Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

sante 1De Sante Pagano

Los Hermanos volverán, según he oído, bajarán con sus astronaves y nos salvarán, vendrán a recogernos y nos llevarán a un mundo mejor. ¿Pero quién dijo que no estaban ya aquí? Ayer me han enviado un dibujo de la madre de un pequeño niño de nuestra Arca, Matteo, y no es casualidad este nombre. Un dibujo con seres pequeños luminosos que descienden de una nave y otros están a punto de descender. Una escena que tiene lugar frente a una casa, muy alta con muchas ventanas y una puerta grande. Son pequeños seres sonrientes, vienen de otros mundos y traen alegría y justicia al mundo que están visitando, un mundo triste, donde los edificios están hechos de concreto y donde los adultos no los entienden, los maltratan, se burlan de ellos y comentan cosas de ellos no buenas. Sin embargo, ellos continúan sonriendo porque el amor dentro de ellos los empuja a comprender la ignorancia y la estupidez de una especie en peligro de extinción que se autodestruye, pero ellos continúan bajando, tendiéndonos sus manos y ofrecer su ayuda.


Cuentan sobre mundos hermosos, llenos de vegetación, amor y compasión, donde las tecnologías están disponibles para todos, donde los niños no mueren de hambre y no se les violenta, pero solo reciben amor, juegos y buena cultura y conocimiento. Ya están aquí, ya han regresado y viven en nuestros hogares, han asumido la apariencia de niños, pero son suyos y vienen de muy lejos. Cómo Jesús eligió renacer en cuerpos pequeños y crecer entre nosotros, aprender a conocernos mejor y mostrarnos a través de sus ojos otra realidad, una realidad donde todavía existen sueños, donde la paz es posible, el compartir y la comunión también. Eligieron bajar aquí, y dormir en nuestras cunas, para protegernos más de cerca, y para enseñarnos cómo se vive realmente en un planeta, para enseñarnos que los animales deben ser respetados, que la Naturaleza es nuestra Madre y que hay un Padre que en la Tierra llamamos al Sol y que, a pesar de todo, continúa amándonos y dándonos su calor y luz. Una madre que se llama Tierra aquí, pero que en realidad está presente en todos los demás Planetas, y a la que han aprendido a respetar durante miles de millones de años luz, una Madre a la que estamos torturando, masacrando y burlando, sin saber que estamos haciendo algo mal. incluso a nosotros mismos, incluso a nuestros pequeños. Sí, regresaron, para darnos una última oportunidad, una oportunidad para poder salvarnos, para poder salvarnos no de un enemigo que viene del exterior, del Espacio o de quién sabe dónde, han regresado para salvarnos de de nosotros mismos. Los hijos de las estrellas están de regreso, están de regreso para recordarnos que nosotros también reencarnamos aquí en este planeta para salvar a nuestros padres, para despertar a los adultos, pero que muchos de nosotros lo hemos olvidado y estamos arriesgando perderlo.
Misión por la cual elegimos venir aquí
Debemos tener en cuenta que pueden no llevarnos con ellos, debemos ser conscientes del hecho de que un buen soldado lucha sin preguntarse si volverá a casa con seguridad, pero se centra en el objetivo, porque sabe que lo está haciendo por otra persona, porque su vida podría salvar la de otros 100 y sería un egoísta si también pensara en su salvación. Un buen soldado sabe que su salvación radica en haber aceptado la batalla y en entregarse a la Causa, aunque vaya por sí mismo, porque sabe que hay nuevas generaciones a las que dar un futuro sin más guerras a través del sacrificio de uno. Un buen soldado sabe que debe luchar incluso a costa de perder su vida o terminar en el infierno, porque por otro lado, si esto existe, se parece mucho a nuestro planeta. Los niños son nuestra salvación, y no el apego mórboso a un viejo cuerpo maltratado y corrupto.

No deben regresar porque ya están llegando, están aquí para preparar el camino para los millones de naves que descenderán pronto, dirigidas por Cristo, un amigo suyo, su Comandante. Gracias Matteo porque a través de tu dibujo nos has dado un mensaje muy fuerte y esperanzador, porque pase lo que pase, estarás allí, hijitos de las estrellas, para cuidar a nuestra querida Madre Tierra y establecer una nueva Súper Civilización donde ya no habrá más guerras, porque ustedes son esas pequeñas criaturas llenas de Amor que bajan de sus Naves Volantes y nos sonríen, se detienen frente a nuestras casas, para consolarnos de que todo estará bien y para darnos fuerzas a nosotros adultos cansados y atropellados para continuar luchando porque el fin está cerca, el fin de un nuevo Comienzo, donde los edificios ya no se construirán con concreto y dinero, sino con amor y flores coloridas.
Ellos están aquí, están de regreso, y están aquí en nuestras casas para dormir en nuestras camas y comer en nuestras mesas, ellos, los hermanos no deben regresar, ya están aquí y tenemos el honor de crecerlos ... ¿de qué otra salvación tenemos necesidad!

Sante Pagano
11 de enero del 2020
sante2

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100