Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

flavio

DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 2 DE ABRIL DE 2020:

MI AMIGO Y HERMANO, EL RABBI FLAVIO CIUCANI, HA ESCRITO UNA REFLEXIÓN QUE YO DEFINIRÍA LAICA UNIVERSAL.
ÉL, QUE ES UN TEÓLOGO-HISTORIADOR DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN (http://www.thebongiovannifamily.com/component/content/article/6114.html#flavio), HA DEMOSTRADO, EN ESTE ESCRITO, QUE ES TAMBIÉN SOBRE TODO UN PENSADOR UNIVERSAL DE LA POLÍTICA Y DE LA SOCIEDAD MODERNA.
¡LEED Y MEDITAD!
EN FE
G.B.

PLANETA TIERRA
2 de abril 2020

¡… Y DESPUÉS EL CORONAVIRUS PASÓ!

CORONAVIRUSFLAVIO1

Que no es un momento bonito lo hemos entendido todos. El sufrimiento y el dolor son tangibles, palpables; más bien cada uno de nosotros intenta alejarlos en todas las maneras posibles. La muerte siempre ha dado miedo, pero el sufrimiento también. Pero me pregunto, aparte del miedo común ¿qué han pensado las personas? Quizás a alguien le ha pasado la idea que ya no hay más libertad, y que las medidas tomadas contra la epidemia son un primer paso para una especie de golpe de Estado. En los medios de comunicación también hemos leído esto.

El miedo del dinero ha sido inmediato en muchas personas: ya no se puede ir al banco y nos bloquean las tarjetas de crédito como en Grecia. También esto hemos leído.

Si tenemos que quedarnos en casa ¿cómo hacemos para proporcionarnos la comida? ¡A pesar de las medidas de seguridad del gobierno ha habido asaltos en los supermercados!

Sin considerar todas las hipótesis que se han hecho sobre los posibles autores de la difusión del virus: han sido los americanos para abatir la economía china; no, han sido los chinos para conquistar los mercados americanos; pero quizás hayan sido los rusos para retrasar una guerra anunciada, porque los misiles americanos los habían rodeado. Pero no, ha sido una serpiente infectada por un murciélago y que un chino se había comido.

Los italianos, además de ser todos entrenadores de fútbol, se han descubierto politólogos internacionales, estrategas y detectives. Por no hablar de los políticos: al principio en disputa entre ellos sobre intervenciones duras o blandas, luego todos de acuerdo sobre una línea de firmeza absoluta, pero no faltaban quienes proponían la excepción de dejar abiertas en todo caso las fábricas y oficinas. Ahora la voz es unánime: ¡salvemos la economía!

Pero una vez terminada esta pandemia ¿tenemos que volver a la sociedad como era antes o tenemos que hacer algún cambio?

Ante todo, hay que buscar aquellos sectores de la sociedad que más han sufrido, soportado y respaldado esta tragedia colectiva. Una vez individualizados los sectores dolientes, se necesitará crear las condiciones para que no se verifiquen más los mismos problemas.

Creo que los sectores mayormente golpeados por el coronavirus son esencialmente tres: la salud, la escuela y el trabajo.

Los gobiernos anteriores han hecho saltos mortales para defender un sistema monetario que privilegia a las multinacionales y a la gran industria, con un sistema bancario que ahoga a la pequeña industria y a los artesanos, muchos de los cuales mantienen viva la economía local. En caso de necesidad es importante tener abierta y protegida una cadena de producción local, capaz de hacer frente a las exigencias "a km 0". Esto vale sobre todo para la agricultura, que está estrangulada por las reglas europeas de la producción y circulación "paritaria" de los productos y materias primas de la Comunidad europea. Pero el mismo tema vale para los demás sectores donde la artesanía, que una vez enriqueció a Italia, ahora se la deja morir; y una vez muerta la gran industria ya no tendrá competencia, y, por avidez de ganancia, deslocaliza su producción en países dónde la mano de obra es más barata.

El Estado tiene que reconsiderar su política respecto a los artesanos y a los pequeños campesinos, ayudándolos también a usufructuar de nuevas tecnologías de manera de estar siempre al día con los tiempos y mejorar su trabajo. Yo sigo pensando que "pequeño es bonito" porque es más simple, menos caro y menos violento con respecto al entorno. Creo también que se necesita tener presente que esta pandemia está matando a hombres, ha defendido la naturaleza, y por lo tanto hay que considerarla una verdadera guerra, donde (duele decirlo), el invadido ha echado y golpeado a muerte al invasor.

Cada gobierno que se ha sucedido se ha llenado la boca diciendo que desea hacer progresar la escuela en Italia. Todos se han demostrado míseramente incompetentes y con objetivos contrarios a las expectativas. Los periodistas se han inventado el mal de la “fuga de cerebros”. Para quien tenga un mínimo de "memoria" sabe que el saber viaja: hasta el 1500 Italia era el centro cultural de Europa. En las cortes europeas se hablaba italiano; los reyes contendían por nuestros artistas; los poetas de nuestra península eran imitados en todas las escuelas del continente. Luego el centro del saber pasó a Inglaterra y Francia que desarrollaron autónomamente el Renacimiento, que en Italia estaba en decadencia, y pululaban estudiantes, científicos y filósofos hacia aquellos Países. Luego, por un período se habló francés, no sólo por las conquistas Napoleónicas, sino también por la irrefrenable sed de libertad e igualdad que proponía el iluminismo revolucionario. La nueva tecnología alemana fue exportada a comienzos del ochocientos en toda Europa: mientras poetas y escritores rusos, alemanes e ingleses frecuentaban las cafeterías y los hoteles de Nápoles y Capri, los ingenieros germánicos construyeron el primer ferrocarril en Italia, Nápoles-Portici.

Las ideas caminan por el mundo con los intelectuales y cuando estos regresan a la patria vuelven con una mentalidad diferente, abierta y no dependiente de vínculos de la costumbre. Es decir que si hay algún cerebro en fuga pertenece a algún periodista sabiondo. El verdadero problema es crear una escuela de excelencia, bien financiada y protegida por el Estado: los “maestros” de excelencia sirven para garantizar la renovación y el frescor de un Estado.
Se han hecho recortes importantes a los fondos para la salud pública, afirmando, por boca de algún ministro, que no eran cortes, sino ahorros. Ahora tenemos centenares de pequeños hospitales cerrados que no tienen utilidad para el territorio donde fueron construídos, no han sido reestructurados y adecuados a nuevas exigencias logísticas locales; se han abolido estructuras hospitalicias sin una idea de como reutilizarlas. Falta cada vez más personal sanitario, siempre por el mismo motivo de ahorrar y, además, no se da prioridad a quien tiene cualificaciones adquiridas, se hacen oposiciones a las que pueden acceder pocas personas y a veces solo “algunas”. CORONAVIRUSFLAVIO2El sistema sanitario italiano es el mejor del mundo. Todos nos lo envidian. Pero parece que alguien rema contra su eficiencia para preferir una salud privada que, donde está activa, no cuesta menos y no está para nada alineada hacia la justicia social. La salud tiene que ser un derecho adquirido e impreso a fuego en cada constitución.

“La República italiana está fundada en el trabajo”. Muchos lo repiten. Querían cambiar este artículo. También aquellos que fueron a la Televisión a defender con la espada nuestra Constitución, al final se doblegaron a las “amistades” políticas de quienes querían modificarla.

La economía se basa en el trabajo; el problema es si este trabajo lo tienen que llevar a cabo ciudadanos o esclavos. ¿Puede ser el trabajo ético? Ciertamente cada uno tiene que mejorar sus propias capacidades laborales, pero también tiene que ser estimulado y guiado por parte de quién ofrece el trabajo. Pero esta pandemia nos ha enseñado que el trabajo es también colaboración y contra el egoísmo. El trabajo es también espiritual.

No sé si las personas, reunidas en casa por decreto y obligadas a volver a reconsiderar ciertas costumbres, se han dado cuenta que en fin de cuentas la superproducción que habría saciado el mundo, según los partidarios del mercado globalizado, se ha superado en treinta días. Las familias han redescubierto alimentos hechos en casa, que se habían olvidado y viejas costumbres alimenticias que han mejorado. Hemos sido más maduros de lo que pensábamos y de lo que los super productores propietarios de las empresas del mercado global quisieran.

Pero cuándo el corona-virus se haya ido ¿volveremos a pensar en estas cosas o volveremos al Antiguo Régimen? Nuestras elecciones harán que, luego que el corona-virus haya pasado, se quede o desaparezca el otro dañino, pestífero y mortal virus: el Homo Insipiens, que según la enciclopedia Treccani es el que une la ignorancia a la estupidez.

Flavio Ciucani
2 de Abril 2020
http://www.flaviociucani.it/argomenti/come-gira-il-mondo/35-e-poi-il-corona-virus-passo.html

Mensajes adjuntos:

- 27-03-20 De los Arcángeles solares a los llamados por el Santo Espíritu
http://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8981-de-los-arcangeles-solares-a-los-llamados-por-el-santo-espiritu-operantes-sobre-la-tierra.html

- 15-03-20 Los virus y el Cod 19: ¡Toda la verdad!
http://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8969-losvirus-y-el-cod-19-toda-la-verdad.html

- 27-02-20 Los virus: Acción y reacción de la Tierra contra el hombre
http://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2020/8948-los-virus-accion-y-reaccion-de-la-tierra-contra-el-hombre.html


Otros escritos de Flavio Ciucani:
http://www.thebongiovannifamily.com/flavio-ciucani.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100