Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

marcorambaudiPor Marco Gaidino Rambaudi 
¿Qué nos hace hombres dignos de ese nombre? Ésta es una pregunta que pocas personas se hacen en este mundo materialista y superficial. Demasiadas ilusiones pasajeras, desprovistas de fuerza vital, ofuscan las mentes de muchos. Pero que queda de todo esto cuando la vida nos despoja de lo superfluo, si no la esencia de lo que somos por dentro. Los verdaderos valores que perseguimos - la verdad, la justicia, el amor incondicional - son el motor real de nuestro ser: son nuestra base sólida que no puede ceder incluso cuando todo lo demás desaparece. La verdad, la justicia, el amor incondicional son la linfa vital de nuestro espíritu. Cuando, personificamos estos valores con la acción, nos nutren.
Estos últimos tiempos que vivimos nos llaman a hacer nuestro, sobre todo, el sentido de la Justicia. El mal en todos sus significados y la indiferencia de una humanidad desbandada, nos imponen una fuerte y clara toma de conciencia: nuestra conciencia nos habla y si ponemos nuestra atención sobre ella, ella pondrá su fuerza y veracidad sobre nosotros. Solo así, en auténtica simbiosis con nuestro verdadero Ser, seremos impregnados por la Llama de la Justicia que enciende nuestros humildes espíritus. Nuestro maestro y hermano Giorgio es el motor de este milagro alquímico, gracias a su incansable trabajo por la justicia a través de la lucha contra la mafia y la lucha contra todas las injusticias del mundo.
 
Y es precisamente aquí, en Calabria, el 10 de julio de 2020, donde Giorgio Bongiovanni, el maestro hoy encarnado, más grande sobre la tierra , nos convocó a una gran batalla: “la sentada” en apoyo a los magistrados que luchan contra la mafia.
 
Hemos venido de toda Italia, incluso de Suiza, cada uno dio su testimonio: las llamas ardientes en nuestros plexos solares, en la batalla, se vuelven una, una sola antorcha de Justicia.
 
Incluso Sonia Bongiovanni, líder del movimiento artístico juvenil OurVoice, interviene con toda la fuerza de su espíritu al grito: ¡No queremos a la mafia! El ímpetu de los jóvenes es como el agua de un río embravecido que transforma todo a su paso.
 
Las enseñanzas de Giorgio iluminan nuestro camino, nos orientan; sólo siguiéndolo podemos mantenernos en el camino correcto sin perdernos ni perder el tiempo. Él es el faro, El es la dirección del cielo. Lo que nos hace fuertes es la humildad al seguir sus enseñanzas. No es fácil, no siempre es comprensible con parámetros humanos, pero solo en la obediencia encontramos el Camino. El cielo actúa de formas incomprensibles para la lógica humana terrenal. Debemos dejarnos guiar y esto solo es posible a través de la obediencia.
 
Después de la sentada me marcho con el maestro Eugenio Riganello, su esposa Licia Lucarelli y los hermanos del Arca de Calabria. Nuestra parada es Lamezia Terme donde nos espera una reunión especial. Al día siguiente en el patio del B&B-( Bed and Breakfast)- se reúne todo el grupo operativo de Giorgio y Pier Giorgio, junto con Flavio Ciucani. El cielo quería que yo también estuviera allí. Me doy cuenta de que es un encuentro especial donde hablamos sobre el futuro de nuestra querida y odiada Italia. Probablemente la reunión de hoy marcará el futuro de quienes luchan por este país y de todos nosotros ...
 
El viaje continúa y nos encontramos en la finca de nuestro hermano Doménico que nos acoge fraternalmente, como es costumbre en las tierras del sur. Un hermoso encuentro entre hermanos y hermanas, emociones sublimes y tanta alegría que sacia nuestros espíritus. Entre las enseñanzas de Giorgio, Pier Giorgio y Flavio, los niños no pueden faltar, pura energía divina, el magnífico regalo que el Señor nos da para alegrarnos la vida.
 
Cuántas vidas han pasado, cuántas experiencias en diversas formas, países, idiomas y culturas. Discípulos de Cristo, Cruzados, Masones, Vestales, Templarios, Maestros Espirituales, Atlantes. Y ahora estamos aquí, para la última batalla, la más importante, unidos por nuestro Cáliz viviente de la Comunión Crística. En estas tierras bendecidas por Dios y destrozadas por el hombre, tiene lugar la batalla final para la que Giorgio nos ha estado preparando durante años.
 
Los días pasan rápido y me encuentro en un retiro espiritual en la casa de la familia Riganello: Eugenio, Licia y sus hermosos hijos. Estar con ellos es una experiencia mística. Eugenio y Licia son dos personas realmente especiales, siempre están disponibles para todos los hermanos y nunca dejan de hacerlo, y los gemelos traen un estallido de energía a sus vidas. Su hogar es un santuario, que también se percibe por la energía. El retiro espiritual con una vibración así de alta ayuda a limpiar el cuerpo y el espíritu. El contacto con la naturaleza, nuestra Madre Tierra, también es fundamental, lo que ayuda a este proceso natural de reequilibrio y purificación por el que todos debemos pasar. Los seres humanos ahora viven desconectados de su hábitat natural, inmersos en el estrés y la contaminación. Hemos olvidado lo que significa vivir en simbiosis y armonía con la naturaleza. Estamos tan alejados de ella que la estamos destruyendo por cosas efímeras como dinero y posesión de bienes materiales. Estamos destruyendo el ecosistema que nos alimenta. En su estupidez, el hombre ha llegado a la locura.
 
Durante el retiro en este ambiente de alegría espiritual, Giovanni Micale y su compañera Giovanna se unieron a nosotros con sus hijos. Evidentemente, no podía faltarla incansable y tenaz Maria Noce, hermana siempre al lado de la familia Riganello y coordinadora de las actividades de la Asociación Funima International Onlus en Calabria.
rambaudi1
Cargados de fuerza, nos organizamos para la próxima misión: el otro importante evento antimafia en Catania el 27 de julio. Con toda el arca calabresa partimos hacia la nueva etapa, distribuidos en varios autos, esta vez me encuentro con los hermanos calabreses de OurVoice ... ¡el entusiasmo y la alegría nos dan la determinación adecuada para hacer nuestra contribución a esta importante causa en favor de la justicia!
 
Lo que nos convierte en verdaderos guerreros no es solo la fuerza y la determinación, sino también y sobre todo el discernimiento. “Mirad: os envío como ovejas entre lobos; Sed, pues, astutos como serpientes y puros como palomas ”(Mateo 10,16). Luchamos contra quienes son portadores de valores y acciones en antítesis de lo que Cristo nos enseña: mafiosos, políticos corruptos, periodistas comprados, empresarios vendidos, magnates económicos y financieros, multinacionales, líderes religiosos desbandados. Ellos personifican los valores del mal - sed de poder, codicia de riqueza, cinismo, violencia, dominación – y contra ellos va dirigida nuestra denuncia. Como nos enseña el maestro Giorgio.
 
Mientras que todas esas situaciones tontas de la vida cotidiana que nos obstaculizan en nuestro camino de la justicia, son simplemente impedimentos que hay que evitar con astucia o afrontar con ingenio: la discusión con el colega, el vecino insidioso, el obstinado, la pelea en la familia, los roces entre hermanos espirituales, etc. Estas situaciones no son nuestro enemigo, son simplemente pequeñas piedras en nuestro camino. Como enseña el maestro y hermano Eugenio y el hermano de OurVoice de Catania, Marcello Sciacca.
giorgioesoniagiorgioepier
 
La cena de la tarde es el preludio de la comunión fraterna del día siguiente. Nicolosi, un pueblo al pie del Etna, nos recibe. Salimos hacia el restaurante “La Nuova Quercia” donde nos espera un encuentro privado con todos los hermanos. Giorgio y Pier Giorgio toman la palabra y nos hablan de su maestro Eugenio Siragusa. También estuvieron presentes Francesco Mazzacane coordinador del Arca de Roma, Giovanni Micale coordinador del Arca de Palermo, el investigador Marco Marsili, Giovanni Bongiovanni presidente de Funima International y Sonietta.
 
Por la noche, nos espera un viaje al monte Sona Manfrè, un pico del Etna con un cráter en la cima. Aquí los extraterrestres se mostraron al gran Eugenio Siragusa. Llegamos al monte que ahora está oscuro. Giorgio nos guía contándonos cómo se produjo el encuentro entre Eugenio y los extraterrestres y Pier, como actor, lo pone en escena. Giorgio pide a los hermanos del cosmos hacerse ver y nos invita a concentrarnos. Y aquí, después de un tiempo, llegan las señales tan esperadas: ¡varios destellos de luz en el cielo oscuro, como saludos codificados, embellecidos con estrellas fugaces!
 
Yo también esperaba una señal, tal vez algo llamativo, así que me puse en marcha por el camino que lleva al cráter en la cima de la montaña. De repente, algunos hermanos locales se unieron a mí en mi viaje; entiendo que esto no es una coincidencia. Llegamos a la cima, al borde del cráter, un camino de unos 4 metros de ancho. En el cráter la exuberante vegetación cubre la vista. Los hermanos que me acompañan me explican que los extraterrestres colocaron el platillo volante dentro del cráter y luego bajaron a las faldas del Monte Sona para encontrarse con Eugenio Siragusa. Este hermoso recorrido con explicación fue la señal que estaba pidiendo. ¡Gracias hermanos del espacio!
 
Los seres siempre vienen a nuestro encuentro y tratan de complacer en nuestros pedidos, si estos son genuinos y útiles para nosotros y para los demás. Muchos hermanos espirituales tienen señales y avistamientos, estos sirven para despertarnos y estimularnos a la acción. Una vez que hayamos recibido la información, debemos arremangarnos y tomar medidas para cambiar este mundo enfermo. Ya sea que veamos las naves espaciales o no las veamos, sabemos que ellos existen y, a instancias del Padre, nos ayudan constantemente en nuestro camino.
 
Después de este largo viaje regresamos, al día siguiente, a Lamezia da Domenico. La unión entre los hermanos, el sentimiento genuino, sencillo y puro, el compartir de lo poco que se tiene, es conmovedor. Los niños juegan entre nosotros como rayos de luz, su alegría y pureza nos roban el corazón. Durante la hermosa velada nos centramos en varios temas ...
 
¿Cómo debemos acercarnos a las personas más cercanas a nosotros, como nuestros seres queridos o amigos, que no creen en el mensaje de verdad espiritual que llevamos? Al respecto, me vienen a la mente las palabras de Giorgio: “si no lo hubiera visto, tampoco lo hubiera creído”. Si pensamos en estas palabras, entendemos inmediatamente que no podemos juzgar ni condenar a los que no creen. Cada uno hace su propio camino. Hay quienes han visto y por tanto creen y hay quienes creen por fe porque la tienen dentro. La experiencia de Giorgio con Cristo es sublime:
"Ese día tuve una visión, oré entonces, mientras me levantaba del sofá, vi un rayo físico de luz que bajaba del techo de mi casa, era como un rayo láser y de este rayo de luz se formó una persona, primero se materializó toda la luz. Solo vi la silueta humana. Entonces esta luz comenzó a desvanecerse y se formó una persona que vestía una túnica usada, desgastada, se veían las manchas de sudor, manchas de suciedad donde solía descansar este personaje cuando se acostaba. Es como si lo tuviera frente a él ahora mismo, era alto, más alto que yo, alrededor de 1 metro y 82cm, tenía el pelo largo, no muy largo, castaño claro casi rojo, sus ojos eran muy grandes y oscuros.
Un apuesto joven palestino de barba no muy larga. Se me acercó descalzo, primero levitando, luego apoyándolos pies en el suelo, dio unos pasos hacia mí. Algunas cosas me traumatizaron físicamente: el olor que emanaba de SU persona, , a rosa seca, casi a desmayarme y el hecho de que vi a un joven viril, ni esquelético, ni frágil, ni femenino, como nos muestran en las películas, sino un joven fuerte. Toqué su brazo, su hombro y toqué a un hombre musculoso, músculos fuertes y me asombró y tenía los estigmas en sus manos, en sus pies, no le vi el costado porque tenía la túnica, no tenía la corona de espinas.
Los estigmas eran los mismos que los míos sangrantes y mirándolo con los estigmas y luego mis estigmas un poquito caí en confusión, lo vi y me dije: en el sentido de que no me sentía digno, pero me puso su mano en mi hombro. Nos sentamos a la mesa de la cocina que estaba puesta, no sé por qué pero yo me senté a la mesa, le ofrecí un trozo de pan. Él lo tomó y me dijo: "Hijo, debemos comer el pan de la vida" y me dio una palmada en la espalda, luego de masticar el pan, no bebió, me miró fijamente, yo también lo miré, el me miro y comió el pan, y yo también, se levantó aristocráticamente, caminó un poco, luego giró a la derecha hacia el pasillo, pero no me dio la espalda, caminó hacia atrás, siguió mirándome y dio pequeños pasos hacia atrás hasta que se encendió esta linterna humana de luz, volvió a convertirse en un rayo láser y desapareció por techo asi como entró. Esto es lo que me pasó. Si quieres creerlo ... "
 
Incluso San Pablo persiguió a los cristianos y sólo después de haber sido fulgurado, en el camino a Damasco se convirtió: «Mientras viajaba y me acercaba a Damasco, hacia el mediodía, de repente una gran luz del cielo brilló a mi alrededor; Caí al suelo y escuché una voz que me decía: Saul, Saul, ¿por qué me persigues? Respondí: ¿Quién eres, Señor? Me dijo: Yo soy Jesús el Nazareno, a quien tú persigues. Los que estaban conmigo vieron la luz, pero no oyeron al que me hablaba. Entonces dije: ¿Qué debo hacer, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate y ve a Damasco; allí se te informará de todo lo establecido para que usted hagas
Y como ya no podía ver, por el brillo de esa luz, guiado por la mano de mis compañeros, llegué a Damasco. Un tal Ananías, un devoto observador de la ley y de buena reputación entre todos los judíos que residían allí, se me acercó, se me acercó y me dijo: ¡Saul, hermano, date la vuelta y mira! Y en ese instante lo miré y recuperé la vista. Y añadió: El Dios de nuestros padres te ha predestinado para que conozcas su voluntad, veas al Justo y oigas una palabra de su propia boca, porque serás testigo de él ante todos los hombres de las cosas que has visto y oído. ¿Y ahora por qué estás esperando? Levántate, recibe el bautismo y lava tus pecados invocando su nombre ". (Hechos 22,6-16)
 
¿Y cómo comportarnos con personas ajenas a nuestro camino espiritual, con amigos y familiares? Si estamos encarnados en este mundo hay una razón, y ciertamente no es para encerrarnos en nosotros mismos. El miedo conduce al fanatismo y al aislamiento. La Obra es el camino principal, por supuesto, esto de hecho debería hacernos más fuertes en la fe cuando nos encontramos en medio de la gente. Lo que llevamos es la Luz, la oscuridad no puede dañar la Luz, porque la oscuridad es simplemente falta de Luz. Quienes nos atacan, nos denigran o se alejan de nosotros simplemente no entienden por qué no ven. La luz, es decir, el conocimiento espiritual y la verdad son una oferta que se puede aceptar o rechazar. Y nosotros, poseedores de este tesoro interior, debemos aceptar la elección de otras personas, ya que cada uno tiene su propio libre albedrío conferido por Dios. Aceptar las elecciones de los demás y dejarse llevar es también una expresión de amor.
 
Nada sucede por casualidad. La familia en la que nacimos, los amigos que tenemos, las personas que conocemos, las parejas que amamos. Todo tiene una razón y un fin en la economía creativa, incluso cuando no lo entendemos. La vida es como un baile y nosotros somos los bailarines. Con este espíritu debemos afrontar la vida cotidiana. La vida nos ofrece continuamente desafíos, alegrías y tristezas. Las experiencias nos moldean y sensibilizan. El conocimiento teórico es relativo, permanece en la mente como un bello recuerdo y luego se desvanece. Solo la experiencia puede moldear el espíritu. Por supuesto, el conocimiento teórico es fundamental para entender las cosas con lógica, pero este conocimiento debe luego ser consolidado por las experiencias que vivimos.
 
El miedo surge de lo que no tenemos experiencia. Tenemos miedo de esto, tenemos miedo de aquello, lo otro nos asusta. Solo viviendo, el miedo se aclara como la niebla. Es muy importante afrontar nuestros miedos por difíciles que sean. Solo así podemos mejorarnos y ayudar a los demás también. Si nos dejamos dominar por el miedo, este no solo nos destruirá, sino que nos empujará a aplastar a los demás, cortando las alas tanto a nuestra evolución como a los demás. La evolución es un flujo que debe correr. Nadie puede decidir el camino de otra persona. Todos somos compañeros de viaje y en el viaje hay un “toma y daca”, una enseñanza y un aprendizaje. En realidad, la evolución nunca es individual, la evolución es como una ósmosis entre espíritus, por eso el grupo y los demás son determinantes en el proceso evolutivo del individuo.
 
Solo un maestro evolucionado puede guiar al discípulo en el camino y, como nos recuerda Giorgio y como nos recordó el maestro Yogananda, al hacerlo, el discípulo confía su libre albedrío en manos del maestro. La orientación del profesor es en realidad una oferta, nunca una imposición. El discípulo es libre de confiar en el maestro.
 
Haciendo una pausa por un momento para reflexionar sobre nuestra existencia, muchas verdades se revelan a nuestro espíritu. Somos la clave: "Ustedes son dioses y harán cosas más grandes que yo", dice la Luz Crística. La realidad circundante es el espejo de lo que somos por dentro, tanto las cosas bellas como las menos bellas. Debemos mirar hacia adentro y cambiarnos a nosotros mismos para cambiar la realidad que nos rodea. Todo reside en nosotros, en nuestro espíritu. Esto nos recuerda a Cristo, Yogananda, Giorgio, Pier Giorgio, Eugenio y todos los grandes maestros del espíritu a través de las palabras y la acción cotidiana.
gesùyogananda
Mi gran agradecimiento a mi hermano Domenico Muraca, ejemplo de amor Crístico. A pesar de las vicisitudes de la vida, sigue estando siempre presente en la vida de sus dulces niñas. Esto se hace -dice el hermano Domenico-, por amor a los niños que son Dios en la tierra.
 
Todo niño necesita una figura masculina y femenina presente en su vida para el correcto desarrollo de su personalidad y parte psicofísica. La ausencia de uno de los padres o su mal comportamiento pueden desestabilizar este delicado equilibrio de crecimiento. Como nos revela Pier Giorgio con sus enseñanzas sobre la naturaleza del ser humano.
 
El viento ahora sopla en nuestras velas y mágicamente nos lleva a Pordenone donde, como cada 15 de agosto, tiene lugar un encuentro con Giorgio para celebrar la Asunción de la Santísima Virgen. Mientras Giorgio está sangrando por todos nosotros, yo todavía estoy en el tren. Grande es la emoción, difícil el camino. No pensé que podría llegar a la cita esta vez, pero ahora estoy aquí. El encuentro es especial, porque además de la conferencia de Giorgio y Pier Giorgio, estamos literalmente secuestrados por las exhibiciones de OurVoice, nuestro movimiento juvenil de denuncia social a través del arte. Bailes, canciones, recitaciones, canciones de la banda… un torbellino de densas emociones nos envuelve. La fuerza de este movimiento de jóvenes toma forma y alimenta incluso a los más veteranos en el camino. Día tras día crecen, se vuelven profesionales, se involucran, se emocionan, sacuden las almas, hacen vibrar los espíritus. El entusiasmo es grande y palpable. Yo también estoy embelesado por esta corriente que sacude mi corazón.
 
La fiesta es coronada con el bautismo del día siguiente. El rito es el atlante. Con el bautismo, Giorgio nos abre el tercer ojo. En la acción diaria, esperamos que nuestro espíritu se abra a la percepción del tercer ojo, cada uno con sus propios tiempos. Ritos ancestrales, casi míticos, que del pasado vuelven al presente gracias a este eterno mutante. Ahora ha llegado el momento de volver al conocimiento antiguo, el linaje del nuevo reino está fermentando.
 
El bautismo es el hilo conductor que une nuestras fiestas más importantes de este año. De hecho, también se repite en Sant'Alpidio el 6 de septiembre durante la fiesta por la estigmatización y el cumpleaños de Giorgio. Ahora son las hermanas y hermanos de Calabria, junto con muchos otros hermanos y hermanas, quienes reciben el bautismo. Giorgio en esta sagrada ocasión da su aprobación a todos frente a todos a la nueva arca calabresa, dándole el nombre de Arca Shanti Adonay. Esta noticia enciende mi plexo solar, la llamada es fuerte, la alegría inmensa. Shanti proviene del sánscrito y significa "Paz interior", Adonay es el nombre del Padre. Dos palabras sublimes se plasman en un solo nombre. Eugenio Riganello lleno de devoción a Giorgio se dirige a todos desde el escenario, recordándonos que esta será un arca abierta a todos los hermanos y hermanas, y naturalmente invita a todos a ayudar ya que hay mucho trabajo por hacer. Su hermano Domenico, con sus hermanos y hermanas, inmediatamente se pone a trabajar para la construcción del arca que se utilizará para todas las actividades de Giorgio: Anti-Mafia, OurVoice, Funima, Mensajes espirituales. Hay mucho que crear, pero la determinación y la fe en el Señor son grandes.
rambaudi5Honor y gloria al Arca Shanti Adonay
Marco Gaidino Rambaudi
25/04/2021

Adjuntos:
23-02-21 La tribu de Juan y el Avatar Yogananda juntos
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9440-la-tribu-de-juan-y-el-avatar-yogananda-juntos.html

17-12-19 Crónica retiro yoga en el arca Crotone
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2019/8860-cronica-retiro-yoga-en-el-arca-crotone.html

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio



bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100