Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

CRÓNICAS DE SONIA ALEA

ioegiorgioEL CAMINO DEL SANTO GRIAL
Un fuerte y profundo estruendo nace de las entrañas de la tierra. Un estallido ensordecedor, pero al mismo tiempo contenido, sacude el subsuelo terrestre repitiendo regularmente su latido. Lava incandescente que brota de la boca del volcán corriendo encendida hacia las laderas de la montaña sagrada. Su respiración profunda y tumultuosa marca el tiempo. Tiempo de purificación. Es la voz de la tierra que le habla al corazón del hombre. Al corazón humilde capaz de escuchar, al corazón puro capaz de sentir, al corazón verdadero capaz de ver, de entender y de elegir.
Brasas incandescentes explotan de la boca del volcán Etna.
 
Algo más allá llagas abiertas como cráteres en las manos, en los pies y en el costado de un hombre, emanan sangre viva. La respiración profunda y agitada de la sagrada montaña se funde con la del hombre uniéndose en un único latido vital. La simbiosis de dos señales unidas por el mismo lenguaje universal. Advertencia, profecía, conocimiento, conciencia, redención. Sangre de redención o sangre de castigo, es el hombre quien tiene que elegir frente al juicio inminente.
 
Señales que llaman a otras señales.
 
Prodigios entregados por un Cielo clemente a una humanidad obstinada y obtusa que va detrás de cualquier cosa menos que de su felicidad. Insistentemente, ese Ser sublime que caminaba por las calles de Galilea, ese Joven Eterno que tenía el poder de devolver la vida a quienes la habían perdido, de sanar en cuerpo y el alma a cualquier criatura que con corazón humilde se le acercara o que lo buscara desde lejos. El hijo del Hombre, así se hacía llamar, Aquel que con una sola mirada sabía penetrar en el corazón de los hombres inundándolos de un amor desconocido, inmenso, que le ordenaba a la tormenta que se calmara y la misma le obedecía, Él, el Mesías, Jesús Cristo, el hijo de Dios que se dejó escupir, que dejó que se burlaran de él, que lo golpearan, que lo azotaran y que se dejó clavar en una cruz para devolverles la vida a Sus hermanos. Ese Ser maravilloso, pan de vida, agua que calma la sed, luz del mundo, regresa a lo largo de los siglos en busca de aquellos que Le pertenecen, Sus hombres y Sus mujeres, amándolos con un amor único, incomprensible, incondicional, infinito y eterno. Llamándolos hacia Él con esas señales que ellos sabrán reconocer.
Una vez más el milagro de la sangración de los estigmas de Giorgio Bongiovanni ocurre ante nuestros ojos que aún se sorprenden luego de 25 años.
Esta vez el prodigio ocurre en tierra británica.
 
Inglaterra. Tierra de los Ángeles (England: Angel-land).
Una vez más la sangre de Cristo baña esta tierra.
Pero regresemos en el tiempo.
 
En el siglo primero, después de Cristo. José de Arimatea después de un largo viaje desde Medio Oriente llegó a Glastonbury con Maria, la Madre de Jesús, llevando consigo un cáliz sagrado: es el Santo Grial. El cáliz del cual Jesús bebió el vino durante la última cena. Y lo ocultó adentro de un pozo de agua en la colina sagrada de Glastonbury. A veces el agua de dicha vertiente se tiñe de rojo y desde la Edad Media se le atribuyen propiedades curativas y purificadoras. Atentamente vigilado y cuidado por algunas virgenes en el castillo del Grial, el mismo asume el significado de corazón de Cristo, o incluso centro del mundo, y tiene la propiedad de aparecérsele únicamente a quienes buscaban el origen de cada cosa, el Ser. Quienes se acercan a él necesitan una preparación intensa y profunda.
 
Desde 1990 han aparecido cientos de símbolos misteriosos hallados en los campos de trigo, centeno, o canola, en las inmediaciones de la Tor Hill, la colina sagrada que le habría permitido a los hombres del pasado el acceso a otra dimensión. Así como también en los campos que rodean Glastonbury y Avebury, dos ciudades que la tradición identifica respectivamente como las míticas Avalon y Camelot, residencia del rey Arturo. Algo similar ocurrió en Stonehenge, donde estudiosos y astrónomos consideraron que podría tratarse de un observatorio astronómico formado por megalitos, con una antigüedad similar a la de las pirámides de Egipto. Una especie de “computadora astronómica de la prehistoria”, lugar operativo de los iniciados celtas como Merlín. Se dice que un “rayo de luz proveniente de las estrellas” iluminó una roca de la plaza de la ciudad de Carduel, una noche de Navidad del sexto siglo después de Cristo, en el sur de la tierra anglosajona. Una luz de la que descendió una espada, que se incrustó en la roca. La espada representa el conocimiento revelado al hombre única y exclusivamente cuando éste ha hecho propios los valores capaces de liberarla. Excalibur, la espada de la verdad, fue extraída de la roca sin ningún esfuerzo por Arturo, un joven de 16 años, hijo ilegítimo de Uter Pendragon, rey de Logres, y de Ingerne, mujer del duque de Tintagel. Arturo, inconsciente de sus antepasados reales y encargado por el destino de redescubrir sus orígenes, creará la unión de los Caballeros de la Mesa Redonda basada en la igualdad (mesa redonda, es decir, sin rincones opuestos unos con otros), y de la cual formaron parte numerosos caballeros pertenecientes a la “Caballería Espiritual”. No se conoce el número exacto, pero aparentemente eran más de cincuenta y participaban en múltiples aventuras iniciáticas en busca del Santo Grial, entre ellos se encontraba Parsifal. Se dice que Parsifal y los demás caballeros de la mesa redonda “caían esporádicamente en el sueño iniciático”, del que no recordaban absolutamente nada, y durante sus aventuras eran llevados hacia la “isla-rodante”, en la que se aparecía un “barco”. Este barco anunciaba el motivo del mandato, de hecho en el mismo se encontraban la espada y la corona áurea, en relación con el “árbol de la vida” y la majestad sagrada (el rey David).
 
Fue Parsifal quien descubrió que al final era él el cáliz que todos buscaban. El cáliz que había tomado vida.
 
Los pies sangrantes de un Hombre dan su paso cansado sobre las espigas doradas de los campos ingleses.
 
Formas indefinibles y aparentemente abstractas que observadas desde lo alto se convierten en verdaderos códigos universales que hablan una vez más a la conciencia del hombre en un código cósmico.
 
El periodista Jaime Maussan junto a su equipo del canal “Tercer Milenio” se encuentra en Inglaterra desde hace algunos días. Hace varios años que durante el mes de Agosto Jaime sigue de cerca las formaciones de estos extraordinarios pictogramas que cada vez más tienen una fuerte connotación místico-espiritual correspondiente a aquellos que las realizan. Expresan mensajes cada vez más claros y revelan su naturaleza y procedencia, además profetizan acontecimientos invitando a los habitantes del planeta tierra a hacer una profunda reflexión sobre el sistema social vigente que está llevando a la humanidad a una inevitable autodestrucción. La gran cruz, el cáliz, el rostro de Cristo, el rostro de un ser extraterrestre, no son más que algunos de los increíbles dibujos aparecidos en los campos ingleses en los últimos años junto a mensajes cifrados en contra de la guerra y en favor de la unión de los pueblos.
 
“Son programados” afirma Giorgio, mientras observa a Jaime y a su dinámico equipo mientras trabajan para mandar al aire el programa compuesto justamente por Jaime Maussan, periodista e investigador y autor del programa, Guillermo Figueroa, productor, Fernando Correa, astrónomo, Alberto García, técnico editing, Israel, técnico en drones, Graciela, presentadora televisiva en los Estados Unidos y colaboradora de Jaime. Rápidos, veloces, atentos, profesionales... el equipo de Tercer Milenio se mueve en la búsqueda continua de nuevos elementos que puedan dar testimonio de la realidad de la presencia extraterrestre en nuestro planeta y del mensaje que estos hermanos cósmicos nos quieren transmitir. La presencia de Giorgio había sido muy deseada por Jaime Maussan, es un acontecimiento muy importante para “Canal 9 Nacional, Televisa Méjico”, emisora televisiva mejicana que pondría al aire el especial con una audiencia de millones de personas, mientras que todas las tardes a las 18:00 hs serían transmitidos en directo los reportajes del día en el programa de la web tv “Tercer Milenio.tv”. Entrevistas, investigaciones, análisis de los crop circles, realizados y editados en forma magistral por el equipo de colaboradores de Jaime, fueron proyectados en estos cuatro días, con la excepcional presencia en el estudio del estigmatizado Giorgio Bongiovanni, quien representa el corazón de la transmisión. El pueblo mejicano ama a Giorgio y lo sigue desde los primeros años de la década de los ’90, cuando Jaime prestó mucha atención a su caso, produciendo un documental que fuera difundido en todo el mundo, convirtiéndose en su amigo y compartiendo así la difusión del mensaje.
 
Desde el Holiday Inn Hotel de Swindon donde nos encontramos alojados, sale al aire el programa “Crop Circles 2014 - En Vivo desde Inglaterra”, transmitido por la emisora de Ciudad de Méjico y que llega a millones de personas. Jaime Maussan y Fernando Correa muestran las imágenes del día, filmadas en los campos ingleses, destacando la excepcional presencia del hombre señalado por Dios en el interior de los “Crop Circles”. Con las señales de los estigmas aún bañadas de sangre fresca Giorgio descubre sus manos por pedido expreso de sus dos amigos presentadores y transmite el mensaje que acaba de recibir durante el prodigio de la sangración. “Señales que llaman a otras señales” dice el testigo de la Verdad “para despertar la conciencia de los hombres a una realidad que pronto se manifestará al mundo. La presencia de estos hermanos cósmicos anuncia el retorno del Mesías, Jesús Cristo, que vendrá a la tierra para juzgar a los hombres”. Jaime Maussan habla de la relación que lo une a Giorgio y que comenzara hace 20 años, revelando al público cuál fue su conmoción al verlo aquel día de 1993 en el Hotel Gemellaro a los pies del volcán Etna, en Sicilia. “Me encontraba pasando por el pasillo del hotel” cuenta “y entré en la habitación en la que se encontraba Giorgio tendido en una cama.
 
Sangrando de los estigmas. Era evidente el gran sufrimiento que sentía, pero lo que más me impresionó fue el fuerte perfume a rosas que incluso se había propagado fuera de la habitación” recuerda el periodista. Pocos minutos antes en una de las habitaciones del hotel Swindon se repitió la misma escena en una forma tan similar que parecía un Déjà vu. Como en aquel entonces Jaime entró en la habitación. Giorgio estaba tendido en su cama. Sus llagas aún sangraban, sus brazos abiertos, su respiración era corta y afanosa por los espasmos de dolor, sus ojos estaban húmedos, su mirada de dolor colma de un amor que no pertenece a este mundo. Las sábanas manchadas con sangre hablan del prodigio que se acaba de verificar. Poco antes Fernando Correa y Adolfo, un querido amigo, habían entrado para documentar esa nueva y dolorosa sangración llevándole un regalo a Giorgio. Una escena sin tiempo ni espacio es el recuerdo que conservaremos de ese momento. Al lado de ese cuerpo traspasado desenrollaron un lienzo en el que se encuentra estampada una maravillosa Virgen de Guadalupe, que mide aproximadamente lo mismo que la habitación en la que nos encontramos y que es una de las pocas copias reproducidas del original. La presencia de la Madre Celeste acompaña el camino de Giorgio consolando su corazón haciendo vibrar nuestros espíritus con una profunda emoción. Una visita, y otra señal para nosotros que nos consideramos indignos de tanta gracia divina. Jaime se acerca con el micrófono a Giorgio mientras su cameraman filma la conversación y con una profunda delicadeza le pregunta: -“¿Es mucho el dolor?” -“Si. Pero estoy sereno.” –“¿Cómo puedes vivir con esto Giorgio?” –“Para mi es un honor. Siento aún más el dolor de la gente que sufre. Entiendo más el bien. No es difícil amarse. Sufrir por una causa bella vale la pena.” –“¿Esto es una señal para la gente?” –“Si, recuerda a Cristo crucificado y sobre todo porqué se dejó crucificar: para ayudarnos, para salvarnos, para amarnos, para estar cerca de la gente que no tiene nada, de la gente que vive en la guerra, de los perseguidos, a mi me gusta un Dios así, siempre nos han presentado a un Dios autoritario, violento, pero esta parte de Dios que se acerca humildemente a sus criaturas es un Dios hermoso.” –“¿Piensas que esto que pasa ahora es por el momento que estamos pasando?” –“Si, por el gran sufrimiento humano, creo que vamos a terminar en una catástrofe pero, como dijo la Virgen de Fátima, luego empieza una nueva Era, el precio es alto, pero lo importante es que lleguemos a una nueva Era, que los niños puedan llegar.” –“Ahora la gente en Méjico y en todo el mundo va a ver cuán cierto es esto y cómo sangras constantemente y el dolor que te causa”. –“Si, me sorprende a mi mismo incluso después de 25 años, es un milagro y no se porqué yo, quizás no soy digno pero también tengo el honor de ser un testigo”. –“Pero además luchas contra la mafia, es realmente sorprendente.” –“Es mi obligación, si pretendo ser un mensajero de Cristo en mi tierra, en Sicilia es mi obligación hacer algo en contra del mal, de lo que para nosotros los sicilianos es el demonio, lamentablemente esos hombres lo encarnan, pero yo no les tengo miedo, quizás ellos me tienen un poco de miedo, no lo se, hago lo que puedo”. –“¿Quisieras decirle algo a la gente?” –“Si, anhelar la Paz, eliminar cualquier forma de guerra, de violencia, necesitamos un mundo diferente, respetarnos más, somos todos hermanos, y luchar por ello, sino nuestros hijos no tendrán futuro. Paz, amor, justicia, hace falta mucha justicia en el mundo. En Israel se está viviendo un genocidio y probablemente la Tierra reaccionará, y nos golpeará para invitarnos a cambiar. Pero yo creo en un mundo nuevo, creo en la Segunda Venida de Cristo. Para mi esta señal que tengo y otras que anuncian esta Venida de Jesús, no se la fecha”. –“Muchas gracias Giorgio, vamos a hacer el programa”.
 
Jaime Maussan junto a su equipo de trabajo, a sus vigilantes es uno de los testigos de las señales de este tiempo. La noche anterior durante un sky watching habían filmado unas esferas que se movían expandiendo su luz, imágenes que luego salieron al aire durante el programa televisivo y que avalaron el mensaje de su presencia poniéndole un sello a los extraordinarios pictogramas aparecidos en esos días.
“Los OVNIs se estudian como un verdadero hecho científico y matemático” explica Giorgio durante el programa, “para nosotros estos son los medios que dan testimonio de la presencia de las inteligencias que los conducen. Son seres que cuentan con una tecnología mucho más avanzada que la nuestra, que viajan en el Cosmos y que visitan nuestro planeta. Pero lo que es importante es comprender quiénes son estos seres, de dónde vienen, qué piensan. Nosotros sabemos que ellos son nuestros hermanos mayores que han conocido a Cristo antes que nosotros, que quieren ayudar a la humanidad a comprender que la misma se está autodestruyendo de manera inexorable y anunciar que pronto se manifestarán al mundo. Es por ello que nos tenemos que preparar, la gente se tiene que preparar para este acontecimiento cósmico que anuncia el retorno a la tierra del Rey suyo y nuestro, Jesús Cristo, para juzgar a los hombres e instaurar así una nueva sociedad con los valores de la hermandad, de la paz y del amor. Jaime, me han dicho que a partir de este momento ya no se necesitarán más contactados, porque Ellos comenzarán a manifestarse en forma masiva y se dejarán ver por todos”.
 
El 555, símbolo de la Madre Celeste, la Trinidad, el ojo de Dios, así fueron definidos algunos de los hermosos pictogramas aparecidos durante la permanencia de Giorgio Bongiovanni en el condado de Wiltshire, así como otros que aparecieron inmediatamente después de su partida, relacionan entre ellos todos los acontecimientos con un mismo hilo conductor. Simbolismos esotérico-iniciáticos impresos en formas y figuras perfectas representados en dos nuevos fractales, una estrella tetraédrica y el ojo del Dios Ra, adorado por antiguas civilizaciones de este planeta como la de los Atlantídeos, de los Egípcios, de los Mayas y muchas otras más.
 
Es el tiempo de la conjunción de las señales que manifiesta la maduración de los tiempos. Somos espectadores de grandes acontecimientos para la historia de la humanidad pero que permanecen ocultos al ojo distraído y superficial del hombre que sigue en su desenfrenada carrera hacia la destrucción de si mismo y de su prójimo. Por lo tanto la composición del gran mosaico proyectado por el Padre Sol para este rincón del Universo está en fase de cumplimiento. Tomar conciencia del proyecto divino y volverse parte consciente de ello significa entregarse a la voluntad suprema hacia una rápida evolución. “Soy un lápiz en las manos de Dios” amaba decir la Madre Teresa de Calcuta, y esa es la imagen que más me gusta visualizar al reflexionar sobre el sentido de nuestra vida. “Estamos adentro del diseño de Dios” nos explica Giorgio “pero a menudo somos reacios a cumplir con nuestra tarea, nos distraemos, no sentimos la alegría de formar parte de ese diseño divino. Os doy un ejemplo: es como estar aquí en el centro de este magnífico círculo de trigo pero desde aquí no tenemos la visión total del diseño y para comprender dónde estamos nos tenemos que elevar como hace este drone que nos muestra la imagen del pictograma en el que nos encontramos, lo que nos hace descubrir que estamos en el corazón del dibujo. Si trasladamos este ejemplo a nuestra vida podemos decir que si vuestra elección ha sido ‘Si, quiero servir esta causa Señor’, os tenéis que dejar guiar, tenéis que estar disponibles y cumplir con la misión para la cual habéis sido llamados, y de esa forma os convertís en protagonistas de ese diseño divino que el Padre ha programado incluso para vosotros... por lo tanto dejaos purificar, sacudir, golpear, segar, modelar, según Su voluntad y os volveréis libres porque viviréis conscientes en Él”... Un concepto de libertad que generalmente no se comprende porque a la libertad se la asocia a ese sentido anárquico de querer actuar por nosotros mismos “sin responder a las órdenes de nadie”. Pero no nos damos cuenta de que de esta manera tenemos solo la astucia de hacer más lenta nuestra evolución en lugar de acelerarla. Si el ordenamiento de las diferentes dimensiones está regulado por una jerarquía que se extiende en forma piramidal con el vértice dirigido hacia arriba, tenemos que comprender que siempre tenemos que seguir, obedecer y servir a alguien que está por encima de nosotros y que representa nuestros ideales y nuestros objetivos para poder seguir adelante. La obediencia manifiesta esa verdadera humildad que te permite escalar la montaña. Por lo tanto la verdadera libertad es otra, es aquella que te ofrece la conciencia. Adquirir dicha conciencia significa comprender que únicamente la Madre Creadora, de cuyo seno nace nuestra chispa divina, posee la llave de nuestra felicidad. Dejarnos llevar por Sus Leyes que son las Leyes que rigen y que gobiernan las Estrellas y los Universos significa conquistar la libertad.
 
Una briza suave sopla en los campos ingleses. El enamorado de Cristo camina entre las espigas movidas por el viento como olas en un mar dorado, sus manos cubiertas por los guantes blancos acarician el fruto de la tierra en el solsticio de verano. De ese delicado gesto de los dedos aparece una imagen eterna, inmutable, grabada en el tiempo y en el alma de esta humanidad junto a la emoción de antiguos recuerdos... “Y habiendo tomado una copa, después de haber dado gracias, dijo: Tomad esto y repartidlo entre vosotros; porque os digo que de ahora en adelante no beberé del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios. Y habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De la misma manera tomó la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros”. 
 
Ante nuestros ojos pasan milagros que en el frenesí de nuestra mente no vemos y suenan armonías celestes al lado de nuestros oídos que a menudo no escuchamos... la vida susurra en nuestros corazones palabras eternas, así como eterno fue Aquel que dijo esas palabras de Verdad y de Vida.
El signo camina entre los signos, trazando el camino y llamando a los Suyos.

Con devoción.
Sonia Alea

Sant'Elpidio a Mare
23 de Agosto de 2014

sonia2
¡VIGILAD! Y SOBRE TODO ESTAD UNIDOS. EL CAMINO SOLITARIO SIN LA COMUNIÓN ENTRE VOSOTROS, LLAMADOS, ES UNA TENTACIÓN QUE OS ARRASTRARÁ INEXORABLEMENTE LEJOS DE MI LUZ CRÍSTICA.
EL HIJO DEL HOMBRE ESTARÁ PRESENTE CON VOSOTROS SOLO SI, UNIDOS EN EL CAMINO MESIÁNICO, OS AMÁIS COMO HERMANOS, OS NUTRÍS DE MI CUERPO Y BEBÉIS DE MI SANGRE. NO PENSÉIS QUE YO PUEDA CONSOLAR VUESTRAS ALMAS SI LAS MISMAS RECORREN SOLITARIAS EL CAMINO DE LA VERDAD QUE LLEVA A LA REDENCIÓN.
¡ESTAD ATENTOS! ¡OS HE ADVERTIDO!
¡EL CÁLIZ DE LA COMUNIÓN CRÍSTICA QUE VIVE ENTRE VOSOTROS, EXISTE PARA SACIAR LA SED DE VUESTRO ESPÍRITU CANDIDATO A LA REDENCIÓN CON EL AGUA DE LA VIDA!
¡ESCUCHADLO!
¡TENED MI PAZ!

DEL CIELO A LA TIERRA

Las Parejas (Santa Fe, Argentina)
30 de Marzo de 2013.
09:52 horas
G. B.
Queridos hermanos de todas las arcas:

Llegamos a Italia después del viaje a Sudamérica con el corazón lleno del Amor de todos ustedes. En estos tiempos cada vez más difíciles es, ahora más que nunca, fundamental trabajar en pos de la UNIÓN de los hermanos en cada una de las arcas. Los tiempos se acortan y se vuelven cada vez más difíciles y el demonio intenta por todos los medios atraparnos y sacarnos de esta Obra Sagrada que tanto le molesta. Él sabe perfectamente que su tiempo se está por terminar, por ello intenta llevarse la mayor cantidad de espíritus posibles, sacándoselos a la Luz. Somos muy afortunados porque el Maestro de todos los Maestros, Jesús Cristo, nos miró y creyendo en nosotros, que no somos nada, nos dio su amistad. ¿Somos conscientes de ello? Lamentablemente muchas veces no. Pero el Señor, con su amor incondicional por sus amigos, nos perdona siempre, dándonos otra posibilidad, ofreciéndonos Su mano para levantarnos. Y siempre podemos caer, lo importante es que siempre logremos levantarnos. Para poder seguir Su camino, hacia donde nos ha llamado, para que sigamos haciendo con coherencia nuestra tarea en este tiempo, Él estará presente en nuestras vidas, cuidando a nuestros hijos, bendiciendo nuestras vidas.

Pero al inicio de este año se sintió un cambio muy fuerte.
Es que el tiempo ha llegado. Y nos queda realmente muy poco tiempo.
Ha llegado el tiempo de la justicia.
Hemos reclamado esta justicia desde hace tiempo porque este mundo no nos gustaba, hemos gritado al Cielo que estábamos cansados de vivir en un mundo que no nos pertenece.

Ahora el Cielo nos ha escuchado.
El Padre Adonay ha dado la orden, y la Virgen ha dejado libre el brazo de Su Hijo.
La justicia llega.
 
Tenemos que sentirnos felices. Tenemos que sentirnos aliviados. 
Pero tenemos que tener presente un pequeño detalle. Que esta justicia empezará por nosotros, por  aquellos que la hemos reclamado en voz tan alta. Por nosotros que le hemos prometido a Cristo  que serviríamos esta misión, que le hemos dicho: “Si Señor, aquí estoy para servirte”.
El Cielo nos ha tomado muy en serio. No es un juego. Ahora este Cielo pretende un CAMBIO de nuestra parte.
Se siente, se percibe. 
Hasta ahora ha cerrado un ojo ante nuestras limitaciones y debilidades humanas, pero ahora nos pide algo más. La Vibración del Sol, nuestro Padre, es cada día más fuerte y quienes no entren en sintonía con los valores Crísticos no la soportarán y quedarán quemados.
La Obra en este momento es como una lavadora que está en el momento del centrifugado. Y gira muy velozmente. Y nosotros estamos allí dentro y giramos con ella. Pero si no giramos a su misma frecuencia y empezamos a darle lugar a nuestras frustraciones (no me ama, no me entiende, no sabe hacer esto o lo otro), a los celos, a los prejuicios, a la arrogancia, al egoísmo, al cansancio, la fuerza centrípeta nos expulsará de la hélice con una fuerza tan grande que no me imagino a dónde podríamos ir a parar, seguramente muy lejos de aquí.

Entonces no podemos permitirle al demonio que gane, y no podemos permitirnos a nosotros mismos tirar a la basura todos los sacrificios de estos años, todos los momentos sublimes, y todo lo que hemos aprendido en esta escuela impagable. Entonces ¡sigamos adelante! Resolvamos los problemas entre nosotros, en el momento que surgen, inmediátamente. No dejemos pasar el tiempo. El Señor nos dijo: “Pero nunca terminen el día sin haber hecho las paces con vuestro hermano”. Es un dictamen muy preciso y tiene una importancia extrema. Mirémonos a los ojos y con profunda humildad, pero también con verdadera sinceridad, hablemos con el hermano de lo que nos hace estar mal, de lo que no entendemos, de lo que vemos de otra forma y encontremos juntos una solución, pero no para sentirnos bien, o para gratificar nuestras ideas, sino para mejorar y hacer las cosas de la mejor manera posible.

Esta misión no es nuestra. Le pertenece a Cristo y a Su Padre.
En la Tierra fue confiada a los dos Juanes. Nosotros somos humildes servidores.
Giorgio Bongiovanni con sus señales sagradas tiene el testimonio de esta Obra que no es un movimiento anárquico sino que obedece a las Leyes universales gobernadas por una monarquía piramidal que empieza en lo alto. El Espíritu Santo gobierna todo. Los Padres, Dioses, gobiernan los Universos, el Padre Adonay gobierna nuestro Sol,  el  Hijo Jesús Cristo es la manifestación de la luz del Padre en los planetas de nuestro Universo. Las doce tribus de Cristo en la Tierra tienen sus representantes, los apóstoles, que obran en todo el mundo. A la tribu de Juan le fue  confiada  la Galilea de Los Gentiles que comprende las tierras del sur de América y de Europa.  Los representantes de la tribu de Juan corresponden a Juan el Apóstol y a Juan el Bautista, ambos precursores de Cristo. La tribu de Juan el Bautista es gobernada en este tiempo por Nibiru Arat Ra, cuyo nombre en la Tierra es Giorgio Bongiovanni. A sus grupos operativos se los denomina “arcas”. Cada arca tiene su representante coordinador elegido por el mismo Giorgio.
Como podemos ver todos obedecen a alguien. A excepción hecha del Espíritu Santo que obedece a Si mismo. Entonces: ¡Humildad, Obediencia, Espíritu de servicio! Pilares fundamentales para poder cumplir nuestra misión. Fundamentales para lograr Equilibrio, Armonía, Justicia y Amor en las arcas.

Giorgio nos ha dicho muchas veces que tenemos que dejar todo si queremos heredar el nuevo Reino de Dios en la Tierra. Ha llegado el tiempo en el que tenemos que comprender este valor. Dejar de querer algo para nosotros. Sentimientos, satisfacciones, bienes materiales, cualquier cosa. Lo único que tiene que haber en nuestros corazones son las ganas de dar y no de recibir. De dar cada día algo más de nosotros, lo que tenemos fuera y dentro de nosotros para que nuestras Arcas puedan florecer, para que cuando salgamos fuera y hablemos con la gente, y cuando caminemos por la calle, las personas puedan percibir nuestro perfume que emana de los valores que vivimos cada día con nuestros hermanos y con la vida. Cuando nos sentimos tristes la mayoría de las veces es por un motivo egoísta, porque necesitamos algo para nosotros, más amor y atención de nuestro compañero, de nuestros hijos, de nuestros hermanos, porque no tenemos dinero, porque buscamos fuera algo para llenar nuestro espíritu y perdemos de vista que todo lo que buscamos fuera en realidad se esconde dentro de nosotros. Y allí tenemos que buscar. Si estoy enojado con mi hermano porque me ha hecho algo que me hace estar mal, y yo voy hacia él, y le digo que lo quiero mucho y que tenemos que hacer las cosas en armonía, seguro encontraremos las soluciones que buscamos. En el momento que comprendamos estos valores, como por arte de magia todos los problemas se disolverán, desaparecerán. Una gran alegría, una cálida paz, un ardiente amor, tomarán el lugar de la tristeza, de la disputa, de la inquietud.

Somos un experimento para nuestros Hermanos Cósmicos, nos ha dicho Giorgio. Un experimento para ver si estamos listos para entrar en una comunidad de la Confederación Interestelar, una comunidad de la Nueva Humanidad que nacerà de las cenizas de la actual. Si no logramos la unión y la armonía en nuestras arcas significará que hemos fracasado en el experimento y que no estamos listos para esa elección. Si ahora no logramos construir pequeñas  comunidades ¿cómo podríamos llegar a formar parte de una gran comunidad cósmica el día de mañana? Es más que lógico. Básico. No le echemos siempre la culpa a los demás de lo que no logramos, o no queremos hacer nosotros.
Entonces, los representantes de las arcas no son más importantes que los hermanos, simplemente tienen la tarea más difícil: la de buscar la parte más bella del hermano y de trabajar con ella.
Exaltar la belleza del hermano y no mirar con prejuicios la parte que no les gusta, hablar con el hermano con humildad y amor, intentando entender su forma de ser y de actuar, de manera tal que el hermano pueda, al verlos, seguir el ejemplo. Jamás he escuchado a Giorgio criticar a un hermano, juzgarlo, así como tampoco lo he visto ver la mala fe en el hermano que comete un error, quedándome asombrada en determinadas situaciones, él siempre mira el talento del hermano y trabaja con el mismo para amplificarlo. Giorgio nos ha enseñado esto con su vida y con su sangre derramada por todos nosotros, a imitación de nuestro Señor Jesús Cristo que lavó los pies de Sus apóstoles, se dejó escupir, se dejó flagelar, se dejó crucificar. Al mismo tiempo tienen la tarea de coordinar las actividades de las arcas. El representante también puede elegir a los responsables de las diferentes actividades, para que cada uno pueda ocuparse de lo que es más afín a su aptitud para poder así expresar mejor su talento.

Todos los hermanos de las arcas al mismo tiempo tienen que respetar las órdenes y decisiones finales del representante (que siempre informa a su superior que es Giorgio), hablando siempre con él de lo que piensan incluso cuando no están de acuerdo en algo, hablando del problema con el corazón abierto y con profunda humildad, porque seguir la Obra significa perder todo, incluso a si mismos, por lo tanto ante cualquier problema que pueda llegar a surgir no tenemos que tomarlo como algo personal, sino como una forma para mejorar nuestro trabajo por Cristo. Los hermanos tienen que apoyar al responsable, darle fuerza y aliento porque su tarea no es fácil. Si el grupo llega a lograr algo positivo será por mérito de toda el arca, pero si ocurre algo negativo (errores, o cualquier otra cosa) será principalmente por su responsabilidad y por ello será amonestado. Ser representante significa entonces aceptar una gran responsabilidad y no un premio.

No olviden la maravillosa importancia que tienen nuestros niños y nuestros jóvenes de las arcas, tenemos que dedicarles tiempo, tenemos que hacer de todo para guiarlos para que puedan concretar sus ideales.  Sus sonrisas y sus alegrías son la respuesta a nuestro trabajo, son el regalo a cambio de nuestros sacrificios, el Cielo nos habla a través de ellos.

Ningún arca tiene que sentirse sola en llevar adelante todo, sino que tiene que sentir el apoyo de todas las arcas operativas y todas juntas tienen que sentirse una sola cosa. Tienen que comunicar entre ellas, transmitiéndose sus experiencias, sus conquistas, sus problemas. El espíritu de Juan, como un águila dorada, tiene sus alas despliegadas para protegerlas. Las arcas tienen que estar siempre abiertas a sentir como “hermanos” a todos aquellos que alrededor del mundo ponen en práctica los valores del Evangelio, ya sean ateos o pertenecientes a cualquier credo religioso. Pero tienen que ser determinadas en cumplir con la tarea específica que sabemos que tienen. Comprender esto significa tomar conciencia de formar parte del Cuerpo Místico de Cristo.
Con estas bases podemos seguir tranquilos con nuestras tareas de padres y responsables de  las diferentes actividades para ayudar a los niños que lo necesitan, para difundir el mensaje que nos llega desde el Cielo a través de Giorgio, anunciando el próximo regreso del nuestro amado Maestro Cristo Jesús a la Tierra, para llevar adelante la denuncia y la lucha en contra de todas las formas en las que se manifiesta “el mal” apoyando las batallas de los justos.

La arcas tienen que dar aliento y fuerza nueva a sus integrantes y por consiguiente a “aquel” que tiene la tarea más difícil.
A lo largo de estos 25 años Giorgio ha viajado alrededor del mundo. Con sus pies sangrantes ha tocado los Países de América Latina, de Europa, así como los Estados Unidos, Rusia, Australia, África y, por supuesto, Italia. Sus manos sagradas han bendecido nuestras Arcas, han tocado nuestros corazones, han acariciado a nuestros hijos. Un mensajero de Dios que ha venido de las estrellas para santificar nuestras vidas vacías. Un hombre que no tiene una casa, no tiene una cama, no está con su familia. Sus casas son las arcas y su familia son los hermanos. Que ha sacrificado su vida por todos nosotros, con un Amor difícil de entender, un Amor verdadero, un Amor que enciende los corazones en una alquimia que pertenece a ÉL, al Cristo, que transforma haciendo nuevas todas las cosas.

Si lo imitamos ganaremos esta guerra. Una guerra que antes que nada se combate dentro de nosotros mismos porque allí se encuentra nuestro peor enemigo.

Amplifiquemos cada día más la luz de nuestros espíritus eternos.

En esta última parte de la misión Giorgio estará muy concentrado en la lucha en contra del mal, para desenmascarar el rostro del anticristo. Nosotros, si queremos ayudarlo, tenemos que aprender a solucionar los problemas internos de las arcas. Tenemos que transmitirle que su sangre, derramada en todos estos años por nosotros, ha servido para algo, que su sangre ha dado vida a Verdaderas Comunidades que han comprendido el mensaje y que han hecho suyo el verdadero VALOR DE LA UNIÓN en el marco del Santo Grial, listo para ser ofrecido en sacrificio por todos nosotros, para la nueva y eterna alianza en remisión de los pecados. Por la Gloria de Dios.
Sigamos adelante entonces en esta última fase de la misión.
Cada responsable tiene que ser una manifestación de Giorgio en su propia arca, imitándolo.
Cada hermano tiene que ser un verdadero soldado de Cristo, obediente, creativo, dinámico, lleno de propuestas, tiene que sentir la responsabilidad de su arca como su familia y buscar por todos los medios posibles la Unión de los hermanos. Siempre. Incansablemente.

Hombres, mujeres y jóvenes, es hora de crecer.

Recordando que todos unidos formamos una tribu. La tribu de Juan. La tribu que prepara y anuncia la manifestación en el mundo del Rey de los reyes, Nuestro Maestro y Señor, Jesús Cristo.

Templarios de un antiguo tiempo, arrodillémonos ante su inmensidad.

Con profunda devoción y con todo mi amor hacia todos ustedes especiales, extraordinarios y maravillosos hermanos.
Siempre vuestra.

Sonia Alea
16 de Mayo de 2014
Cristo-e-Sua-Madre100EL ANUNCIO DE UN IMPORTANTE SIGNO
El estigmatizado de Fátima visita a la Virgen de Piazza Armerina

“En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, de la clase sacerdotal de Abías. Su mujer, llamada Isabel, era descendiente de Aarón. Ambos eran justos a los ojos de Dios y seguían en forma irreprochable todos los mandamientos y preceptos del Señor. Pero no tenían hijos, porque Isabel era estéril; y los dos eran de edad avanzada... Entonces se le apareció el Angel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías quedó desconcertado y tuvo miedo. Pero el Angel le dijo: «No temas, Zacarías; tu súplica ha sido escuchada. Isabel, tu esposa, te dará un hijo al que llamarás Juan. El será para ti un motivo de gozo y de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento, porque será grande a los ojos del Señor. No beberá vino ni bebida alcohólica; estará lleno del Espíritu Santo desde el seno de su madre, y hará que muchos israelitas vuelvan al Señor, su Dios. Precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto». Pero Zacarías dijo al Angel: «¿Cómo conoceré esto? Porque yo soy anciano y mi esposa es de edad avanzada». El Angel le respondió: «Yo soy Gabriel, el que está delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena noticia. Te quedarás mudo, sin poder hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, por no haber creído en mis palabras, que se cumplirán a su debido tiempo». Mientras tanto, el pueblo estaba esperando a Zacarías, extrañado de que permaneciera tanto tiempo en el Santuario. Cuando salió, no podía hablarles, y todos comprendieron que había tenido alguna visión en el Santuario. El se expresaba por señas, porque había quedado mudo. Al cumplirse el tiempo de su servicio en el Templo, regresó a su casa. Poco después, su esposa Isabel concibió un hijo y permaneció oculta durante cinco meses. Ella pensaba: «Esto es lo que el Señor ha hecho por mí, cuando decidió librarme de lo que me avergonzaba ante los hombres». En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María. El Angel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo». Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo. Pero el Angel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin». María dijo al Angel: «¿Cómo será esto, pues yo no conozco varón?» El Angel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios». María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho».Y el Angel se alejó. En aquellos días, María partió a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor». María dijo entonces: «Mi alma glorifica al Señor,  y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de su servidora. Porque desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones, porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre». María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa. Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo. Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella. A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; pero la madre dijo: «No, debe llamarse Juan». Ellos le decían: «No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre». Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran. Este pidió una pizarra y escribió: «Su nombre es Juan». Todos quedaron admirados. Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios. Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se comentaba en toda la región montañosa de Judea. Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: «¿Qué llegará a ser este niño?». Porque la mano del Señor estaba con él. Entonces Zacarías, su padre, quedó lleno del Espíritu Santo y dijo proféticamente: «Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo, y nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, como lo había anunciado mucho tiempo antes, por boca de sus santos profetas, para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, del juramento que hizo a nuestro padre Abraham de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, lo sirvamos en santidad y justicia, bajo su mirada, durante toda nuestra vida. Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos, para hacer conocer a su pueblo la salvación mediante el perdón de los pecados; gracias a la entrañable misericordia de nuestro Dios. Así nos visitará desde el cielo el sol naciente, para dar luz a los que viven en tinieblas, en la más terrible oscuridad, para guiar nuestros pasos por la senda de la paz». Y el niño crecía y se fortalecía en espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que apareció en público a Israel. (Lucas, cap. 1, 5-80).

https://www.youtube.com/watch?v=66zUY8UZn4M&list=PLYkr34Ar2o1SQ3zC7EHhk5NNFo8b8Ii5J&index=6

Maria, Madre del Salvador, Reina de los Apóstoles, han pasado dos mil años y aún recorres el camino del Calvario, para socorrer a tus parvulitos, cuyas lágrimas han llenado tu corazón colmandolo de dolor.

Cuanto sufrimiento has tenido que soportar, Madre Divina, después de haber glorificado tu alma inmaculada al Señor. Tuviste que ver el extremo sacrificio del hijo que habías llevado en tu seno.

Ese hijo que vino a salvar a los hombres, pero que los hombres asesinaron como si fuera el peor de los malhechores. Ese hijo, ungido del Altísimo, que se hizo hombre entre los hombres, pobre entre los pobres, desesperado entre desesperados.

“El que esté sin pecado que tire la primera piedra”, dijo defendiendo a una mujer como nosotros, enseñándonos el sublime valor del perdón, y a no juzgar. “Vé y no peques más”, susurró después a nuestros corazones, para que el pecado no fuera un perverso placer del alma, sino una lección que aprender para mejorar.

Sanó toda enfermedad en el cuerpo y en el espíritu de aquellos que Le pedían ayuda, y nos dio la clave para abrir la puerta de la libertad y de la eternidad del espíritu: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganara todo el mundo, y perdiera su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? (Mateo 16, 24-26).

Nos indicó el Camino hacia el nuevo Reino que no obedece a las leyes de este mundo, sino a aquellas que sostienen las galaxias y los universos: “Los reyes de las naciones las gobiernan, y los que sobre ellas tienen autoridad se hacen llamar bienhechores; mas no así vosotros, que no sea así entre vosotros Al contrario, el mayor debe comportarse como el menor, y el que manda como el que sirve. (Lucas 22, 25-26). Y éste es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos (Juan 15, 12).

No obstante tuviera poder de vida o de muerte sobre los hombres, nos permitió que le escupiéramos, que le golpeáramos, que le injuriáramos, azotáramos y le claváramos en una cruz como al peor de los enemigos redimiendo así nuestros pecados.

Con el peso de la cruz de la humanidad entera se cayó, cubierto de sangre, tus manos María acudieron a socorrerlo, acariciando su rostro tumefacto. “Madre, yo hago nuevas todas las cosas”, dijo mirando a tus ojos desesperados de Madre y hallando en ellos la fuerza para levantar de nuevo nuestra cruz.

https://www.youtube.com/watch?v=tNgAz6fCl8c&list=PLYkr34Ar2o1S2inz1R3x1fWgil_sxAbDb&index=27    

Y resucitó para que comprendiéramos que la vida es eterna y que para realizar nuestra verdadera identidad tenemos que vivir imitando el Evangelio dispuestos a dar incluso la vida por la Verdad. Mientras esperamos su profetizado Retorno con Potencia y Gloria sobre las nubes del cielo.

Pero tú, María, estás todavía aquí. Tus lágrimas siguen humedeciendo la sangre de esa cruz sobre la cual Tus niños inocentes son sacrificados todos los días y Tus mártires inmolados en aras de este mundo. “Quien escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar” (Mateo 18, 6).

Pero Tus niños siguen siendo matados en Gaza mientras estudian sentados en la escuela o mientras juegan a correr unos detrás de otros sobre la arena o mientras abrazan a sus hermanitos más pequeños asustados por las bombas que destruyen sus casas, tú, María, sigués socorriéndoles teniéndoles en tus brazos mientras sus ojos exánimes escrutan los tuyos durante el último respiro preguntándote ¿Por qué? Siguen muriendo ahogados en las aguas de nuestros mares, siguen cayendo de las derruidas barcazas mientras escapan del infierno para alcanzar la esperanza, asesinados por nuestra indiferencia, intentas aferrar sus manitas, pero son muchos, demasiados, ¿cómo puedes abrazarles a todos? Parecen flores de loto que flotan en el mar, son centenares, miles, que se suman a todos sus hermanitos muertos en guerra en el Congo, Somalia, Sudán, Afganistán, Birmania, Pakistán, Ucrania, Chechenia, Irak, Colombia, Méjico y millones y millones que en todo el mundo mueren cada año por falta de alimentos, de agua y de asistencia médica.

Es el estrago de los inocentes del siglo 21º. Son ellos el Cristo de hoy, es siempre Él, Tu hijo, que se inmola por nuestra salvación.

Pero que se preparen los impíos, el Juez está en las puertas.


“LOS PARVULITOS DE LA VIDA SEGADOS POR LA MUERTE, POR EL HAMBRE, POR LA SED, POR LA GUERRA, POR VUESTRO ODIO Y POR VUESTRA INDIFERENCIA.
¡HE AQUI LA SOCIEDAD INHUMANA DE HOY! ESTE ES EL PRELUDIO DEL FIN DE UNA GENERACION SEMBRADORA DE MUERTE Y DE DESTRUCCION. UNA SOCIEDAD HUMANA AUN MAS OPULENTA QUE HACE 2000 AÑOS CUANDO MI VERBO CRISTICO OBRABA EN MEDIO DE VOSOTROS.
UNA SOCIEDAD HUMANA CONSUMISTA, LOCA, CINICA, IMPREGNADA DE MALEFICIOS DE TODO TIPO. NECIA, VIOLENTA COMO JAMAS VUESTRA HISTORIA RECUERDE.
EL ESTRAGO DE NUEVOS INOCENTES, UNA MASACRE  CARENTE DE CUALQUIER SENTIMIENTO DE PIEDAD, UN PISOTEO DE JOVENES EXISTENCIAS HAMBRIENTAS.
LA TIERRA TRISTE Y DESESPERADA GIME  DEL DOLOR DE UNA MADRE QUE VE SU CUERPO  SIN LINFA PARA SUS PROPIOS PARVULITOS Y ESCUCHA EN EL FRIO DE LA NOCHE  EL GRITO QUE EL VIENTO DE ORIENTE LLEVA; EL GRITO INFANTIL DESESPERADO DE SUS PEQUEŇOS:
“!ASESINOS! ¡ASESINOS! ¡ASESINOS!”
¡EL TIEMPO HA LLEGADO! ¡MI BRAZO SERA LIBRE Y SEVERO!
¡QUE! ¿QUE ME PREGUNTAREIS  SOBRE LO QUE NO OS HAYA DICHO YA?
EN VERDAD OS DIGO,  ¡NO ME PREGUNTAREIS NADA! ¡ME MIRAREIS A LOS OJOS Y CALLAREIS!
¡SENTIREIS SOLO VERGUENZA!, TEMOR Y SOBRE TODO PENA, POR NO HABER PUESTO EN PRACTICA MIS DIVINAS ENSEÑANZAS Y POR NO HABER CREIDO EN MIS DIVINAS PROFECIAS.
¡NO ME HABEIS OBEDECIDO! ¡OS HABIA ENCOMENDADO A LOS PARVULITOS DE LA VIDA!
¡MI JUSTICIA SERA VUESTRA RECOMPENSA!  (MATEO cap. 18,5 – 18, 6 – 18, 7).
¡ME MANIFESTARE CON “POTENCIA Y GLORIA” Y OS SENTIREIS FRUSTRADOS POR MI CONMISERACION, POR MI PIEDAD, POR MI  DESPRECIO! ¡TODOS ESTAREIS  ANTE  MI PRESENCIA Y ANTE LA DE MI PADRE! ¡TODOS! POTENTES, RICOS, JEFES RELIGIOSOS, POBRES, HOMBRES, MUJERES, VIEJOS, JOVENES Y TODOS LOS SERES VIVIENTES DE LA TIERRA.
¡LOS CULPABLES DEL ESTRAGO DE LOS INOCENTES SERAN UNA VEZ MAS COBARDES!
MUDOS, INCAPACES DE GOLPEARSE EL PECHO DICIENDO “MEA CULPA, MEA MAXIMA CULPA”.
TODA MI DIVINA CONMISERACION SERA EXPRESADA, PERO TAMBIEN MI JUSTICIA, QUE ES LA JUSTICIA DEL PADRE, ADONAY – RA.
¡PAZ!


DEL CIELO A LA TIERRA
JESUS
A TRAVES DE  MI SIERVO
GIORGIO BONGIOVANNI


Montevideo (Uruguay)  
21 de Junio 2005. 20:30 horas”

“EL NOVIO LLEGARÁ PRONTO CON POTENCIA Y GLORIA. ÉL, EL MESÍAS, JESÚS CRISTO, ESTARÁ ACOMPAÑADO POR TODA SU COHORTE FORMADA POR ÁNGELES PODEROSOS Y OBEDIENTES.
LA LIBERACIÓN PARA TODOS LOS PUEBLOS OPRIMIDOS POR LA TIRANÍA DE LOS TRAIDORES DE DIOS ES SEGURA. EL NUEVO REINO SERÁ ESTABLECIDO EN LA TIERRA Y LOS MALVADOS SERÁN DEPORTADOS HACIA MUNDOS SIN LUZ Y ENCERRADOS EN GRUMOS DE MATERIA EN LOS QUE PAGARÁN SU LARGA PENA.
¡SI! TODAVÍA QUEDA ALGO DE TIEMPO DE ESPERA, SUFRIMIENTO Y RESISTENCIA PARA LOS HIJOS DE LA PAZ Y DE LA JUSTICIA. LA VANGUARDIA DEL DIOS DE LOS EJÉRCITOS OS ANUNCIA QUE EL REY DE REYES ESTÁ EN EL HORIZONTE Y CON SU MARCHA TRIUNFAL ESTÁ POR LLEGAR Y LIBERAR LA TIERRA DE LOS MÁRTIRES Y DE LOS INOCENTES TRANSFORMADA POR LOS TORTURADORES, TIRANOS Y SANGUINARIOS, EN UN INMENSO, ESPANTOSO, CAMPO DE CONCENTRACIÓN Y DE EXTERMINIO.
G.B.
San Giovanni in Polcenigo (Italia)
27 de Julio 2014. 16:35 horas

http://www.giorgiobongiovanni.it/messaggi-2015/5902-la-promessa-di-dio.html

María, Madre nuestra, tú estás todavía aquí, entre nosotros, para anunciar la próxima venida de Tu hijo, para tutelar a Sus apóstoles y a su descendencia. Para acompañar y proteger al precursor que, como hace dos mil años en el vientre de Elisabetta, se mueve porque el Mesías viene.

Los estigmas y la Virgen de Piazza Armerina

“Hace días recibí una carta de mi amigo y hermano Saro Pavone donde me contaba el prodigio ocurrido en una casa de la ciudad de Piazza Armerina”. Giorgio Bongiovanni cuenta a los hermanos, amigos y simpatizantes que están reunidos en el Arca de Catania, en las laderas del Etna, la experiencia vivida pocas horas antes en Piazza Armerina, el lugar donde nació Carmelo, el papá de Giorgio, donde una pequeña estatua de la Virgen llora lágrimas humanas y de sangre. “Cuando leí los detalles de esta experiencia” prosigue “recibí la misma llamada interior que siento cuando sangran las heridas que tengo en las manos, en los pies y en el costado desde hace 26 años. Así es que me preparé para ir a Piazza Armerina y os mandé la comunicación a todos vosotros”.

Llega el 29 de agosto, aniversario de la primera lagrimación de la Virgen de las lágrimas de Siracusa, que lloró hasta el 2 de septiembre del 1951, en Via degli Orti de San Giorgio, a unos 8 km de donde Giorgio nació.

Me acompañan mi compañera de vida, mi hija y algunos queridísimos hermanos, Antonella, Saro, Stella, Oxana”, sigue diciendo Giorgio mientras le escuchan atentamente todas las personas que están presentes y los que están conectados en streaming desde las distintas arcas en Italia, España y Latino América “vamos a la humilde casa de una familia formada por dos personas: Giuseppe y Crocifissa. El primero y la última de 12 hermanos. “Éste es el barrio Monte”, me dice Riccardo, nuestro querido hermano que ha organizado el encuentro. Me quedo sorprendido y emocionado, mi pensamiento vuela hacia mi padre que había nacido en ese mismo barrio Monte, en esta pequeña ciudad en el corazón de Sicilia. Entramos en una calle muy estrecha entre casas antiguas y humildes y llegamos al frente de la pequeña casa de esta familia. Entramos. En la entrada notamos una pequeña capillita donde está colocada una estatua de la Virgen del Rosario y alrededor las 14 estaciones del sufrimiento de Jesús Cristo. Una biblia está abierta en una página del Evangelio que cita las palabras de Jesús cuando exalta la figura de Juan el Bautista. La señora Crocifissa es la guardiana, el testigo de la estatuilla de la Virgen que llora sangre y lágrimas humanas y Giuseppe es el intermediario de las visiones de la Virgen. Subimos al piso de arriba por una pequeña escalera y vemos a la señora Crocifissa en la cama, ya que desde hace 20 años no se puede mover. Nuestros pensamientos se llenan de emoción cuando, no obstante el gran sufrimiento, vemos delante nuestro a una mujer llena de gracia, alegre, que irradia continuamente amor, consolación, fuerza a quien se acerca a ella. Nos conmueve ver a una mujer a la que tienen que ayudar en todo, como si fuera la persona más feliz de la tierra. En cierto momento, mientras miro absorto la estatua de la Virgen ella me dice: “Tómala...” Me quedo sorprendido por la completa falta de celos hacia la imagen. La tomo delicadamente y con mucha emoción; es una pequeña estatua de unos 50 cm de la Virgen de Lourdes, la tengo unos segundos en las manos y después la vuelvo a poner en su lugar. Crocifissa y Giuseppe nos cuentan que los signos que acompañan las lagrimaciones de la estatua de la Virgen se suman a otros signos de sangre o de naturaleza “paranormal” que aparecen en determinadas ocasiones en algunas partes o tejidos de la casa o que se manifiestan a los fieles durante la visita a la Virgen o de regreso a su casa. La curia, que al principio tenía intención de llevarse la estatua, y que tuvo que resignarse después de la firme oposición de los dos hermanos, ha asumido el caso y la diócesis ha abierto una comisión de investigación para verificar la veracidad de los hechos milagrosos sucedidos. Para evitar que los dos hermanos puedan tener problemas se nos ha pedido que seamos reservados.

Proseguimos nuestro fraterno diálogo con los hermanos Cosenza (éste es su apellido) y sintéticamente cuento mi historia y digo que mi padre era de Piazza Armerina. La señora Crocifissa, que habla solo el dialecto local, se da cuenta de quien soy y perpleja, me dice que mis primos viven prácticamente a pocos metros de su casa, exactamente donde nació mi padre y que esa Virgencita se la había regalado el cuñado de un primo mío. Agradezco a la Virgen por el signo que me ha mostrado y cuando estoy por despedirme de ella Crocifissa exclama: “¡Sangre!” Se siente fuertemente que esa es una habitación mística donde acontecen fenómenos paranormales que para nosotros los creyentes son milagros. Misteriosamente algunas gotitas de sangre aparecen en mi chaleco, en el lado izquierdo del costado. También aparecen gotas de sangre rojo vivo en los pañuelitos de papel que algunos de nosotros habíamos metido en el bolsillo de la bata de Crocifissa. La Virgen había dicho muchos años antes: En cada ciudad que tú visitarás yo daré signos.

Los signos de María anunciadora.

Relacionando esta experiencia con la que hemos vivido el 15 de agosto en Pordenone, el año anterior en Fátima y a todas las demás podemos ver claro el mensaje: la Virgen nos acompaña, nos recomienda que estemos unidos, nos recomienda que pongamos en práctica las obras y que recemos dándonos señales muy fuertes para hacernos entender que estamos en los últimos tiempos. La vidente, según lo que la Virgen le había comunicado, concordaba completamente con nosotros sobre el hecho de que estamos en los últimos tiempos y que ahora ya está cercano el retorno de Jesús a la tierra. Nosotros no somos sólo místicos, no somos sólo mensajeros, nosotros somos también soldados que llevan adelante una firme batalla contra el mal que nosotros llamamos anticristo y que hemos identificado en la mafia siciliana, calabresa y en las mafias en general. La Santa Madre quiere incitarnos y consolarnos a fin de que llevemos a cabo nuestra obra y continuémos por este camino, defendiendo a los justos y haciendo nuestro deber, nada más que nuestro deber y esto me emociona mucho.

Recibimos estos signos porque estamos viviendo el momento más importante de la historia de la humanidad, pero también el más negro. El mundo se ha convertido en un foco de guerras, no hay paz y la Madre Santa, que “está siempre por debajo de Jesús”, como dice Crocifissa, insiste en llamar a Sus hijos. Ella es la anunciadora por excelencia de la segunda venida de Cristo, nosotros somos solamente siervos de Cristo y anunciamos junto a Ella la venida de Su Hijo. Recordad cuanto la Virgen dijo en Fátima, “Yo manifestaré un signo” y la Virgen de Medjugorie dijo a los videntes “Yo manifestaré un signo al mundo” y la Virgen de Garabandal igualmente: “Ocho días antes de que se manifieste os anunciaré un signo que todo el mundo verá”, es decir que los signos que hoy vivimos son de preparación para otros grandes signos milagrosos y también catastróficos que tendrán que suceder. Tenemos que prepararnos a vivir los signos de la misericordia de Dios pero también los de amonestación haciendo una elección de vida que sea coherente con las enseñanzas de Cristo. Entonces debemos, sobre todo nosotros que hemos sido llamados a esta misión, ser mensajeros coherentes con las obras día tras día.

Es como si fuese un camino para recorrer, un peregrinaje. Ella quiere anunciar algo importante que yo creo que se, algo que ocurrirá en nuestro ámbito muy pronto.

María luz de la fe y protección del maligno.

La Virgen manifiesta el signo de Su presencia para protegernos del anticristo, es decir del diablo que quiere dividirnos. Ella nos visita para consolar nuestro camino, para avalar el trabajo que estamos haciendo en la misión, para decirnos: “Yo estoy con vosotros”. Estos signos amplifican en nosotros el valor místico, es decir el valor de la fe y de esta manera Ella nos mantiene unidos. Con todo lo que yo mismo pueda hacer, con todos los signos que llevo en mi cuerpo, el diablo es tan fuerte que logra penetrar tentando por todos los medios nuestra fe para dividirnos, entonces Ella hace un trabajo de prevención y de tamiz disolviendo las energías negativas que de vez en cuando nos atenazan por problemas cotidianos, por dificultades que nos atacan en la vida; a veces no nos recordamos de cuanta gente vive en la miseria más completa y en el sufrimiento y perdemos la conciencia de lo que nosotros tenemos. Por este motivo es importante estar juntos para fortalecer nuestra fe. Pero si a pesar de los signos no somos capaces de fortificar nuestra unión, la selección será inevitable y muchas ovejas se perderán por el camino.

Nuestra verdadera misión no es hoy. Nuestra misión verdadera todavía tiene que comenzar, en este momento nosotros estamos en la escuela y estamos aprendiendo. Los maestros son los signos. Nuestra misión empezará de verdad cuando aparezcan grandes signos en el cielo y en la tierra porque será ese el momento en el que tendremos que dar la cara, la gente vendrá a buscarnos a nosotros y nuestra prueba será la de escapar por miedo a escondernos o dar la cara y decir la verdad a costa de la vida. Tenemos que tener cuidado de no romper de nuevo el pacto con Dios.

El pacto de la nueva alianza con el pueblo latino

En otros momentos históricos que están referidos en la biblia el pueblo de Israel rompe el pacto con Dios. La primera vez cuando Moisés rompe las tablas de la ley después que vio a su pueblo levantar y adorar un becerro de oro. Dios castiga a su pueblo haciéndolo vagar durante 40 años por el desierto, hasta que toda aquella generación adulta que había sido rebelde y desobediente muere y los sabios y los más jóvenes llegan finalmente a la tierra prometida. Cuando llega el Mesías Jesús Cristo, Dios vuelve a proponer la santa alianza con Israel: “He venido a salvar a las ovejas perdidas del pueblo de Israel” dice Cristo, y después dice a la Cananea: “Yo he sido enviado para los hijos de Israel”, aunque después le hace el milagro por la profunda fe que tenía.

Pero luego, compenetrado por Su Padre, dice: “¡Jerusalén, Jerusalén, que lapidas y matas a tus profetas, ¡cuántas veces quise reunir a tus hijos, como reúne la gallina a sus pollitos debajo de sus alas? Pero yo te digo que no volveréis a verme hasta que no digáis: “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!”. El pueblo rompe nuevamente el pacto con el Padre cuando condena a muerte a Su Hijo. Pero cuando Le clavan en la cruz, y le crucifican, Cristo dice a los soldados romanos “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”. El pueblo latino se convierte en ese momento en el nuevo pueblo elegido por Dios, elegido como conductor del mensaje de Cristo en todo el mundo. Una elección que ya profetizó Jesús antes de Su pasión: “Elegiré mi pueblo fuera de mi pueblo, más allá del Jordán, la Galilea de los gentiles”. Entonces nosotros tenemos una gran responsabilidad, la de arrastrar a todos nuestros hermanos hacia Cristo, de hecho el trabajo más grande de Satanás, es precisamente evitar que podamos cumplir con nuestra misión. Nosotros somos como el centurión publicano que se le acerca a Jesús y Le pide si puede curar a su siervo. Gesús le contesta: “Voy a tu casa”, pero él le dice que no hace falta, una palabra suya bastará para sanarlo”. Jesús entonces dice: “¿Habéis visto? No he visto una fe tan grande ni siquiera en Israel. Entonces nosotros somos como el centurión que Cristo está llamando para hacer lo que otros hermanos antes no hicieron.

El contacto con los mundos espirituales

Si la entidad pertenece a una dimensión superior a la nuestra, cuarta, quinta, interactúa fácilmente y puede descender a nuestro nivel teniendo el control de las vibraciones tanto espirituales como materiales, es decir, por medio de la energía magnética. Como sabéis la materia es energía por lo tanto esta entidad, gracias a la ciencia que posee, está en grado de descender sobre nuestro plano. Si en cambio la entidad pertenece a nuestra dimensión, pero vive en el plano espiritual y no está encarnada debe tener antes el consentimiento de entidades superiores para poder hacerlo. Si mi padre ha muerto, por ejemplo, y está en el plano espiritual de nuestra misma dimensión, quiere comunicarse conmigo para ayudar mi evolución, no puede hacerlo por si solo, tiene que haber entidades superiores que después de haber recibido la autorización de lo Alto le abren el canal a fin de que pueda comunicarse conmigo. Después hay otra posibilidad, la de que yo puedo forzar este canal con las sesiones mediunmicas y esto es otra cosa. En este caso tengo que tener mucho cuidado porque la sesión mediunmica parte de la dimensión material que busca la dimensión espiritual. Si yo fuerzo este plano no estoy cometiendo un delito, pero me estoy metiendo en grave peligro, estoy poniendo en riesgo el contacto y la entidad que yo estoy buscando. Si yo por ejemplo busco a mi padre y sin embargo se me aparece Hitler que me engaña diciéndome que es mi padre y sugiere falsedades a mis oídos, ¿qué efecto podría tener sobre mi persona? Por esta razón tenemos que estar lejos de las sesiones espiritistas y mediunmicas Es peligroso porque estas entidades desencarnadas entran en el canal que hemos abierto y se aferran y ya no quieren irse más, de consecuencia pueden empezar a perseguirnos y atormentarnos. En cambio yo me quedo sereno porque yo se que si mi padre quiere venir donde mi y el Cielo se lo permite él vendrá, me dará signos y el mensaje que quiera darme. Si se trata de cosas positivas digo que si, de lo contrario digo que no. Pero el contacto más bonito, estad seguros de ello, es aquél con las entidades de la dimensión superior, con los seres cósmicos que viven en la dimensión de la luz, con ellos el contacto es angelical.

El karma, Cristo y los niños

El karma es la ley primaria de la existencia y de la evolución del universo porque el karma es la ley de causa y efecto. Esta ley es indispensable para la evolución de todos los espíritus que viven en el universo que son cientos de miles de millones.

Te encarnas en la materia, porque tienes que hacer experiencias de vida para adquirir conocimiento. El conocimiento es ese elemento que te permite crecer en la evolución. Así como en la escuela, cuanto más sabes más estás preparado, lo mismo sucede en la vida. Vivirás también experiencias negativas y conocerás el mal, pero después el mal que habrás cometido tendrás que recibirlo a tu vez sobre tu piel y comprenderás que para no sufrir y ser feliz tendrás que poner en práctica el bien. Ésta es la perfección de la ley, y por lo tanto no depende de nadie, no existen seres que controlan la ley del karma porque es una ley que ha establecido Dios y que se cumple autónomamente. La ley de causa efecto es irrepetible e infalible, pero una persona que se llama Jesús Cristo, que posee dentro de si la Entidad que ha generado el universo, cuando se encarnó en la tierra fue el único de los maestros que han venido en toda la historia de la humanidad que ha podido decirnos algo sobre el karma que otros no podían decir. O porque no tenían la orden. O porque no la conocían. Cristo dijo: “Pon tu espada en la funda Pedro porque quien a espada hiere a espada muere”. Ley de causa y efecto. Entonces curó la oreja del guardia del Sinedrín evitando de esa forma que el karma recayera sobre Su apóstol. Cristo con Su crucifixión, con Su resurrección y en fin con Su sacrificio nos dice que existe un modo para poder cambiar el karma. ¿Cuál es la novedad que el Señor nos ha dejado? Cristo nos dice “Os doy la clave para poder cambiar el karma de nuestros hermanos” Si ponemos en acto el amor incondicional. Si cada uno de nosotros tiene su propio karma pero decimos a Cristo “Me ofrezco como víctima de este sacrificio de amor incondicional para cancelar el karma de todos mis hermanos y en cambio no quiero nada. Quiero hacerlo por Amor. Solo por amor”. Esta elección sincera y profunda llega a la Conciencia Crística solar de nuestro Señor que cambia el karma de todos tus hermanos. Es decir que si yo tenía que terminar asesinado ya no seré asesinado, si tenía que ser miserable, ya no seré miserable, si el hermano tenía que enfermarse de cáncer, ya no se enfermará de cáncer, porque tu amor crístico ha cambiado el karma de tus hermanos.

Cristo dice “Si vosotros os amáis cambiáis vuestro karma”. Nosotros en cambio no le escuchamos, somos egoístas, rechazamos el ofrecimiento de redención de Cristo, y así recogemos lo que sembramos. Esto si se vive el amor incondicionado, pero nosotros ya podemos cambiar el karma de un niño que está muriendo de hambre cuando luchamos para que ese niño pueda tener un futuro mejor. Muchas personas dicen que si los niños mueren de hambre es un karma suyo y no podemos hacer nada para evitarlo, éste es un sentimiento satánico porque, aunque en algunos casos se trate de karma, si yo le doy un pedazo de pan a ese niño ya he cambiado su karma con el Amor Crístico, en cambio quizás ese niño que está muriendo de hambre por culpa de mi egoísmo es Cristo que está cambiando mi karma de persona acomodada y materialista. Porque mientras él ha heredado el paraíso, yo todavía no sé si lo heredo y podría incluso ir al infierno. Entonces ese niño me está salvando el alma. Si empiezo a pensar así, me acerco más al reino de Dios. Los niños son Dios en la tierra, la manifestación de la pureza y por consiguiente del Espíritu Santo. Los niños que sufren son Cristo que se está crucificando nuevamente por mi culpa, por culpa de mis miserias, de mi egoísmo, de mi materialismo, para salvarme el alma, pero si yo no soy sensible para percibir esto iré al infierno, si en cambio soy sensible, lo percibo y le doy un pedazo de pan a un niño o abro un hospital en África, ese gesto Cristo lo toma como si tú estás secando Su sangre debajo de la cruz y es como si te dijera “Ven al reino de Dios conmigo”.

El gran contacto y el retorno de Cristo

Los hermanos extraterrestres me han dado un mensaje que para mí es uno de los más importantes:

“Estamos preparando a la humanidad para el importante encuentro universal con nuestra civilización que preparará al descenso de Jesús Cristo en la tierra”. El signo más grande de la historia de la humanidad que anuncia el retorno de Cristo será el contacto entre nosotros y civilizaciones de mundos más evolucionados. Esto cambiará radicalmente vuestra vida. Ellos contactan a las personas sencillas de nuestra humanidad porque han comprendido que los potentes no desean un contacto pacífico con ellos y por lo tanto su metodología ahora ya desde hace muchos pone en desarrollo un plan de sensibilización personal dirigida a la cualidad de las personas que aceptan este contacto. Por eso contactan a todas las personas que pueden dar un aporte pacífico para su próxima manifestación; ellos quieren acercarse a una cierta cantidad de personas y, una vez que se vean obligados a intervenir para salvar el planeta de una catástrofe, se harán ver por todos. Los extraterrestres que están en misión en nuestro planeta están aquí para ayudarnos a evolucionar, a hacernos salir de este lugar de tinieblas que hemos creado. Cristo volverá cuando ya la humanidad haya fracasado, cuando haya un caos mundial terrible que Él mismo provocará...

“Pondré los poderosos los unos contra los otros”... así les debilitarà y él se manifestará. El mal terminará y el reino de Dios se instaurará finalmente sobre la tierra. Mientras tanto preparamos Su retorno. Proseguimos nuestro cammino bajo la mirada de María, conscientes de que los niños son la expresión más pura de Cristo en la Tierra y de que cada sacrificio suyo recaerá inexorablemente sobre nuestra conciencia. Desprendámonos de nuestras comodidades, esquemas y egoísmos porque pagaremos caro todas nuestras negligencias.

Él, el precursor continúa su paso señalado por el signo sagrado por los prodigios que acompañan su presencia se cumplen para avalar su misión en el mundo.

Él, el precursor y Ella, Madre de Su Señor, el Cristo Rey, testigos del tiempo que anuncia el retorno del Mesías.

Ecce Homo.


Con profunda devoción
Sonia Alea

Palermo, 30 de Octubre 2015
vesuvio2015"Ves Nápoles y después mueres" es la célebre frase que se le atribuye a Goethe y que refleja la extraordinaria belleza de esta antigua ciudad situada en el centro del Mediterráneo, suspendida entre el mar de su sugestivo golfo y "a muntagna bella" el Vesubio, el antiguo volcán que la domina, protagonista de innumerables obras literarias. El antiguo Parthenope era una de las ciudades hegemónicas de la Magna Grecia, al punto de convertirse en el centro de la filosofía epicúrea. Representa una de las más encantadoras ciudades de arte de Italia y del mundo, rica de antiguas tradiciones. Pulcinella es la famosa máscara que la representa, un personaje que expresa el característico modo completamente napolitano de ver el mundo. Una ciudad que ha dado a luz a los más grandes artistas de nuestra historia. "Napule è mille culure, Napule è mille paure, Napule è nu sole amaro, Napule è addore è mare... "(Nápoles es mil colores. Nápoles es mil miedos. Nápoles es un sol amargo. Nápoles es olor a mar), como podremos olvidar jamás las notas del cantante Pino Daniele que cantaba a su querida Nápoles, o como podríamos olvidar jamás la melancólica ironía del gran Massimo Troisi que sabía interpretar con una desconcertante espontaneidad la vida y el corazón de su gente transmitiendo el alma de la ciudad, o la extraordinaria capacidad del inolvidable e incomparable Totò sabiendo transmitir con una espontánea y cautivante comicidad las dramáticas historias de la gente común en la inmediata posguerra. Y lo mismo Eduardo de Filippo, continuando con todos los talentos que su regazo materno ha dado a luz, celoso de sus hijos. Amor, pasión, creatividad, ingenio, son los sentimientos que animan el generoso corazón de los napolitanos que sacan fuerzas para superar la desesperación y las dificultades de la vida con su típica autoironía y comicidad impregnada por ese tono melancónico que delinea su carácter. El arte de salir adelante como quiera que sea pertenece a este pueblo, orgulloso de sus raíces pero dónde también la criminalidad ha encontrado terreno fértil en la desesperación, un denominador común de las tierras del sur abandonadas a si mismas. Criminalidad y espiritualidad se contraponen sobre el mismo plano, viviendo codo a codo en la vida de todos los días entre delincuencia y misticismo. Malavida y religiosidad. Con la misma intensidad. Porque el corazón de Nápoles es pasión. Pasión en el mal, en quererse hacer justicia por sí solos, o pasión en el bien en creer en una Justicia que viene de Dios.

“La vida de Cristo” fué el título de la conferencia que se ha celebrado el 18 de octubre precisamente en esta apasionante ciudad, Nápoles, que ha contado con la presencia de unas 200 personas. El público que esperaba escuchar a Giorgio Bongiovanni ha llenado la sala del Gran Hotel Capodimonte.

Son las 16:30. Saro Pavone, organizador del evento junto a Enzo Ranieri y algunos queridos amigos de dicha ciudad, presenta el evento. Maria Campobasso, colaboradora de Funima International, habla de los objetivos que la Asociación ha alcanzado en las distintas sedes donde está presente, ocupándose de los más necesitados, de los niños carenciados y de sus familias, construyendo estructuras de acogida y de salud, distribuyendo alimentos e indumentarias y organizando actividades recreativas y escolares que miran a la educación cultural, enfatizando la importancia de la solidaridad.

Solidaridad, apoyo, participación, valores que forman el corazón evangélico de quienes, un día, nos pedirán cuentas.

Son signos que desde el Cielo llegan a la tierra para indicarnos el camino, para hacernos comprender que no estamos solos, sino que formamos parte de un gran proyecto divino, solo tenemos que tomar conciencia de ello para participar y disfrutar de la realización del proyecto que, con o sin nosotros, se cumplirá. “La grandeza no está en ver el signo, sino en el comprender lo que el signo quiere decirnos”, afirma Flavio Ciucani, estudioso de los signos Marianos “Si la Virgen no me induce a poner en práctica lo que dijo Cristo significa que estoy adorando a una diosa pagana. La Virgen es aquella que trae a Cristo a la tierra”, dice hablando de las apariciones de la Virgen y de la clave para poder reconocer las que son verdaderas. “Los mensajes marianos se pueden resumir de esta forma”, agrega Flavio focalizando plenamente lo que la Madre Cósmica pide a los fieles: “Antes que nada Sus mensajes insisten sobre el estar juntos, rezar juntos, pero sobre todo ser activos evangélicamente, insiste sobre la importancia de poner en práctica lo que Su Hijo nos ha encomendado a través del Evangelio, para estar preparados para el examen al que nos someterá cuando regresará a la tierra”.

La relación de Flavio Ciucani guía a los presentes a reflexionar sobre cuán fácil es, en realidad, comprender lo que una persona tiene que hacer para ser digna de esa redención a la que aspira o, más simplemente, para alcanzar la verdadera felicidad.

“Somos fieles de una religión que desconocemos” afirma el investigador, documentarista Pier Giorgio Caria “nosotros como pueblo no sabemos nada sustancial. Debemos comprender cuales son los verdaderos conceptos y los mecanismos que gobiernan el mundo. Las sagradas escrituras nos dicen todo. El evangelio es un tratado de ciencia que explica como funciona el universo y como funciona nuestra existencia. Nos explica que somos un espíritu eterno, inteligente y que a través de las experiencias de vida que vivimos en varias encarnaciones tomamos conciencia y evolucionamos”.

Pier Giorgio continúa explicando que el equilibrio del universo está regulado por una irreprimible ley llamada ley de causa y efecto: “El universo interpreta la intención ética de tu acción y hace que en tu vida se manifieste un valor idéntico para que tu puedas experimentar sobre tu persona lo que has hecho vivir a los demás, al fin de que viviendo la alegría o el dolor que has provocado con dicha acción tu vida se pueda modificar, es decir arrepentirte, y por lo tanto cambiar. Quiere decir que rezar solo no sirve absolutamente para nada. Si seguimos siendo ignorantes y no conocemos esta ley nuestra vida puede ser manipulada por otras personas. Entonces” sigue diciendo Caria “o tenemos un proyecto para nuestra vida y sabemos como llevarlo a cabo o nuestra vida se convertirà en el proyecto de alguna otra persona. Visto que todos nosotros estamos bajo el yugo del dinero, bajo el yugo de la gran finanza internacional y de la política corrupta, nuestra vida termina en pedazos y nosotros no comprendemos el porque, y en consecuencia no podemos cambiar la sociedad. Por eso debemos tomar conciencia y rebelarnos por medio de nuestras acciones cotidianas”.

Con una lógica irreprensible Pier Giorgio enlaza el mensaje evangélico a los signos que se manifiestan en este tiempo, aludiendo a las palabras de Flavio y presentando documentos filmicos sobre la extraordinaria manifestación de astronaves extraterrestres en los cielos de nuestro planeta, cuya presencia ha provocado, en muchas ocasiones en los últimos años, el bloqueo de varios aeropuertos internacionales. A pesar de una bien orquestada conjura del silencio por parte de los gobiernos y sostenida por los medios de comunicación.

“Algunos personas han sido elegidas por estos seres para documentar filmaciones que se contrapongan a la densa capa de oscurantismo de los poderes del mundo”, afirma el investigador mientras presenta a Marco Mazzarella, un joven, que ahora ya es un querido amigo, y que desde hace dos años filma en Nápoles estas extraordinarias naves espaciales. “He comprendido que desean dar pruebas a la humanidad”, dice Marco con mucha sencillez, seriedad y pureza de alma, “ellos necesitan personas que demuestren con pruebas que ellos existen y que tengan el valor de testimoniar esta verdad. Me siento una persona común, pero que hace lo que ellos piden”, dice en conclusión, mientras las imágenes de estas extraordinarias filmaciones de Marco, Antonio Urzi y Simona Sibilla pasan por la pantalla.

¿Pero quiénes son los pilotos que manejan estas astronaves vistas y filmadas en todo el mundo? Nuestro horizonte se abre hasta el infinito, hacia mundos lejanos, hacia estrellas y galaxias con las que yacemos en el mismo seno materno y que nos alberga unidos en el espacio intergaláctico. Son nuestros hermanos cósmicos que vienen de esos mundos lejanos para tendernos una mano, no pueden por el momento interferir con el libre albedrío de nuestra humanidad, por esta razón nos mandan señales manifestando discretamente su presencia en nuestros cielos, dejando impresos en los campos de trigo espléndidos pictogramas que encierran simbolismos muchas veces de naturaleza exotérico-iniciática. A través de ellos comunican el mensaje que quieren dar para tocar la sensibilidad y la conciencia humana. Son ellos los ángeles de la biblia que acompañan el retorno de Cristo, explica Pier Giorgio presentando el signo viviente final operativo de esta presencia real sobre la tierra, anunciador y precursor de la próxima manifestación de Jesús Cristo con potencia y gloria a la humanidad.

“Estoy enamorado de Nápoles”, empieza diciendo Giorgio Bongiovanni, nada más llegar a la sala con los signos de los estigmas descubiertos, que aún transpiran sangre fresca por el prodigio de la sangración ocurrido pocas horas antes. “Estoy enamorado de Nápoles porque soy siciliano, y los sicilianos con Nápoles, con los habitantes de la región Campania en general, se sienten hermanos”, dice y añade que precisamente en esta tierra hizo el servicio militar en el 1983. “Tenemos en común el volcán, el arte, el cine, la música, la literatura, la poesía, lamentablemente tenemos también en común una gran enfermedad que es la mafia contra la que debemos luchar porque ser cristianos significa también, y quizás principalmente, esto”. Giorgio explica la importancia de la presencia de estos Seres maravillosos que vienen del Cosmos, remarcando que poner en relación estos seres con la religión es muy peligroso para las religiones del mundo y para los poderes constituidos de la tierra, político, económico, religioso y militar, ya que esta conexión comportaría la pregunta inevitable de si estos seres creen en Cristo, si han encontrado a Dios.

“Estas preguntas crean un conflicto porque nuestra religión cristiana”, continúa diciendo Giorgio, “nos ha hecho creer siempre que Cristo ha redimido la humanidad y todo el universo con Su crucifixión. Esto es verdad en lo que se refiere a nuestra humanidad, porque el hombre ha elegido el odio, la violencia, la traición, ha querido romper el pacto con Dios, mientras esto no ha ocurrido con los demás seres que habitan en el universo, los cuales han respetado el pacto con el Creador, y esto les ha dado la posibilidad de evolucionar muy rápidamente y por lo tanto viajar en el universo y llegar hasta nosotros”.

–¡Me han dicho que eres un rey!- pregunta Pilatos durante el proceso al hijo de Dios. Jesús responde: -Tú lo dices. Pero mi reino no es de este mundo. Si lo fuera mis ángeles vendrían a liberarme instantáneamente-. El estigmatizado de Fátima recuerda al público, atento y receptivo, que estos seres son los ángeles de los que se habla en los textos sagrados. “Os tenéis que preparar a cambiar mentalidad” exhorta Giorgio, viviremos dos grandes eventos en nuestra vida, el primero consistirá en el contacto con estos seres extraordinarios que forman parte de la confederación interestelar.

Cuando se manifestienen descubriremos cosas tan bellas e increíbles que ahora no podemos ni siquiera imaginar. Descubriremos que la vida verdadera es el Amor, que la evolución es el Conocimiento, que venceremos contra las enfermedades, que dejaremos este cuerpo después de miles de años con la conciencia de ser eternos, que viajaremos en el espacio, que será abolido el dinero que es lo que está destruyendo al hombre, que ya no habrá más políticos, que serán los sabios los que gobernarán nuestra sociedad. Estos hermanos cósmicos poseen un valor científico perfectamente en grado de cambiar nuestras vidas y mejorarlas, pero sobre todo poseen un valor místico. Ellos son parte de ese reino que Cristo anunció y del que podremos formar parte solo si somos dignos.

Aterrizarán en nuestro planeta para presentar la segunda venida del Maestro nuestro y suyo. Yo he nacido en este mundo para anunciar la segunda venida de Cristo, que establecerá en la tierra un nuevo reino de paz”.

Giorgio explica que este es el segundo importante Evento al cual nos tenemos que preparar, pero para que este reino de paz pueda instaurarse, Él, Cristo, verdadero Juez, tendrá que separar a los buenos de los malos y esto sucederá cuando descienda sobre la tierra y ponga en acto el Juicio Universal anunciado en el Evangelio. Antes de ese momento todos tendrán la posibilidad  de redimirse, incluso los criminales más grandes si se arrepienten y dan su vida para redimir sus pecados poniendose al servicio completo de la Verdad y de la Justicia. “La novedad de todo esto que os he dicho es que el tiempo es éste” afirma, recordando la profecía de Jesús cuando dijo que regresaría en el momento en que el hombre estuviera en condiciones de destruir el mundo. “Nuestro ecosistema ya no se reproduce más, hemos acabado los recursos y con solo un chasquido de dedos podemos destruir la Creación de Dios. Más de 10 mil ojivas nucleares están listas para ser usadas en todo el planeta, un centenar ya solo en nuestro país, entre la base de Sigonella y la de Aviano. Serían suficientes dos para destruir Italia. Estamos en condiciones de hacer explotar el planeta con efectos devastadores para todo el Sistema Solar. El hombre ha alcanzado a Dios en cuanto a la ciencia, pero no como conciencia.

Un cierto señor, hace mucho tiempo, llegó a tener el poder de dios y le desafió, por lo tanto cayó y fue exiliado por millones de años. No debemos desafiar a Dios porque seremos eliminados.

El Padre nos ha demostrado un amor infinito mandándonos varios santos suyos, y nosotros hemos seguido desafiándolo.  Él ha tenido paciencia, pero cuando el hombre construyó las armas atómicas las cosas cambiaron. El Padre me ha dicho: -Cada vez que el hombre intente hacer explotar un arma atómica yo provocaré un terremoto, o una catástrofe tan destructiva que se le irán las ganas-. Ya sucedió en el pasado con el diluvio universal. El Padre Creador nos ha mandado el Amor más grande de todos los amores y a pesar de ellos no hemos cambiado. Cristo no es un profeta, sino la encarnación de Dios, la expresión de Dios en la tierra.

Él, no obstante fuera divina justicia, expresó la Causa Primaria de la Creación que es el Amor, provocando con este supremo valor a los hombres para demostrarles que quien fomenta odio, recibirá odio. Sin embargo, el que dona amor, recibirá amor. Él es la encarnación perfecta de la ley de causa-efecto. He venido aquí para deciros que todos vosotros Le veréis. Yo Le he visto y me ha dicho: Tienes que decirles a todos que yo regresaré. Me ha elegido, no porque yo sea más guapo que otro, o mejor que otro, sino simplemente porque sabía que yo no tendría miedo de decir la verdad, no tendría temor de decir lo que Él me ordenara que dijera. Y yo os lo he dicho. Entonces preparáos, los extraordinarios seres de la confederación se dejarán ver cada vez más y Marco y Antonio son pioneros en esto”.

Las palabras de Giorgio intensas y profundas, llenas de sabiduría y conocimiento, colman el deseo de aprender, la sed de justicia, la necesidad de esperanza de las almas que están presentes, y que con el deseo de saber más hacen muchas preguntas sobre los temas de los que se había hablado por la tarde. Hay muchos jóvenes en la sala. La certeza de un mañana mejor brilla en los ojos llenos de esperanza. “Quisiera hacerte un regalo”, dice Giorgio contestando a la pregunta de un joven “quisiera hacer un regalo a tu juventud. Tú tienes que ser feliz, porque Dios te ha dado la vida, tienes que estudiar, trabajar, ser solidario con los justos y agradecer al Señor por todos lo que te ha donado. No debes tener miedo. Cuando sucedan ciertas cosas piensa que esa es la medicina que sanará el espíritu del hombre”.

Así termina el encuentro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. También hoy el Cáliz descalzo ha buscado a sus hermanos sembrando en el corazón de los hombres gemas de Verdad. Muchos de ellos, maravillosas almas que Cristo ama ya están listas para forma una nueva arca.

Con Amor

Sonia alea

Nápoles 18/10/15

Video de la conferencia:
Capodimonte - Grand Hotel Capodimonte - 18-10-2015
http://www.unpuntoenelinfinito.com/multimedia/conferencias/7026-capodimonte-grand-hotel-capodimonte-18-10-2015-.html

Madonna di Mejougorie200aAVE MARÍA.
CUÁNTA BELLEZA EMANA TU ESPÍRITU DEL CUAL FLORECE LA VIDA MANIFESTÁNDOSE EN INFINITAS FORMAS Y SUSTANCIAS.
AVE MARÍA.
CUÁNTO AMOR CONTIENE TU CORAZÓN INMACULADO DE CUYO SENO HA NACIDO EL HIJO DEL HOMBRE QUE PERMITIÓ AL LOGOS SOLAR DE HACERSE CARNE Y SANGRE.
AVE MARÍA.
TU QUE HAS CONOCIDO LA SUPREMA ALEGRÍA DE SENTIR EN TU VIENTRE AL UNGIDO DEL PADRE, TU QUE HAS VIVIDO EL EXTREMO DOLOR DE VIVIR EL MARTIRIO DE TU HIJO VENIDO PARA SALVAR A LOS HOMBRES.
NO PERMITAS NUNCA QUE NUESTRA MANO DEJE LA TUYA.
AVE MARÍA.
PROTEGE NUESTROS ESPÍRITUS DE LA MIRADA DEL MALIGNO QUE ESTÁ ATENTO CUALQUIER DISTRACCIÓN, LÍMITE, O DEBILIDAD NUESTRAS Y SUSURRARNOS PALABRAS ENGAÑOSAS QUE PRETENDEN ALEJARNOS DE TI Y DE LA LUZ DE TU HIJO.
AVE MARÍA.
SOPLA EN NUESTROS CORAZONES EL PERFUME DE TU MATERNO AMOR DÁNDONOS LA GRACIA DE LA PACIENCIA Y DE LA HUMILDAD.
AVE MARÍA.
ENVUELVE EN TU CELESTE MANTO A LOS HIJOS SAGRADOS QUE NOS HAS CONFIADO PROTEGIÉNDOLOS DE LAS INSIDIAS DEL MUNDO.
DÓNANOS LA FUERZA DE LA FE CON EL FIN DE PODER DERROTAR A NUESTRO ANTIGUO ENEMIGO Y ALCANZAR VICTORIOSOS LA META FRENTE AL ESTANDARTE QUE TU HIJO JESÚS CRISTO ENALTECERÁ EN LA TIERRA, CUANDO DE INICIO AL ALBA DE LA NUEVA ERA.
AVE MARÍA.
MADRE NUESTRA.
QUE ASÍ SEA.
CON PROFUNDA DEVOCIÓN.
SONIA ALEA

15 de Agosto de 2015

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100