Divina y hasta donde nuestros intereses o deseos personales nos embargan y nos dominan.

Reconozco en mi esa ansiedad de pasar por mi interior cuanto El amigo del Hombre está diciendo y hacer míos esos deseos.

Conozco esa sensación que te viene dentro, cuando inconscientemente o no, quieres interpretar lo que no te corresponde y un pensamiento producto del interés lucha por nacer para empujarte a transformar, lo que sucede a tu alrededor y de lo que formas parte, en algo que fuera beneficioso para ti, en aquello que te haría más feliz o consideras, de acuerdo a tu limitada visión, sea más justo.

Me refugio en la mirada del Eterno Mutante, en su persona, en su ejemplo, en quien es, en lo que representa, sea desde el punto de vista espiritual como humano y hago callar mi mente. Aunque, dentro del contexto, me es dada la oportunidad de opinar, lucho conmigo, con mi ego, con mi psiquis, con todo mi ser humano y agradezco al Padre ser testigo. Renuncio a mi persona y me pongo al servicio en silencio. No quiero opinar, ni preguntar, ni pensar, sea verbalmente o, y, sobre todo, interiormente.

No sé si lo logré completamente, no sé si alcanza con querer hacerlo, no sé si ya, el solo hecho de que haya tenido que luchar, me ubica entre aquellos que el Cielo descartaría.


No sé nada, no pienso nada, solo quiero aprender a dejarme llevar y que el Diseño Divino me sorprenda cada día. Y que éste no sea ni bueno, ni malo para mí, sino que SEA, en toda su Potencia y Expresión.

El viaje se organiza casi a último momento, una vez que el Cielo avala, las puertas se abren y todo fluye para que un pequeño grupo de personas, sobre todo jóvenes, acompañen al Amigo del Hombre, quien ya no es el mismo, al lugar donde el Cielo le había revelado.

Había una razón específica por la que cada uno debería ir, razones visibles, aparentemente, pero invisibles para el espíritu, en espera del momento en el que éstas puedan ser reveladas, cuando se esté preparado y sea necesario.

Él se concentra en el camino mientras conduce esos cientos de kilómetros que lo separan del océano.

Se concentra en lo que le deparará el Cielo. Se concentra en el trabajo operativo, periodístico y de redacción que no puede, no debe y, sobre todo, no sabe descuidar, aún si está respondiendo a una llamada del Cielo.

Se concentra en el Cristo, para poder escuchar Su Voz, se concentra en el Cielo, para identificar Sus señales.
Se concentra en sí mismo.
Sus ojos poseen la luz de siempre, esa luz que te atraviesa, que te hipnotiza; esa luz particular que intentas escrutar y en la que te caes atraído por una fuerza de gravedad que responde a sus propias leyes, perdiéndote en el abismo porque descubres en ella universos infinitos, ríos de lágrimas derramadas en silencio que nunca verán los colores de este mundo, porque el mutante cósmico es alguien que llora hacia dentro.

Y si últimamente lo vemos emocionarse más, sensibilizarse más. Si vemos su voz quebrarse más con infinita emoción, es simplemente porque ha decidido, en este tiempo y que es el último, regalarnos su sentir humano…hacernos conocer el llanto de las estrellas.

Él, es alguien que vive su extrema sensibilidad, proveniente de otro mundo, de una forma sin forma, sin estructura, sin esa lógica humana que la encadenaría a una ética y moral ilusoria, falsa e hipócrita, como es la del Hombre. Vive el amor y los sentimientos sin los filtros de este sistema perverso, los vive con pureza, con transparencia, con devoción y autenticidad.

Debe hacer de sus sentimientos hacia nosotros una escuela que nos duele y que a veces, muchas, demasiadas, no entendemos. Porque no hay amor más grande que llevar a sus amigos y hermanos al camino del Cristo, y éste resulta duro y empinado para todos nosotros.

Debe controlar, todo el tiempo, que estos no se vuelvan debilidad sobreprotectora e interferir en el libre albedrío de cada uno.
No le es permitido, aunque lo desee con toda el alma, intervenir en las decisiones y acciones de fondo, que cada uno de nosotros debe tomar y hacer y que son producto del Don más preciado otorgado por el Padre, la libertad.

Aunque, el Cielo, manifestando una casi incomprensible severidad para con su instrumento y sus emociones, le permite ver las consecuencias que estas decisiones tendrán en nuestras vidas. Y no siempre son positivas.

La libertad es uno de los frutos más grandes y eternos del Amor, solo si éste es perfecto, ella puede manifestarse en toda su esencia, contenido y expresión verdadera.

Y él a la Libertad, la venera, la inculca, la vive. Aunque ésta lo destruya.
Sufre profundamente cuando, en el ejercicio de nuestra libertad, con nuestras acciones y decisiones equivocamos el camino y nos alejamos de él. Porque él encarna la Verdad y cada error que nos aleje de ella, también lo hace, aunque sea un momento, de su Ser.

Y a pesar de eso él nos ama de todas formas.
Nos ama, aunque lo abandonemos, nos ama, aunque no seamos óptimos, nos ama, de todas las formas y de mil maneras. Dudo que alguno de nosotros alcance a amarlo, tanto como él.

Y nos sufre, diariamente.
El arte, la cultura, la música, expresiones sensoriales de esa energía intangible que lo embarga todo el tiempo, son sus interlocutores en el lenguaje universal cuando necesita refugiarse.

Cuando enfrenta sus dolores humanos por vernos errar. Desesperado en el espíritu porque el tiempo se está acabando y permitimos que las agujas del reloj corran atravesando las miserias que no somos capaces de superar, es la música la que lo acuna en su regazo, acariciando su emoción.

Es un dibujo, una pintura, un niño, una mirada pura, la que le arroja un salvavidas para que la ola no lo sumerja.
Son las expresiones perfectas de la Creación las que pueden comprender, consolar su ser y ayudarlo a conjugar esa sensación divina, eterna y verdadera que lo compenetra en contraste con la densidad de este mundo que lo aprisiona, solo ellas.

Los kilómetros que nos separan del destino se van acortando velozmente…
La Luz de sus ojos es la de siempre, pero hay algo más…
Y ese algo, por el momento, no tiene sustancia, ni forma. Aún no ha nacido en el pensamiento Creativo.

Ese algo está gestándose dentro del Padre, es parte del Padre mismo y está por manifestarse en todas las dimensiones.

Está por manifestarse allí, en el océano que lo llama, frente a él y de las Potencias Celestes a las que les sea permitido presenciarlo.

Está por manifestarse frente a nosotros, a través de su cuerpo, de su Verbo, de su Sangre y de su infinito Amor.


Está por manifestarse durante la Pascua del Señor.

En honor a la memoria.
Erika Pais.
8 de junio del 2021.

Adjuntos:

03-05-21- La llamada 2a Estación
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9545-la-llamada-2-estacion.html

28-03-21 La llamada 1a Estación
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9486-la-llamada-1a-estacion.html

08-03-21 La Voz y la Cruz
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9454-la-voz-y-la-cruz.html

08-01-20 De Umbris idearum
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8894-de-umbris-idearum.html

24-11-19 Los alumnos de Giordano Bruno
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2019/8839-los-alumnos-de-giordano-bruno.html

21-02-19 La unción iniciática
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2019/8542-la-uncion-iniciatica.html

17-02-18 El filósofo mutante en el tiempo
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2018/8172-el-filosofo-mutante-en-el-tiempo.html

22-01-15 Erika
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2015/6154-erika.html

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio



bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100

Suscríbase a nuestro boletín de noticias
Estoy de acuerdo con el términos y condiciones y el Política de privacidad