Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

alice200De Alice Valeri
El lockdown nos ha puesto frente a nuestras debilidades, a nuestros miedos y a nuestras dificultades. Los niños absorben las informaciones psíquicas y emotivas de los adultos, interiorizan el malestar y se vuelven introvertidos, agresivos o adoptan comportamientos que podemos definir como “regresivos”.
Después de más de un mes aislados en casa los primeros en sufrir y manifestar los síntomas del aislamiento forzado son los niños y los adultos olvidados, aunque obviamente no son los únicos.
Porque digámosnos la verdad, este aislamiento forzado, además de habernos tomado a la desprovista, nos ha puesto frente a las muchas dificultades cotidianas de ocuparnos 24 horas al día de los niños, que antes compartíamos en parte con la sociedad, la escuela, los abuelos, los centros infantiles, las babysitter, un esfuerzo para el que las familias no estaban preparadas y, si es verdad que para educar a un niño se necesita una aldea entera, también es verdad que los padres se han visto solos en casa sin las herramientas para poder cumplir la misma obra educativa.
Pienso en todas aquellas familias que no tienen bastante recursos o en aquellos padres que trabajan en primera línea del ámbito social; sobre todo en aquellos niños con con trastornos del desarrollo infantil (ADHD-HIPERACTIVIDAD...), con discapacidad, niños que viven situaciones familiares emotivamente inestables, que son observadores silenciosos de violencias domésticas, chivos expiatorios de violencias psicológicas y atentados emotivos y, más sencillamente, en todas las familias que quizás sólo ahora han descubierto que tienen hijos.
Niños a menudo encerrados en pequeños pisos, sobre todo en las grandes ciudades; a veces sin ni siquiera un balcón que en este momento puede ser la única ventana abierta al mundo, privados de afectos familiares, lejos de los amiguitos, de la maestra, privados del parque infantil, de una carrera al aire libre (si no se tiene un jardín propio); único desahogo externo con el que poder seguir en contacto con la realidad.
No sólo los niños sufren, esto es cierto, pero en este momento están entre los invisibles de la sociedad a los que deberíamos prestar la máxima atención y hacer de contención emotiva a las fragilidades que podrían vivir; a sus miedos motivados, a sus emociones.
Niños que serán los adultos del mañana, y entonces sí serán tenidos en cuenta, pero ahora no forman parte de la economía y, por lo tanto, es mejor silenciar su voz.
Al principio, aparentemente, los niños pueden haber tenido una cierta serenidad y alegría, porque, está claro, ¿cuándo jamás han estado tanto tiempo en casa con mamá y papá? (al menos algunos).
Ellos se han reapropiado de un tiempo que se les había negado por las incumbencias cotidianas, un tiempo que parece ser un nuevo nacimiento.
Inicialmente podía parecer una larga vacación. ¡Y no más la prisa cotidiana sino dibujos animados y desayuno en la cama sin tenerse que vestir para ir a la escuela o a la guardería; el pijama ¡la ropa preferida!
Luego la alegría gradualmente ha empezado a dar lugar al nerviosismo, a todas aquellas tendencias que los padres definen regresiones, miedo de dormir solo, sueño dificil, enuresis nocturna, cada vez más necesidad de atención.
Nadie conoce las consecuencias de lo que estamos viviendo porque nunca jamás había ocurrido nada parecido en nuestra historia reciente; sobre todo en esta parte del mundo, el rico y opulento occidente, dueño del mundo, arrogante y cobarde.
Ciertamente sabemos que es fundamental que, para comprender lo que está sucediendo en la mente de los niños en esta fase, tengamos que saber principalmente lo que ocurre en la de los adultos que estamos con ellos.
Congelamiento emotivo, miedo, preocupación, impotencia, incapacidad de pensar en un futuro, son sólo algunos de los sentimientos que sienten los padres.
A menudo creen que han perdido el control, se sienten incapaces de controlar sus emociones, la casa, el trabajo, los hijos; como bloqueados en un túnel del que no ven la salida, y por este motivo los niños responden como pueden, con irritabilidad, llanto y agitación, que son sus herramientas.
Como dice Crepet, psiquiatra y escritor “la epidemia pasará, pero el daño psicológico seguirá por mucho tiempo… es evidente que la crisis de hoy se está transformando en una crisis psicológica que no terminará con el fin de la pandemia”.
Alice Valeri
Educadora - Maestra Waldorf en formación como pedagoga curativa para FUNIMA International.
27 aprile 2020

Dona online
http://www.funimainternational.org/…/sostien…/donazioni.html
o a través de
Banca Popolare Etica
Iban: IT 50 K 05018 02600 000011220720

Escríbenos a: +39.346/7567255

Visita: www.funimainternational.org
https://www.facebook.com/GiovanniBongiovanniFUNIMAInternational
https://www.instagram.com/giovanni_funima/?hl=it

Adjuntos:

- 16-04-20 El agua que da vida a los sedientos
http://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/9018-el-agua-que-da-vida-a-los-sedientos.html

- 18-03-20 Funima: El coraje de la Verdad
http://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8973-funima-el-coraje-de-la-verdad.html

- 6-03-20 El socorro de amor de Funima no se detiene
http://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8961-el-socorro-de-amor-de-funima-no-se-detiene.html

- 19-02-20 FUNIMA: Socorro de amor imparable
http://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8938-funima-el-socorro-de-amor-incontenible.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100