Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

ensayo1Por Agustín Saiz

Como hacer para romper un cerco militar invisible? Antes de la dictadura Argentina, previno un estado muy parecido de psicosis social, que le dio el aval justificándose en el caos generado por la violencia de la guerrilla. En este caso el instrumento esta perfeccionado. No hay nada que se le pueda reprochar a un virus. No hay ninguna cuestión moral o de estrategia de liberación de por medio. Ante la sospecha de estar enfrentándonos a una nueva arma terrorista, la ciencia ha determinado que es una mutación natural. Desde la perspectiva científica, de aquella que niega la vida anímica como base en la dinámica de todos los fenómenos existentes, la discusión esta terminada.

Por lo tanto los gobiernos a quienes nunca le interesaron las tasas sistemáticas de muerte que ellos mismos provocan, solo reaccionan intentando dar vuelta esta circunstancia a su favor. La madre naturaleza ataca literalmente a la inteligencia artificial de un sistema que nos instrumenta, y este se repliega tomándonos como rehén. En todo caso hace lo que sabe hacer, o para lo que está hecho: confinar al hombre en un sinsentido. Las radios, televisiones y redes sociales, moldean las conductas de la gente a través del miedo y la amenaza. Básicamente extorsionan a la población con el planteo de que “te puedes morir por el estornudo de alguien en cualquier momento”. Y subrayan el hecho agregando de que “corres un riesgo letal si no haces exactamente lo que te digo”. Bajo que pretexto alguien puede ir en contra de una política sanitaria? Esa misma voz que continua impregnando todo el éter, le susurra al inconsciente “y si eres un irresponsable… te pondremos multas altísimas y llegaremos hasta la prisión si es necesario para someterte”. Ok, está bien. Ya entendimos. Es mejor quedarse en casa encerrados hasta que lo solucionen… Seguiremos las noticas por internet hasta que nos digan que podemos salir.

Ahora estoy en cuarentena, repaso teorías del estado, medito sobre si el conflicto moral de obedecer o arriesgarme en este caso es verdadero, o si es solo un virus mental que no nos lleva a ningún lado como un acertijo sin solución. Observo si mi energía vital se mantiene creativa y solidaria estando pasivo sin hacer nada, o si por el contrario se ofusca. Riego las plantas. Pienso en ideas para llevar a la práctica más adelante. Me siento desdichado, en el fondo estoy triste. Reconozco al anticristo traspasando al sistema vida en todos los órdenes. Pienso en los que mueren de hambre o enfermedades de tasas altísimas de defunción. Pasa una mosca que me dice que gracias a Dios no soy como ellos. La espanto: que Dios me diría al oído que tengo que agradecerle de que no me muero como los otros se mueren? Llamo a mis amigos, algunos sienten rabia, otros resignación. Busco una referencia. Obviamente ustedes saben que es Giorgio: su crucifixión por este mundo continúa cualquiera sea la transformación política que se lleve adelante (o no) en este presente. La revolución final todavía no ha llegado, desde Roma hasta los nazis, pasando por el actual imperio capitalista la persecución de los justos es sistemática. Alguna vez fue delito anunciar a Cristo, un riesgo develar la existencia de ovnis y dar a conocer la vida extraterrestre. Ahora tal vez se convierta en delito venir de un país lejano como Italia a presentar una obra de teatro a la Argentina. Me pregunto si el coronavirus no rebela la verdadera naturaleza represora que subyace en la conformación de la mayoría de nuestras democracias. Y me respondo que si: que la psicosis colectiva a la que nos enfrentamos hoy en forma de un fantasma, muy pronto puede hacer carne bajo un estado de sitio. Entonces tomo el aprendizaje, reconozco que aún no estoy del todo listo. Utilizo lo pequeño como un laboratorio de ensayo de mis reacciones interiores cotidianas e intento medirlas para equilibrarlas. La bestia apenas has soplado un bufido y nos hemos replegado. Pero por suerte, también la hemos reconocido porque de este modo se ha mostrado. Cuando se sincronicen los tiempos los arcángeles del apocalipsis, finalmente, la herirán de muerte. Y cuando se desplome y caiga con todo su peso, nuestro miedo será liberado.

(Dedicado a Our Voice por su por su lealtad a los valores Cristicos demostrados durante este viaje en Argentina y su disposición para expresar incondicionalmente, en contra de todo y de todos, aquello que llevan dentro. Su esfuerzo en este viaje es una enseñanza que jamas pasará desapercibida. Gracias)

Agustín Saiz

Los Cardales (Argentina)

Marzo 2020

ensayo

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100