Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

tendere la manoDi Paolo Golinelli


Entré a formar parte de los voluntarios que se dedican a los últimos, a los de la calle, a los que cada uno de nosotros al menos una vez denigramos y despreciamos (porque apestan, porque son sucios, porque roban y no sirven para la sociedad) ya desde hace un año y medio


Somos un pequeño grupo de voluntarios, hermanos de la obra, unidos por el deseo de ser-vir al prójimo para sen-tir que él es parte de nosotros, un reflejo de nuestra propia conciencia y las leyes universales lo revelan, trayendo un sentido de gratitud, compasión y alegría en hacer lo que hacemos.
Esto no quiere decir que siempre sean rosas y flores, al contrario... muchas veces quedamos desanimados, ofendidos, incomprendidos por las respuestas o comportamientos de estos hermanos desfavorecidos, pero precisamente por eso sobrepasamos nuestro límite de percepción, de ver más allá de la forma, ver más allá de las emociones y pensamientos ordinarios... sí, ver con los ojos del alma, sin juzgar, sin apego al resultado y sin la necesidad de querer ser respetado.

Este es el verdadero trabajo interior que se necesita, que necesitamos, domar la personalidad para hacer emerger la esencia de nuestra alma, nuestros talentos, la puerta del corazón que se abre en el camino angosto.
Me doy cuenta entonces que por más mal que me puedan contestar o sin prisa, me están demostrando todo su dolor, soledad, rencor y miedo... es como si me dijeran: “ehh amigo me ves, estoy mal adentro, no logro decírtelo de otra forma, te ruego, escúchame, mírame, porque nadie quiere escucharme realmente, nadie se preocupa por mí, sabes... No me importa la comida, quiero que me consideres, quiero que me hables y me escuches aunque sea por 1 minuto".

Él, ellos soy yo, son mis partes heridas que llevo dentro, olvidadas, inauditas, sufriendo y cada vez que las observo a través de estos hermanos, me curo y me amo cada vez más, porque no se puede amar de verdad al prójimo si por primero, no te amas por completo, con todos tus defectos, debilidades y necesidades.
"No siempre es domingo" dicen, ¿verdad? De hecho, a veces el deseo de ir y hacer el servicio a los necesitados falla, al menos a mí, el cansancio, el frío, el calor, los compromisos de la vida me dan una razón para posponerlo para la próxima vez pero si puedo superar este engaño del ego, si puedo hacer este súper esfuerzo, entonces habré empujado mi límite más alto, habré disciplinado un poco más la personalidad y me habré identificado con quien realmente soy...!

Sí, la elección es solo mía, soy yo quien decido yacer en el cómodo estado de indolencia o escuchar con voluntad, fe y confianza a mi corazón, a mi alma que me susurra al oído. Toda oportunidad es buena para mejorar, si estuviéramos realmente atentos, despiertos, cada día habría muchas circunstancias en las que expresar lo mejor de nosotros pero no es así, pero podemos tomar nota y hacer lo posible para que ¡esto suceda!

Lo que quiero transmitir en realidad para aquellos que aún no lo han entendido o mejor lo han entendido con el corazón, es simplemente la verdad de las leyes. “es afuera, como es adentro”, la ley de la correspondencia, la voy comprendiendo cada día mejor.

Durante algunos años he estado estudiando las leyes cósmicas pero la experiencia es la única manera de tomar conciencia de sí mismo, el saber y el ser deben crecer de la mano, ahora entiendo esto como nunca antes.

Agradezco al Padre, a la Madre, a Cristo que albergan y vivifican mi alma en mí, agradezco esta oportunidad que me ha dado el cielo, que he buscado, agradezco a los hermanos que comparten conmigo la servicio de cercanía en todas las formas posibles, se va consolidando con ellos un vínculo anímico que va más allá de la amistad personal; cuando vuelvo a casa me digo: "¿pero por qué estaba tan cansado esta noche que no quería ir?", la respuesta siempre es: "no importa ahora estoy bien, me siento mejor, escuché mi corazón, hice algo realmente importante para mí y en consecuencia para las personas a las que me he dedicado, son el instrumento por el cual el padre quiere que yo sea en él”.

He escrito estas pocas líneas, para transmitir a mi conciencia en primer lugar lo que siento y vivo, luego para compartirlas con aquellos que quieran leerlas, para que entiendan cuánto podemos hacer realmente si solo aprovechamos cada oportunidad de ser lo mejor de nosotros, para manifestar los dones del padre que nos ha dado, para crecer en él, para llegar a ser como él, para que se convierta en "Yo soy el camino, la verdad"! Gracias vida!!
Un granito de arena llamado Paolo que el viento del tiempo se llevará pero lo que soy en realidad es inmortal, ¡conciencia!

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio



bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100

Suscríbase a nuestro boletín de noticias
Estoy de acuerdo con el términos y condiciones y el Política de privacidad